La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Legisla con nosotros

Proyecto de ley de medidas fiscales y administrativas (10/PL-000002)

Proyecto de ley de medidas fiscales y administrativas

Opiniones

1 - Escrito por Carmen Zas Castro el 23/02/2017 18:14

En él presente trabajo vamos a elaborar una opinión acerca de la técnica normativa respeto de él Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación (10/PL-000002) tramitado por la vía de urgencia. Este proyecto de ley se estructura de la siguiente forma: título de la disposición; una parte expositiva denominada en este caso como "exposición de motivos"; una parte dispositiva compuesta por un total de 92 artículos, disposiciones adicionales, transitorias, derogatorias y finales y, en último lugar, esta disposición cuenta también con de los anexos. A continuación si procede al análisis pormenorizado de la estructura de él proyecto de ley: En primer lugar, esta disposición lleva por título "proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación". Este título nos permite identificar e interpretar la norma. Asimismo, él título también nos permite identificar él tipo de disposición de que se tratan y, concretamente, estamos ante un proyecto de ley, lo que quiere decir que la iniciativa legislativa lee corresponde al Consello da Xunta (anteproyecto de ley) y, tras la aprobación de él texto definitivo por él Consejo él día 2 de diciembre de 2016, si remitió al Parlamento, momento a raíz de él cual pasó a ser denominado como "proyecto de ley" (3 de diciembre de 2016). Una vez identificado él tipo de disposición, se deberá indicar él nombre de la misma, él cual también forma parte de él título. Así, tras leer proyecto de ley nos encontramos con él nombre "de medidas fiscales, administrativas y de ordenación". A través de él nombre se concreta él objeto de regulación de la disposición, así como su contenido en líneas generales, eres decir, permite hacerse una idea de lo que se vana la regular en la misma. En esta línea, considero que él nombre de la presente disposición eres claro, escueto y refleja con exactitud la materia que se vana a tratar y, además, en el incluye siglas ni abreviaturas que pudiesen dificultar su compresión. También conviene advertir, antes de entrar a valorar la parte expositiva, que este proyecto carece de índice por en el tratarse de una norma excesivamente compleja ni amplia. Así pues, considero que la extensión de la disposición eres razonable en atención al objeto que regula. En segundo lugar, nos encontramos con la parte expositiva que, en los proyectos de ley, se denomina con la expresión de exposición "de motivos". Esta expresión aparece recogida en él texto de manera expresa, centrada en él mismo y escrita en letras mayúsculas. La finalidad que cumple la parte expositiva eres describir él contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes, así como la competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicte. La su vez, sí fuese necesario, se resumirá brevemente él contenido de la disposición. Ahora bien, en este caso en el nos encontramos con un resumen tras él título sino que si procede directamente la la exposición de motivos. Esta exposición de motivos, al ser en cierto modo extensa, si encuentra dividida en de los partes numeradas a través de números romanos centrados en él texto.. Por un lado y en líneas generales, podemos decir que la parte I de la exposición de motivos presenta la disposición ante la que nos encontramos. Este proyecto eres, en definitiva, una ley de acompañamiento considerada por él Tribunal Constitucional en la sentencia 36/2013, de 14 de febrero, como una "ley común y cómo tal ley común puede entrar la regular cualquier materia en el expresamente asignada a otro tipo legislativo, y eres que, de él bloque de constitucionalidad en el se deriva ni impedimento alguno para que se puedan aprobar lo que califica como <>, ni exigencia de ninguna clase que imponga que cada materia deba ser objeto de uno proyecto independiente". Por lo tanto, se trata de una ley de acompañamiento que complementa en este caso a la Ley de Presupuestos Generales de la comunidad autónoma de Galicia para él cordero 2017. También se hace referencia al objeto de la disposición en la cual se contienen un conjunto de medidas fiscales, tributarias y administrativas, dentro de los diferentes ámbitos de la economía que, con vocación de permanencia en él tiempo, contribuyen la la consecución de determinados objetivos de orientación plurianual perseguidos por la Comunidad a través de la ejecución presupuestaria. Por otro lado, la parte II hace referencia la la estructura, la la forma en la que esta disposición se divide, así como la la principales medidas fiscales contenidas en los diferentes títulos de los que se compone; también hace referencia a la principales modificaciones introducidas como, por ejemplo, él tipo de gravamen de la parte variable en él caso de la aguas termales y marítimas dedicadas al uso terapéutico, se modifican también varios preceptos de la Ley 2/2015, de 29 de abril, de Empleo Público de Galicia... También se señala en esta segunda parte de la exposición la disposiciones con la que cuenta él proyecto que, concretamente, son seis disposiciones adicionales, de los disposiciones transitorias, tres disposiciones derogatorias y cinco finales. Finalmente, se deberá hacer referencia la la previa deliberación de él Consello da Xunta en su reunión, la cierra de aprobación. Él párrafo se cierra con una como e indicando en la parte inferior en mayúsculas la expresión "DISPONGO" seguida de de los puntos. Sin embargo en este caso en el se hace constar de tal manera. En tercer lugar, está la parte dispositiva formada por él articulado, la parte final y de los anexos. La parte dispositiva se ordenará internamente según proceda. En él caso que en los concierte, la disposición en el diferencia la disposiciones generales, de la parte sustantiva ni de la parte procedimental, debido la que esta disposición se limita a modificar en concreto aspectos de otras normas. En cambio, sí que aparecen diferenciadas la parte final y los anexos. Él articulado eres la unidad básica de toda disposición normativa y se puede dividir en libros, títulos, capítulos, secciones el subsecciones. En el debiendo pasar de una unidad de división a otra omitiendo alguna intermedia con ciertas excepciones en él caso de la secciones. En la disposición que estamos analizando, él articulado se estructura en cuatro Títulos en los cuales se regulan diferentes aspectos objeto de modificación: Él Título I relativo a medidas "fiscales" se encuentra dividido en de los capítulos, él primero dedicado a los tributos cedidos, y él segundo dedicado a los tributos propios. En líneas generales, este título respeta él bloque de constitucionalidad y la competencias normativas autonómicas en materia de tributos cedidos en virtud de la Ley Orgánica 8/1980 y de la Ley 22/2009. Él Título II relativo a medidas "administrativas". Este título consta de nueves capítulos dedicados, respectivamente, la la función pública, régimen financiero, procedimiento administrativo, economía e industria, agricultura, innovación, mar y servicios sociales. En el obstante, cabe destacar en