saltar al contenido
La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Declaración institucional del Parlamento de Galicia con motivo de la celebración, el 8 de abril, del Día Internacional del Pueblo Gitano

 
 
 
 
Con motivo del Día Internacional del Pueblo Gitano, 8 de abril, el Parlamento de Galicia quiere sumarse la esta celebración que recuerda el I Congreso gitano celebrado en Londres el 8 de abril de 1971, en el que se instituíron la bandera y el himno gitano.
 
En un proceso de avance en el necesario y justo reconocimiento institucional del pueblo gitano, estos símbolos podrán ser empleados protocolariamente en las conmemoraciones, actos y eventos institucionales relativos al pueblo gitano, puesto que el pasado 9 de marzo el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad una proposición no de ley por la que “el Congreso insta al Gobierno a declarar el 8 de abril como el Día del Pueblo Gitano, reconociendo la bandera azul y verde con una rueda roja de dieciséis radios y el Gelem Gelem como himno del pueblo gitano”.

Desde los poderes públicos debemos contribuir la ese reconocimiento institucional la una comunidad con una historia y cultura propias, asentada en España desde hay ya más de cinco siglos y que, con todo, sigue siendo la minoría más rechazada socialmente tanto en España como en Europa.
 
Este Día Internacional del Pueblo Gitano debe ser un día de celebración para los gitanos y gitanas, a lo que cada vez más debemos sumarnos las instituciones y el conjunto de la sociedad. ES un día para recordar la historia del pueblo gitano, su larga y penoso peregrinaje de expulsiones a lo largo de los siglos, un día para recordar las víctimas del genocidio nazi y de tantas persecuciones a lo largo de su historia.
 
Este 8 de abril es una oportunidad para reconocer la comunidad gitana como parte de nuestra ciudadanía, mostrar la realidad diversa y plural del pueblo gitano y poner en valor sus aportaciones a la construcción de nuestra sociedad.
 
A pesar de los avances que ya se han producido en las últimas décadas, la comunidad gitana sigue a sufrir unos niveles de pobreza y exclusión que revelan el gran boquete de desigualdad que les impide muchas veces el pleno ejercicio de sus derechos. Los elevados índices de fracaso escolar entre el alumnado gitano, las dificultades de las personas gitanas para acceder al comprado laboral y la situación de infravivienda de muchas familias lastran cualquier oportunidad de avance social.
 
A eso hay que sumar la mala imagen social de la comunidad gitana, basada en perjuicios y estereotipos muy arraigados en nuestra sociedad, que surgen muchas veces del profundo desconocimiento y que generan situaciones de rechazo y discriminación.
 
Los poderes públicos tenemos la responsabilidad de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos, también de los gitanos, poniendo en marcha las medidas necesarias para reducir las desigualdades sociales, combatir la discriminación y el antixitanismo y favorecer la participación activa de gitanos y gitanas en todos los ámbitos y espacios de nuestra sociedad.
 
El 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, es una buena ocasión para visibilizar la comunidad gitana y celebrar este día junto con nuestros conciudadanos gitanos y gitanas, y le pedimos al conjunto de la sociedad que se sume la esta conmemoración.

Imágenes relacionadas

saltar al pe de página