saltar al contenido
La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Comunicado de la CALRE con ocasión del Día de la Cooperación Europea

A propósito del Día de la Cooperación Europea, que hoy se celebra, la Conferencia de las Asambleas Legislativas Regionales de la Europa (CALRE) destaca la importancia fundamental de las relaciones descentralizadas entre los distintos territorios europeos para el proyecto europeo. A decir verdad,  constituyendo uno de los ejes fundamentales de la política de cohesión, los programas de cooperación territorial europea, conocidos cómo INTERREG, tienen, a lo largo de sus 28 años, contribuido de un modo decisivo para la unión entre todos los europeos y sus instituciones, estén ellos situados en regiones y ciudades de frontera entre Estados miembros, en los grandes espacios trasnacionales europeos o, mismo, en los más distantes y distintos territorios de la Unión Europea.
 
Además, los programas INTERREG, nos sus distintos ejes, han contribuido a diluir fronteras y aproximar los ciudadanos europeos alrededor de valores comunes, facilitando el reparto de ideas y de soluciones, incentivando la cooperación y la acción conjunta sobre objetivos estratégicos. El impulso dado a la cooperación territorial por la vía de un marco legal común, en el marco de los objetivos de la Unión Europea, y, principalmente, a través de la cofinanciación de los proyectos INTERREG, constituye, de igual modo, una concreción real y consecuente de los principios de la cohesión económica, social y territorial de la Unión Europea.
 
La CALRE defiende, en este contexto, que el desarrollo de proyectos de cooperación, identificando cuestiones e intereses comunes entre las distintas partes, así como soluciones partilladas y complementarias para desafíos similares en distintas entidades subnacionales, especialmente para las regiones, presenta un innegble valor añadido para la Unión Europea, que debe ser justamente enaltecido. En particular, la CALRE desea subrayar el valor añadido de las regiones y de la cooperación interrexional para conseguir una respuesta a los desafíos de las migraciones. Efectivamente, la integración de los llegados más recién a la Unión Europea debe tener una dimensión transfronteriza y territorial.
 
Por todo ello, en el año en que que comenzaron las discusiones para el presupuesto europeo plurianual y el cuadro de las políticas de la Unión más allá de 2010, la CALRE afirma que la cooperación territorial europea, a través de los programas INTERREG, ha sido y debe continuar a ser fundamental para la construcción de un espacio común europeo.
 
Constituyendo, indudablemente, una piedra angular de la integración, la Cooperación Territorial Europea deberá continuar a merecer una atención especial en el período tras 2020, con una estructura de continuidad, afectando los necesarios medios financieros y los instrumentos legales a su disposición, con la imprescindible simplificación de procedimientos y reglamentación.
 
La CALRE recuerda el trabajo desarrollado en este área por las regiones y, en especial, el papel preponderante que las regiones con poder legislativos tienen en ese contexto. Mayor capacidad de acción implica, de igual modo, mayor responsabilidad, nombradamente, en el aprovechamiento de los instrumentos disponibles y de presentación de resultados. La CALRE reafirma, así, la disponibilidad de sus regiones en participar activamente en las discusiones y estruturación de la futura política de cooperación territorial europea, comprometiéndose de igual modo a proseguir su participación activa e interesada nos programas INTERREG.
 
No obstante, es preciso señalar que, en la propuesta relativa a la noticia política de cohesión, no existe una referencia clara a la necesidad de prever una rúbrica dedicada a la financiación de las macroestratexias regionales de la UE. Las «macrorrexións» son un concepto estabelecido en la geografía económica y política, como también en la planificación espacial. Pueden abordar los desafíos comunes afrontados por un área geográfico delimitada relacionada con los Estados miembros y países terceros localizados en la mismo área geográfico, que así benefician de una cooperación reforzada que contribuye para los resultados de la cohesión económica, social y territorial. Las estrategias macrorrexionais de la UE constituyen un nuevo instrumento de gobernanza a varios niveles, proporcionando una oportunidad para nuevas reflexiones sobre los espacios territoriales, las oportunidades y desafíos en estos espacios y nuevas formas de intervención. La dimensión macrorrexional está íntimamente ligada a fenómenos que afectan la Unión en el suyo todo, como los flujos migratorios, la criminalidad organizada y el terrorismo trasnacional.
Este día, 21 de septiembre, la CALRE se asocia plenamente a la conmemoración del Día de la Cooperación Europea, consciente de la contribución fundamental de las políticas de cooperación de la Unión Europea para la concreción de la unidad europea, con respeto por su diversidad, y el objetivo de alcanzar un desarrollo global harmonioso de todos los territorios de la Unión Europea.
 
 

La presidenta de la Conferencia de las Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE)
21 de septiembre de 2018

Imágenes relacionadas

saltar al pe de página