relación con este Título II que en la Exposición de motivos cuando se concreta la estructura de esta disposición en el se hace referencia al capítulo IV relativo a la vivienda. Este título se centra fundamentalmente en la modificación de la Ley 2/2015, de 29 abril, de empleo público de Galicia y de la ley 1/2012, de 29 de febrero, de medidas temporales en determinadas materias de empleo público de la comunidad autónoma de Galicia. Él Título III relativo a la "ordenación de él sistema de transporte público regular de viajeros". Este título se encuentra dividido en cuatro capítulos relativos, respectivamente, al objeto y régimen de competencias, transporte público regular de uso general, integración y coordinación de servicios en una red de transporte integrada y al régimen económico y tarifario de los servicios de transporte. Él Título IV relativo a medidas "provisionales de ordenación urbanística". Este título consta de de los capítulos, él primero de ellos dedicado a la disposiciones generales y él según al procedimiento de aprobación de él instrumento de planificación. En relación con este último título resulta chocante que mientras que en la exposición de motivos se habla de una disposición que contiene normas con vocación de permanencia, en este título se utiliza la expresión de medidas provisionales. En este caso, cada capítulo regula unas materias en concreto por lo que tienen un contenido materialmente homogéneo. Los capítulos deben separarse mediante él empleo de números romanos y deben llevar título, tal y como ocurre en él caso que estamos analizando. Por lo que se refiere al articulado, la la hora de redactar un artículo se deben tener en cuenta una serie de reglas básicas: un artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. Lo que se pretende eres que los artículos recojan únicamente él contenido normativo, dado que la motivaciones, explicaciones el antecedentes deberán hacerse constar en la exposición de motivos. De igual modo, la la hora de redactar un artículo se deben evitar expresiones abiertas lo indeterminadas ya que la mismas provocan una cierta inseguridad jurídica en contra de lo dispuesto en él artículo 9.3 de la CE. Cada artículo vana acompañado de un título en él que se concreta la materia a la que se refiere, y en la línea inferior se recoge él contenido de los mismos. En cada artículo se debe recoger un precepto, un mandato, una instrucción lo una regla lo, en su caso, más de una siempre que respondan la una misma unidad temática. En esta disposición también nos encontramos con artículos que regulan materias más complejas y que, a consecuencia de ello, si encuentran divididos en números. Ahora bien, a pesar de ello se debe evitar que los artículos sean excesivamente anchos. Aunque con carácter general esta regla sí que viene siendo respetada por la presente disposición, eres cierto que también nos encontramos con algunas excepciones como ocurre, por ejemplo, con él artículo 3 que consta de un total de 43 páginas lo él artículo 64. Por ello, desde mi punto de vista, en este proyecto se contienen artículos en los que, en el suelo se regula una materia que per se eres compleja, sino que la mayores en algunos casos se hace de una manera densa y poco clara. Siguiendo con esta idea de la claridad en él articulado, la técnica normativa sugiere que los artículos en el contengan más de cuatro números pero en este proyecto nos encontramos con varios artículos con más números. Un claro ejemplo de ello eres él artículo 27 compuesto por siete lo incluso él artículo 68 compuesto por ocho números. Por lo que se refiere la la parte final, si encuentra estructurada siguiendo él siguiente orden: seis disposiciones adicionales, de los disposiciones transitorias, tres disposiciones derogatorias y cinco disposiciones finales. En esta parte final se recogen preceptos adicionales, fundamentalmente de carácter organizativo que en el se deben incluir en la parte dedicada al articulado. La disposiciones adicionales regulan, entre otros aspectos, los regímenes jurídicos especiales que en el puedan situarse en él articulado como son, por ejemplo, la excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma lo de alguno de sus preceptos. La disposiciones transitorias facilitan él tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación. La disposiciones derogatorias contienen, como su propio nombre indica, la cláusulas de derogación de él derecho vigente, debiendo ser precisas y expresas, evitando la supervivencia en él ordenamiento jurídico de diversas normas con él mismo ámbito de aplicación. La disposiciones finales incluyen los preceptos que modifiquen él derecho vigente. Desde mi punto de vista, analizando estas disposiciones, considero que la tercera disposición adicional debería incluirse dentro de él apartado de disposiciones transitorias ya que la disposiciones adicionales deben centrarse en él aspecto territorial, personal, económico y procesal, y en el en él temporal. En relación con la disposiciones derogatorias, la cláusula general de salvaguarda recogida en la primera <> debería incluirse al final, cerrando la lista. Asimismo, y también en relación con la disposiciones derogatorias, en el se recoge en este caso una redacción cronológica correcta de la disposiciones derogadas pues se debería iniciar con la derogación de la Ley 10/1983, seguida de él Decreto 149/2008 y, finalmente, él artículo 86 de la Ley 12/2014. En quinto y último lugar, él proyecto cuenta con de los anexos que aparecen numerados con números romanos. En relación con los mismos, considero que en ellos deberían haberse incluido la tablas y gráficos que se recogen en él articulado, ya que de este modo se hubiese evitado la dificultad que presentan algunos artículos la la hora de su lectura y comprensión. También en relación con los anexos, sus divisiones en el se realizan de igual modo que en él caso de él articulado sino que en él Anexo I se utilizan números romanos para su separación mientras que en él Anexo II se utilizan cardinales arábigos. Como conclusión, eres adecuado reiterar lo dispuesto por él Tribunal Constitucional en la sentencia 36/2013, de 14 de febrero, según la cual "la ley de acompañamiento puede entrar la regular cualquier materia en el expresamente asignada a otro tipo legislativo (...) dado que la fórmulas de manifestarse la voluntad de la Cámaras suelo tendrán un carácter limitado cuando así se derive de él propio texto constitucional". Y, en consecuencia, se dispone que "tampoco existe en la Constitución precepto alguno, expreso el implícito, que impida que la leyes tengan un contenido heterogéneo". En esta sentencia él Tribunal Constitucional también destaca, en relación con la cuestión de la seguridad jurídica de este tipo de normas, que la mismas en el suponen un vicio susceptible de afectar la la seguridad jurídica, ya que la leyes de acompañamiento tienen un objeto que, aunque heterogéneo, está perfectamente delimitado en él momento de presentación de él proyecto. Por todo lo expuesto anteriormente, considero que la técnica normativa de esta ley de acompañamiento ha sido respetada en gran medida, siendo en su generalidad una ley clara, sencilla y precisa que utiliza un léxico común facilitando su comprensión.

2 - Escrito por Elena Álvarez Martínez el 03/03/2017 11:27

El siguiente trabajo consiste en un comentario sobre la técnica normativa en el Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación. Hay que tener en cuenta que una buena técnica legislativa es sinónimo de seguridad jurídica y coherencia interna del ordenamiento jurídico, por lo que no es algo que se haya que tomar la ligera. La presente norma fue tramitada mediante el procedimiento de urgencia. Puede tramitarse por dicho procedimiento, tal es cómo establecen los artículos 98 y 99 del Reglamento del Parlamento de Galicia, por petición de la Xunta de Galicia, entre otros, y acuerdo de la Mesa del Parlamento, reduciéndose así los plazos comunes a la mitad. En el análisis de esta norma comenzaremos por su estructura, que debe ser la siguiente: Título de la disposición, parte expositiva y parte dispositiva. En este caso, no es una excepción y la estructura sigue el esquema establecido. El título forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita. El título de la disposición que estamos analizando es “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. El título se componen de tres elementos: Identificación de la norma, nombre de la norma y fecha de publicación. En este caso identificamos la norma como un proyecto de ley. ES denominado “proyecto de ley” porque ya fue aprobado por el Consello da Xunta para su remisión al Parlamento de Galicia, sino se denominaría “anteproyecto de ley”. Los proyectos de ley son iniciativas gubernamentales, es decir, proyectos en las que la iniciativa proveen de la Xunta de Galicia. Tras identificar la norma, debemos analizar el nombre, que también forma parte del título. El nombre en este caso es “medidas fiscales, administrativas y de ordenación” e indica, de forma muy sucinta, el objeto de la disposición y su contenido esencial. Este tipo de normas son conocidas como “Leis de acompañamiento” es consisten en uno conjunto de normas con rango de ley que recogen una serie de medidas referentes a aspectos tributarios, de gestión económica y de acción administrativa y que complementan a los Presupuestos Generales, debido a las limitaciones materiales de estas últimas. En este caso, este proyecto de ley “acompaña” al Proyecto de ley de presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. El Tribunal Constitucional en la STC 36/2013, del 14 de febrero estableció que, a pesar de que dichas normas pueden ser criticadas en el relativo a la técnica legislativa, son correctas desde el punto de vista de su constitucionalidad, pues no existe ningún impedimento para la tramitación conjunta en un so procedimiento de multitud de medidas de carácter heterogéneo. Respeto al número y a la fecha, como aún se trataba de un proyecto de ley, no contaba de dicho elemento. Actualmente, como ya fue aprobada en el Pleno celebrado el día 8 de febrero, su título se modificó la “Ley 2/2017, del 8 de febrero, de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. El siguiente elemento que se puede encontrar en una norma es el índice, que debe ir colocado después del título y siempre antes de la parte expositiva. La inclusión de un índice es potestativa y en este caso el legislador optó por no incorporarlo, aunque en mi opinión se trata de una norma lo suficientemente extensa para que la elección de incluir uno fuera aconsejable. Seguidamente encontramos la parte expositiva, que nos proyectos de ley se denomina “exposición de motivos”. En este caso, la nomenclatura usada por el legislador se ajusta al correcto, pues, tras el título, la norma la encabezan la expresión “Exposición de motivos”. Centrándonos en la estructura de la exposición de motivos, debido la longitud de la norma, encontramos la existencia de dos apartados claramente diferenciados (por una parte, el apartado I, lo cual justifica la utilización de la ley de acompañamiento y por otra, el apartado II, lo cual realiza un breve resumen de los distintos apartados que componen la norma). Por el expuesto, el texto se divide en dos partes diferenciadas, numeradas con números romanos centrados en el texto, es decir, de forma correcta tal y como establece el Acuerdo del 30 de octubre de 2014 por el que se aprueban las directrices de técnica normativa. La exposición de motivos debe recoger los aspectos más importantes de la tramitación (consultas efectuadas, informes emitidos, audiencias de las entidades y sectores afectados…) y le está vetado el contenido normativo. En la presente, únicamente se hace una breve explicación de la legalidad de la ley de acompañamiento, una sucinta explicación de los motivos del uso de la misma y un resumen de la estructura de dicha disposición. En el relativo a los aspectos más importantes de la tramitación, las referencias son casi nulas. La no aparición de la referencia al dictamen del Consejo Económico y Social de Galicia se debe la que, no es preceptivo este al no tratarse de una materia socieconómica directamente vinculada al desarrollo económico y social de Galicia y, además, se trata de una ley complementaria a la ley de presupuestos, la cual está excluida de la preceptividade de la consulta. Debido a esto, la Consejería de Hacienda optó por no solicitar dicho dictamen. El que sí es un error, en mi opinión, es que no se haga referencia en la exposición de motivos al preceptivo informe sobre impacto de género, a pesar de haberse realizado. Además esta ley no siempre cumple el deber de eliminar el sexismo de sus preceptos, tal y como establece el Decreto legislativo 2/2015, del 12 de febrero, por lo que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de igualdad. Un ejemplo de lenguaje sexista en la presente sería el artículo 78.2 “a favor de los estudiantes, trabajadores…”, pues debería utilizar un lenguaje inclusiva, tal que “a favor del estudantado, de los trabajadores y de las trabajadoras…”; otro ejemplo sería el artículo 82.4.b) que utiliza el término “jubilados” puidendo ser sustituido por “personas jubiladas”. Respeto aparte dispositiva, esta acostumbra a ordenarse en disposiciones generales, parte substantiva, parte procedimental, parte final y anexos. En este caso, no se sigue totalmente esta estructura, pues al tratarse de una ley que se limita a modificar algunos artículos de diferentes normas, no podemos encontrar unas disposiciones generales claramente diferenciadas ni una parte procedimental, aunque sí podemos encontrar una parte final (disposiciones adicionales, disposiciones transitorias, disposiciones derrogatorias y disposiciones últimas) y dos anexos. En el relativo la estructura del articulado, este puede dividirse, y se divide en: Títulos, capítulos, secciones y artículos. En este caso no aparece ningún libro, pues estos so sonido necesarios cuando estemos ante leyes muy extensas. Respeto a los títulos, encontramos cuatro, ya que existen cuatro partes claramente diferenciadas, las cales deben ir, y van, numerados con números romanos. Centrándonos en el Título I, relativo la medidas fiscales, este título se ajusta perfectamente a la legalidad, pues se trata de una norma con rango de ley, tal y como exige la Constitución en su artículo 31 a las normas que regulan cañones y tributos, y además, encaja en las competencias de la Comunidad Autónoma de Galicia, tanto en materia de tributos cedidos cómo propios. La siguiente división que se puede usar, y que utiliza este proyecto de ley, son los capítulos; en este caso existen: Dos capítulos en el Título I, nueve capítulos en el Título II, cuatro capítulos en el Título III y dos capítulos en el Título IV. Respeto a estructura de los capítulos estos deben ser numerados con números romanos y llevar un título, requisitos que se cumplen de forma correcta. En el relativo las secciones, no es obligatorio que aparezcan en todos los capítulos, así, por ejemplo, en el Título I no aparece ninguna sección, y, en cambio, en el Título II, Capítulo II aparecen dos secciones (“Tesoro” y “Gestión presupuestaria”). Las secciones numéranse con números arábigos en femenino y deberán llevar un título, por el que en esta ley está escrito de forma correcta. Siguiendo la orden de divisiones encontramos las “subseccións”, las cuáles son potestativas, y en este caso no contamos con ninguna. A continuación encontramos los artículos, las cales deben llevar un título o epígrafe que indique concisamente el contenido o la materia a la que se refieren, las cales no pueden repetirse en una misma disposición. En este caso, la estructura es correcta, pues todos los artículos del proyecto de ley cuentan con un título y ninguno se repite. Asimismo, la información de los artículos está ordenada de forma lógica estando la idea central en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios para expresar las especificaciones que procedan (por ejemplo el artículo 37). Otra de las reglas para una correcta técnica normativa es que los artículos no deben ser excesivamente largos. En este caso hay que destacar el artículo 3 relativo las tasas que, en mi opinión, es desmesuradamente extenso lo que dificulta su comprensión. Respeto al artículo 11, creo que parte de su contenido podría estar en anexos, pues hace una relación detallada de la equivalencia de titulaciones para los efectos del acceso a los cuerpos y escalas del personal funcionario, la cual podría tener mejor cabida en un anexo. El mismo ocurre con los artículos 3, 9 y 10, que se limitan a incluir diversas tablas y fórmulas que igual tendrían un mejor lugar en diferentes anexos. Siguiendo con la idea de la claridad del articulado, es recomendable que los artículos no contengan más de cuatro números, pero en este proyecto de ley nos encontramos artículos mucho más extensos, como por ejemplo los artículos 50 y 68 que contienen 8 apartados cada uno. Los artículos están numerados con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta el 92, en orden correlativa y serie única, sin alterar ni interrumpir la numeración en ningún caso. Hay que destacar que en la ley finalmente aprobada el 8 febrero de 2017 se añadió un artículo más, el 18, contando así la norma final con 93 artículos. El contenido del artículo está puesto en la línea inferior a su título, en minúscula, salvo la mayúscula inicial y las que procedan ortograficamente, sin gruesa, ni subrayado ni cursiva. Es decir, todo sigue las reglas de técnica normativa. En el relativo a parte final de la ley, esta consta de: Seis disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias, tres disposiciones derrogatorias y cuatro disposiciones últimas. En las disposiciones adicionales, las cuales deben aparecer y aparecen en primer lugar, se regulan los regímenes jurídicos especiales que no puedan situarse en el articulado, así como las excepciones de diversos artículos y preceptos residuales que por su naturaleza y contenido no tengan acomodo en ninguna otra parte del texto de la norma. Las disposiciones transitorias, por el contrario, tienen como finalidad facilitar el tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación. Tanto la primera disposición transitoria de esta norma como la segunda cumplen esa función, asimismo ambas evitan fórmulas imprecisas. La primera establece el momento de entrada en vigor de la norma para lo personal funcionario que ocupe puestos de trabajo de letrado en el Consello Consultivo de Galicia y la segunda atribuye a la persona titular de la Consejería de Hacienda las funciones que se le atribuyen al titular de la Consejera de Presidencia, Administraciones Públicas y Justicia en relación a la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia. Siguiendo la orden, las disposiciones derrogatorias existentes cumplen su función, es decir, derogar el derecho vigente, las cuáles son precisas y expresas. Asimismo, en la disposición derrogatoria primera, en el segundo párrafo, se recoge la cláusula general “Quedan derogadas las demás disposiciones de igual o inferior rango que se opongan al establecido en la presente ley”, lo cual ayuda a proteger la seguridad jurídica. A pesar del expresado, dicta cláusula debería estar incluida en una cuarta disposición y no en la primera, puesto que el recogido en el primero y segundo párrafo carece de relación y que dicta cláusula de salvaguarda debe incluirse cerrando la lista. Para finalizar, las disposiciones últimas que encontramos en esta normal tienen como finalidad modificar el derecho vigente, cuando la modificación no sea objeto principal de la disposición. En el presente proyecto de ley, a pesar de que está compuesto por normas muy heterogéneas, es necesaria la utilización de este mecanismo pues las tres de las cuatro disposiciones no tendrían cabida en ninguno de los títulos que componen la norma (Título I “Medidas fiscales”, Título II “Medidas administrativas", Título III “Ordenación del sistema de transporte público regular de viajeros” y Título IV “Medidas provisionales de ordenación urbanística”). Especifiqué tres de cuatro porque considero que la Disposición última cuarta debería incluirse en el Título IV pues modifica la Ley 2/2016, del 10 de febrero del suelo de Galicia, ya que se trata de una materia directamente relacionada con la ordenación urbanística. Los anexos, que se sitúan a continuación del espacios en blanco correspondes a la fecha y a la firma, deben ir numerado con números romanos (en este caso Anexo I y Anexo II). En la parte dispositiva debe hacerse referencia la existencia de tales anexos (en el presente texto en el artículo 69 se hace referencia al Anexo I y en el artículo 71 al Anexo II). En el relativo al contenido, el Anexo I recoge una relación de la cofinanciación de las escuelas infantiles y centros de día, así como los conceptos incluidos en el mantenimiento de los centros, por lo que podemos concluir que su contenido es el adecuado a su finalidad. El Anexo II hace una relación de definiciones y clasificaciones de los servicios de transporte, por lo que su contenido también es acomodado. En este proyecto de ley también hay remisiones normativas la otras normas. Para realizar una correcta remisión normativa hay que indicar que esta lo es, precisar su objeto con expresión de la materia, la norma a la cual remite y el alcance. Un ejemplo en este proyecto de ley es el artículo 27.6, lo cual utiliza de forma correcta la expresión “sin perjuicio del dispuesto…” e identifica de forma concreta la que ley hace referencia. A pesar de esto, en mi opinión, en el artículo 26.6 in fallezca debería indicarse concretamente que artículo de la Ley 58/2003, del 17 de diciembre, general tributaria se ve afectado, pues la utilización de fórmulas vagas que remiten a toda la normativa no es muy recomendable atendiendo a la seguridad jurídica. En el relativo al régimen de citas, como regla general, debe usarse la cita corta y decreciente, pero cuando se trata de identificar preceptos que se van a modificar, podrá extraerse de la cita decreciente el precepto exacto que sufre la modificación. En este proyecto de ley encontramos numerosas muestras de esto último, como por ejemplo el artículo 3 “Se modifica la letra c) de la alínea 2 del artículo 40, «Bonificaciones y exenciones», que queda redactada como sigue:” o el artículo 6 “Se modifica la alínea 2 del artículo 96 de la Ley 2/2015, del 29 de abril, del empleo público de Galicia, que queda redactada como sigue:”. Asimismo, las citan deben incluir el título completo de la norma, tal y como está escrito en el artículo 6 ya citado o en el artículo 16 “Ley 16/2010, del 17 de diciembre, de organización y funcionamiento de la Administración general y del sector público autonómico de Galicia. Además, como ya se indicó, se trata de un proyecto de ley que modifica distintas normas, concretamente, un total de veintiuna. Debido a esto, tiene que expresar con claridad y precisión los datos de la parte que modifica y el tipo de modificación realizada. Encontramos numerosos artículos (la mayoría) que dan una nueva redacción a distintos preceptos (artículos 4, 5, 6, 57, 59, 60, etc.). Asimismo, encontramos algunos artículos que añaden nuevos apartados (artículos 1.2, 12, 14, 24…). Por último, en esta norma, también podemos encontrar artículos que suprimen otros preceptos (artículos 1.1, 57, etcétera). Para finalizar, quiero dar mi opinión sobre dos puntos bastante polémicos de este proyecto de ley: La utilización de la ley de acompañamiento y del procedimiento de urgencia. Sobre la utilización de la vulgarmente denominada ley de acompañamiento quiero mostrar mi desacuerdo. Uno de los principios básicos para una buena técnica normativa es que, en una misma ley, debe regularse un único objeto con fines de evitar la dispersión normativa. Asimismo, deben evitarse las modificaciones múltiples ya que alteran el principio de división material del ordenamiento y perjudican el conocimiento y localización de las disposiciones. En este caso se modificó ate veintiuna normas, lo cual me parece un exceso, a pesar de la STC 36/2013, del 14 de febrero que no lo considera así. Además, el legislador no sólo optó por incluir una reforma múltiple que, como ya indiqué, no me parece adecuada, sino que además tramitó el presente proyecto de ley por el procedimiento de urgencia. Me parece una reforma lo suficientemente compleja por la cantidad de temas que abarca, así como trascendental para la ciudadanía gallega, pues no olvidemos que trata temas fiscales y administrativos, como para dar tan poco margen a los colectivos afectados y a los grupos parlamentarios para estudiarlo y mostrar su opinión meditada e informada. Por el explicado, considero que debería, como mínimo, tramitarse mediante el procedimiento común para que la técnica legislativa no se vea afectada, recalcando que es so una opinión y que los trámites se hicieron dentro de la legalidad. Por todo el expuesto, puedo concluir que en general este proyecto de ley se ajusta a la técnica jurídica y normativa que disponen las resoluciones aprobadas al efecto, sin perjuicio de las observaciones y recomendaciones realizadas.

3 - Escrito por Laura Herrera de la Silva el 08/03/2017 20:04

En el presente trabajo vamos a analizar el Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación; tramitado por el Parlamento de Galicia por el procedimiento de urgencia y aprobado por el Consello da Xunta de Galicia el día 2 de diciembre de 2016, y que tuvo entrada en el Registro del Parlamento de Galicia el día 3 de diciembre de 2016 (núm.de registro 1969). La Mesa del Parlamento, oída la Xunta de Portavoces, en la reunión del día 3 de diciembre de 2016, acordó, al amparo del dispuesto en el artículo 111.2 del Reglamento, la tramitación del proyecto de ley, su asignación a la Comisión 3ª, Economía, Facenda e Orzamentos, y su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Galicia. Este proyecto de ley se estructura de la siguiente manera: título de la disposición, parte expositiva y parte dispositiva, en la cual se incluyen el articulado, la parte final y, en este caso, dos anexos. Más minuciosamente, en primer lugar, esta disposición tiene por título “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”; el título forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita. El título se inicia siempre con la identificación del tipo de disposición. La iniciativa legislativa le corresponde al Consello da Xunta (el texto se denominará “anteproyecto de ley”) y, cuando el Consello da Xunta apruebe el texto definitivo para su remisión al Parlamento, pasará a denominarse “proyecto de ley”. Una vez indicado el tipo de la disposición, nos encontramos con el nombre de la misma “de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. El nombre indica el objeto de la disposición y su contenido esencial, de suerte que permita hacerse una idea de su contenido y diferenciarlo del de cualquiera otra disposición. Su redacción debe ser clara y escueta, sin inclusión de descripciones propias de la parte dispositiva; por el expuesto, considero que el nombre de la presente disposición contiene todos los requisitos ya expresados, y cumple su función de reflejar con exactitud y precisión a materia regulada. Antes de analizar en profundidad a parte expositiva, tenemos que hacer una mención al índice inexistente de esta norma; personalmente, considero que esta norma es excesivamente amplia y lo suficientemente compleja como para carecer de índice. A continuación, nos encontramos con la parte expositiva, la cual, en los proyectos de ley recibe el nombre de “exposición de motivos”, y se debe insertar así, colocando la citada expresión centrada en el texto y escritura con letras mayúsculas. La función de la parte expositiva es la de describir el contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes y las competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención al incidente que pueda tener en la normativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. La exposición de motivos de esta norma se encuentra dividida en dos apartados, que se identifican con números romanos centrados en el texto; el que ven decir esta exposición de motivos es que esta norma es una ley de acompañamiento que completa a la Ley de Presupuestos Generales de la comunidad autónoma de Galicia para el año 2017. También se hace referencia a la estructura de la norma, en el tocante a los títulos en los que se divide a misma así como las principales modificaciones introducidas, como por ejemplo, varios preceptos la Ley 2/2015, del 29 de abril, de Empleo Público de Galicia, o la propia disposición adicional primera de la norma, que se modifica para incorporar que, cuando se toma cómo referencia del desfrute de los permisos por localidad, esta venga referida al tenérmelo municipal de residencia del personal funcionario. También se señalan las disposición con las que cuenta el proyecto de ley, que concretamente son seis disposiciones adicionales, tres derrogatorias y cinco finales. Finalmente, se hace una alusión al dictamen del Consello Consultivo de Galicia y a la deliberación previa del Consello da Xunta y, on line inferior, debería se colocará, centrada y con mayúsculas, la la palabra “DISPONGO”, seguida de dos puntos, pero en este caso no se produce. En el tocante aparte dispositiva, esta norma se limita a modificar aspectos concretos de otras normas, por lo que no se establece una diferenciación entre la parte substantiva y la procedimental de la disposición. Centrándonos ya en la parte dispositiva de la norma, debemos hacer mención al articulado, aparte final y a los anexos. El articulado es la unidad básica de toda disposición normativa, por lo que esta división debe aparecer siempre, cualquier que sea la extensión to texto; se puede dividir en libros, título, capítulos, secciones y subseccións. En el proyecto de ley que estamos analizando, el articulado se estructura en cuatro títulos: el primero habla sobre las medidas fiscales y se encuentra dividido en dos capítulos; el segundo título habla sobre medidas administrativas y está compuesto por nueve capítulos; el tercero título habla sobre la ordenación del sistema de transporte público regular de pasajeros y se encuentra dividido en cuatro capítulos; el cuarto capítulo habla sobre las medidas provisionales de ordenación urbanística y consta de dos capítulos. El título deberá ir numerado con números romanos, excepto lo dispuesto para las disposiciones generales (las cuáles se situarán en un título preliminar, si la disposición se divide en títulos), y debe llevar nombre o título. La división en capítulos no es obligada, sino que debe hacerse solamente por razón sistemáticas y no la causa de la extensión del proyecto de disposición. Los capítulos deben tener un contenido materialmente homogéneo, numeraranse con números romanos y deben llevar título, tal y como ocurre en el caso que estamos analizando. El articulado en este caso, está compuesto por un total de 92 artículos. Los criterios básicos en la redacción de un artículo son los siguientes: cada artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. La información de los artículos se ordenará de forma lógica, esto es, la idea central se indicará en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios para expresar las especificaciones que procedan. Debe procurarse que el artículo constituya una unidad de sentido completa, de manera que para comprenderlo no sea necesario recurrir al artículo anterior ni al posterior. Deben dotarse los artículos de contenido normativo, obviando motivaciones o explicaciones cuyo lugar acomodado es la parte expositiva de la disposición. Tampoco deben contener deseos, intenciones, declaraciones ni planteamientos innecesarias o carentes de sentido. Los artículos deben numerarse con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta lo que corresponda. El contenido del artículo se pondrá en la línea inferior a su título, en minúscula, salvo la mayúscula inicial y las que procedan ortograficamente, sin gruesa, ni subrayado ni cursiva. Los artículos no deben ser excesivamente largos; cada artículo debe contener un precepto, un mandato, una instrucción o una regla, o más de un/de una, siempre que respondan a una mesa unidad temática. Esta regla se ven respetada con carácter general, aunque debemos mencionar ciertas excepciones, como la del artículo tres, que consta de un total de 43 páginas. También mencionar que no es conveniente que los artículos tengan más de cuatro números, ya que el exceso de subdivisións dificulta la comprensión; sin embargo, en este proyecto de ley, nos encontramos con varios artículos que no cumplen esta regla, como el artículo 68, compuesto por ocho números. Por el que se refiere aparte final, esta encontrara dividida en: seis disposiciones adicionales, dos transitorias, tres derrogatorias y cinco finales. Aquí se recogen preceptos adicionales de carácter organizativo que no se deben incluir en la parte del articulado. Las disposiciones adicionales regulan los regímenes jurídicos especiales (excepciones, reservas a la aplicación de la norma...); las transitorias facilitan el tránsito régimen jurídico previsto por la nueva regulación; las derrogatorias contienen cláusulas de derogación del derecho vigente, evitando la supervivencia en el ordenamiento jurídico de ciertas normas con el mismo ámbito de aplicación; y las finales, incluyen los preceptos que modifican el derecho vigente. Después de este análisis de las disposiciones debo decir que, en mi opinión, en relación con las disposiciones derrogatorias, la cláusula general de salvaguarda recogida en el primero párrafo debería incluirse al final, cerrando la lista. La mayores, este proyecto de ley consta de dos anexos que aparecer numerados con números romanos, y considero que este anexos deberían incluirse en las tablas y gráficos que se recogen en el articulado. Como conclusión final, debo decir que este proyecto de ley es bastante interesante porque, con él, se produce la modificación de 21 normas y, además, está tramitado de urgencia; tal y como aparece recogido en los artículos 98 y 99 del Reglamento del Parlamento de Galicia, en su Título VI, la declaración de urgencia puede iniciarse por parte de la Xunta de Galicia, de dos grupos parlamentarios o de una quinta parte de los diputados. Como valoración general, opino que este proyecto de ley, analizado desde la perspectiva de la técnica normativa, es en su generalidad, bastante claro y preciso, utilizando un léxico común, lo que facilita su comprensión para lo ciudadano gallego común; sin embargo, la carencia de un índice y la redacción demasiado extensa de determinados artículos, propician que se emplee el término “en general” en lugar de “en su totalidad” en el tocante a la valoración de la técnica normativa en este proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación.

4 - Escrito por María Curar Cansino el 22/03/2017 20:17

Se procede a analizar la técnica normativa del Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación que se formula cómo complementaria a la Ley de presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. En el que respeta la naturaleza de las leyes de acompañamiento, el Tribunal Constitucional en la sentencia 36/2013 de 14 de febrero en su Fundamento Jurídico 2º entiende que al ser una ley común puede entrar la regular cualquier materia no asignada la otro tipo legislativo, del mismo modo expone, en relación con el caso concreto que nos ocupa, que “la formas de manifestarse la voluntad de la Cámaras sólo tendrán un carácter limitado cuando así se derive de él propio texto constitucional”. En el referente al carácter heterogéneo de las medidas normativas que se incluyen dentro del proyecto de ley y a la crítica doutrinal existente en relación con la afectación o merma de la seguridad jurídica, el Tribunal Constitucional en la sentencia 36/2013 en su Fundamento Jurídico 3º dictamina que el objeto “heterogéneo” de las leyes de acompañamiento no afecta al principio de seguridad jurídica ya que se encuentra limitado desde el momento de presentación del proyecto y, de todos modos, no existe ningún precepto en nuestra Constitución que impida el contenido heterogéneo de las leyes. Asimismo, deberá descartarse también la limitación en cuanto a su uso o contenido ya que “la Constitución en el prevé que él principio de competencia el especialidad obligue la que sólo puedan aprobarse constitucionalmente normas homogéneas que se refieran la una materia concreta”. Esto puede ser señal de una deficiente técnica legislativa, pero no supone una infracción de la Constitución. En consecuencia, y como resalta el Tribunal Constitucional, no existe limitación constitucional alguna que impida la incorporación a uno solo texto legislativo, para su tramitación conjunta en un sólo procedimiento, de multitud de medidas normativas de carácter heterogéneo. Las ideas que de aquí se extraen han sido su vez recogidos en el artículo 129 de la Ley 39/2015 la hora de describir los Principios rectores de la buena regulación para el Estado. La tramitación por la que se llevó a cabo el Proyecto de ley sobre medidas fiscales, administrativas y de ordenación, del cual estamos hablando, fue impulsada por el Parlamento de Galicia que comenzó el procedimiento de urgencia reduciendo así los plazos comunes a la mitad, fue aprobado por el Consello da Xunta de Galicia el día 2 de diciembre de 2016 y tuvo su correspondiente entrada en el Registro del Parlamento de Galicia el día 3 de diciembre de 2016. Una vez realizados los citados trámites a Mesa del Parlamento, tras escuchar a la Xunta de Portavoces, acordó la tramitación del proyecto de ley (al amparo del artículo 111.2 del Reglamento del Parlamento de Galicia) en una reunión realizada el día 3 de diciembre de 2016 y su asignación a la Comisión permanente 3ª de Economía, Hacienda y Presupuestos publicando su decisión y el Proyecto de ley en el Boletín Oficial del Parlamento de Galicia número 24 de la X Legislatura en su segundo fascículo. El Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación será analizado bajo el prisma de la Ley 39/2015 sobre procedimiento administrativo común de las Administraciones Públicas y por el Acuerdo de 30 de octubre de 2014 de la Xunta de Galicia por lo que se aprueban las directrices de técnica normativa. El Acuerdo fija la estructura que deben tener los proyectos de ley, las cales deberán constar de un título de la disposición, una parte expositiva o “exposición de motivos”, una parte dispositiva formada, en este caso, por un articulado con un total de 92 artículos, disposiciones adicionales, transitorias, derrogatorias, finales y dos anexos. El contenido de la disposición deberá tener una orden lógica que otorgue claridad al texto y facilite la identificación de cada uno de sus preceptos dentro de la estructura del texto normativo para lo cuál la redacción de las disposiciones deberán proceder del más general asta las concretas particularidades. El análisis que se procederá a exponer a continuación de la estructura del proyecto deberá comenzar que el análisis del título de esta disposición llamada “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación” que permite a los ciudadanos identificar e interpretar la norma. La identificación comienza con el tipo de disposición de la que se trata, en este caso hablamos de un proyecto de ley por el que podemos afirmar que la iniciativa legislativa corresponde al Consello da Xunta mediante un anteproyecto de ley que adquirirá la denominación actual una vez que fue remitido al Parlamento. Tras la identificación de la disposición deberá situarse el nombre de la misma, siendo en este caso “de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”, mediante el citado nombre se procede a concretar, por medio de una redacción clara y sencilla del título, el objeto de regulación de la disposición permitiendo al lector identificar sobre que temas versa la regulación en líneas generales. El número y la fecha de publicación, que normalmente completan el título de una norma, no figuran en este caso debido la que se trata de un proyecto de ley y aun no cuenta con el citado elemento. En este proyecto de ley también se nota la falta de un índice después del título y antes de la exposición de motivos. El índice deberá contener las distintas divisiones del texto con sus respectivos epígrafes y podrá incluir referencias a los artículos. El índice y su inclusión son potestativos para el legislador y en esta ocasión optó por no incluirlo en su redacción. En mi opinión el índice es necesario en un documento extenso y con un número de artículos elevado como es el caso. A continuación en el proyecto de ley nos encontramos con la parte expositiva o exposición de motivos claramente rubricada de forma centrada en la página en letras mayúsculas y en negriña para que resalte, la exposición de motivos describe el contenido de la ley indicando su objeto, finalidad, antecedentes y competencias acomodándola a la versión definitiva del texto. La exposición de motivos se encuentra dividida en dos apartados identificados con números romanos centrados en el texto. En ella se exponen que esta norma es una ley de acompañamiento que completa a la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. Hace también referencia a la estructura de la norma, las principales modificaciones introducidas y las disposiciones con las que cuenta el proyecto de ley. Finalmente hace alusión al dictamen del Consello Consultivo de Galicia y a la deliberación previa del Consello da Xunta. En la exposición de motivos se debería corregir la denominación del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, además deberá precisarse la innovación introducida con la modificación de la disposición adicional XI de la LOFAXGA ya que tal innovación no corresponde al personal laboral hizo, sino al temporal. Respeto a la descripción del contenido de la parte final del texto, la autorización de creación de la Agencia Gallega de Industria Forestal se recoge una disposición adicional y no última por lo que deberá eliminarse el inciso “con carácter definitivo”. Asimismo se tendría que colocar la palabra “DISPONGO” que tendría que encontrarse centrada en la línea inferior a la cierra de aprobación, con mayúsculas y sucesiva de dos puntos. La parte expositiva de la norma está compuesta por el articulado, la parte final y los anexos. El articulado es la unidad básica de toda disposición normativa estando dividida en este caso en títulos, capítulos y secciones. El primero de los títulos consta de dos capítulos y en él se recogen disposiciones ajustadas al bloque de la constitucionalidad y a las competencias de la Comunidad Autónoma de Galicia, habida cuenta las competencias normativas autonómicas en materia de tributos cedidos segundo la Ley orgánica 8/1980 por el que se regula el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía y se modifican determinadas normas, así como las competencias en materia de tributos propios. El segundo título contempla, en su primer capítulo, previsiones en materia de empleo público al amparo de la competencia autonómica de desarrollo legislativo y ejecución en materia de régimen jurídico de la Administración pública de Galicia y régimen estatutario de los funcionarios, se trata, en síntesis, de modificaciones de la Ley 2/2015 del empleo público de Galicia y de la Ley 1/2012 de medidas temporales en determinadas materias del empleo público de la Comunidad Autónoma de Galicia. Su segundo capítulo contiene modificaciones encaminadas a adecuar el contenido de determinados artículos del texto refundido de la Ley de régimen financiero y presupuestos de Galicia. En el Capítulo III de procedimiento administrativo se recogen previsiones derivadas de los cambios introducidos en materia de bases del régimen jurídico de las Administraciones Públicas y en materia de procedimiento administrativo común por las Leyes 39/2015 y 40/2015. El Capítulo IV relativo a vivienda contempla una modificación de la Ley 8/2012 basada en la competencia autonómica exclusiva sobre vivienda. Su quinto capítulo contempla medidas en materia de minería, consumo y comercio interior que son materias cuya competencia ostenta la Comunidad Autónoma de Galicia segundo el dispuesto en los artículos 28.3 y 30.1 del Estatuto de autonomía. El Capítulo VI relativo a agricultura se divide en dos secciones en las que se recogen modificación de la Ley 7/2012 y 4/3015 al amparo de las competencias exclusivas autonómicas (artículo 27, números 10 y 30 del Estatuto de Autonomía de Galicia). El Capítulo VIII versa sobre el mar y contempla previsiones en materias de puertos y pesca respetando los títulos competencias estatales con incidente en dichas materias. El último capítulo de este título segundo regula aspectos relacionados con los servicios sociales con base en la competencia exclusiva autonómica en materia de asistencia social y se amplía la regulación contenida en la Ley gallega de servicios sociales. El tercero título habla de la ordenación del sistema de transporte público regular de viajeros. Este título recoge una ordenación del sistema de transporte público regular de viajeros de Galicia, complementando a la regulación del Plan de Transporte Público de Galicia de la Ley 10/2016. La regulación se basa en la competencia de la Comunidad Autónoma sobre lo transporte por carretera cuyo itinerario se desarrolle íntegramente en el territorio gallego. El cuarto título versa sobre medidas provisionales de ordenación urbanística recogiendo una regulación basada en las competencias de la Comunidad Autónoma en materia de urbanismo para los casos en los que la declaración de nulidad de todo o en parte de un instrumento de planificación urbanística, de un Decreto o una sentencia no responda a la realidad urbanística existente en el tenérmelo municipal. Los títulos se encuentran correctamente numerados con números romanos y especifican claramente su nombre. La división por capítulos corresponde a una causa sistemática y su contenido es homogéneo materialmente. En el aspecto formal y visual llevan un título precedido de una numeración con números romanos. En el relativo las secciones, que no se aprecian en todos los capítulos, deberán estar numerados con números arábigos en femenino y deberán llevar un título lo que en la redacción de esta ley se hace de forma correcta. El articulado está compuesto por 92 artículos, debido la que el análisis de cada uno de ellos por separado alongaría el texto parece más oportuno enumerar los criterios básicos para la redacción de un artículo segundo recoge el Acuerdo del 30 de octubre de 2014 por el que se aprueban las directrices de técnica normativa. Los artículos deben llevar un título o epígrafe que indique concisamente el contenido o la materia sobre la que versan, las cales no podrán repetirse en la misma disposición. En el caso que nos alcanza la estructura es correcta ya que todos los artículos del proyecto contienen un título y ninguno de ellos se repite. La información de los artículos se ordena de forma lógica en el proyecto de ley, estando la idea central en el primero párrafo seguido de las especificaciones que procedan en los diferentes párrafos subsiguientes. Otra de las reglas esenciales para la correcta redacción de un artículo es que no deben ser excesivamente largos, lo que en mi opinión no se cumple con el artículo 3 relativo las tasas ya que su extensión dificulta la comprensión. También en el artículo 3, y en los artículos 9 y 10, las tablas que incluyen podrían tener mejor cabida, en mi opinión, en diversos anexos y no en el articulado. Continuando con la extensión de los artículos, es recomendable que estos no tengan más de cuatro números, pero en este proyecto de ley nos encontramos con artículos mucho más largos como por ejemplo los artículos 50 y 68 que constan ambos de ocho apartados. Los artículos fueron numerados correctamente con cardinais arábigos en orden correlativa y serie única sin alterar ni corromper la numeración. En la aprobación final de la ley se añadió un artículo 18, por lo que la norma pasó de tener 92 artículos a 93. Por el relativo las reglas de escritura de la técnica normativa el contenido del artículo se encuentra en la línea inferior a su título, en minúscula salvo la mayúscula inicial y las que procedan ortograficamente y sin negriña, subrayado ni cursiva. Las disposiciones de la parte final del texto recogen preceptos adicionales, relativos esencialmente la cuestiones de carácter organizativo, de régimen transitorio y de modificaciones puntuales de otros textos normativos, así como de derogación expresa de determinadas disposiciones. Se componen de seis disposiciones adicionales, dos transitorias, tres derrogatorias y cuatro últimas. Las disposiciones adicionales que deben aparecer en primer lugar regulan los regímenes jurídicos especiales que no tengan cabida en el articulado, así como las excepciones a diversos artículos que por su naturaleza no tengan acomodo en otro lugar. Las disposiciones transitorias tienen como finalidad facilitar el tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación, así la primera y la segunda disposiciones transitorias de esta norma cumplen dicha función y evitan fórmulas imprecisas. Las disposiciones derrogatorias de la norma obedecen su nombre y derogan el derecho vigente mediante una redacción precisa y expresa. La cláusula general recogida en la primera cláusula que establece que “Quedan derogadas las demás disposiciones de igual o inferior rango que se opongan al establecido en la presente ley” debería encontrarse en la cuarta disposición puesto que lo que se recoge en la primera disposición carece de relación con ella y la cláusula de salvaguarda debería cerrar la lista. Las últimas son las disposiciones últimas que tienen como finalidad modificar el derecho vigente siempre que no sea objeto principal de la disposición. En el proyecto de ley que nos alcanza es necesaria la utilización de este mecanismo a pesar de estar compuesto por normas muy heterogéneas ya que las disposiciones no tendrían cabida en ninguno de los títulos que componen la norma. Me los podría excepcionar la disposición última cuarta que modifica la Ley 6/2016 del suelo de Galicia y podría tener cabida en el Título IV porque trata de una materia relacionada con la ordenación urbanística. Los anexos se encuentran recogidos a continuación de los espacios en blanco correspondientes a la fecha y a la firma numerados con números romanos. En la parte dispositiva, en su articulado, deberá existir una referencia su existencia, esto se puede apreciar en el artículo 69 que hace referencia al Anexo I y en el artículo 71 que refiere al Anexo II. El Anexo I recoge una relación de cofinanciación de las escuelas infantiles, centros de día y mantenimiento de los centros por lo que su contenido adecuara su finalidad. El Anexo II define y clasifica los servicios de transporte por lo que su contenido también es correcto. En el proyecto de ley analizado también existen remisiones normativas la otras normas. Para realizar una correcta remisión normativa deberá indicarse que esta lo es, precisar su objeto con expresión de la materia, la norma a la cual remite y su alcance. Podemos ver un ejemplo claro y correcto de remisión en el artículo 26.6 que identifica de forma correcta la ley a que hace referencia, aunque podría indicarse también el artículo concreto al que hace referencia y no remitir a toda la norma. Se encuentran numerosos ejemplos de la correcta utilización del régimen de citas en el proyecto de ley en el que se utilizan citas cortas y decrecientes sin perjuicio de que cuando se trate de identificar preceptos a modificar poda extraerse de la cita decreciente el precepto que va a soportar la modificación. A modo de ejemplo de extracción del precepto de la cita podemos señalar el artículo 6 redactado de la siguiente manera: “Se modifica la alínea 2 del artículo 96 de la Ley 2/2015, del 29 de abril, del empleo público de Galicia, que queda redactada como sigue:”. Las citas deben incluir, como en el ejemplo, el título completo de la norma. Conclusión: El presente Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación se adecúa las competencias de la Comunidad autónoma de Galicia y se ajusta al bloque de la constitucionalidad. Debido la que las normas se dirigen a la ciudadanía, estas deberán redactarse en un lenguaje culto pero accesible al ciudadano medio donde impere la claridad, la sencillez y la precisión a la hora de su redacción. Esto ocurre en el Proyecto de ley analizado ya que es claramente comprensible. En el mismo sentido su articulado observa correctamente las directrices de la técnica normativa pese las recomendaciones realizadas. Se trata de un texto claro y preciso que utiliza un léxico asumible por el ciudadano medio aunque no es una norma de utilización sencilla debido la inexistencia de un índice y de comprensión las veces compleja por razón de la extensión excesiva de alguno de sus artículos tal y como se expuso en la redacción de este documento.

5 - Escrito por Yolanda López Peón el 29/03/2017 14:51

La técnica normativa del presente “PROYECTO DE LEY DE MEDIDAS FISCALES, ADMINISTRATIVAS Y DE ORDENACIÓN(10/PL-000002)” será objeto de análisis en este comentario. Para poder llevar a cabo a misma, es preciso acudir al “Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia del 30 de octubre de 2014, por lo que se aprueban las Directrices de técnica normativa”. Resulta destacable a importancia que la calidad y claridad de las disposiciones normativas tienen para su correcta comprensión por las personas destinatarias y para la consecución de un ordenamiento rigurosamente configurado en la orden formal. En este sentido, las directrices de técnica normativa que se incluyen en el acuerdo anteriormente citado, tienen como objetivo fundamental lograr un mayor grado de acercamiento al principio constitucional de seguridad jurídica mediante la mejora de la calidad técnica y lingüística de las normas. Todo proyecto de ley (al igual que el resto de disposiciones) se estructura, con carácter general, en las siguientes partes: 1. Título de la disposición 2. Índice (de haberlo) 3. Parte expositiva ( “exposición de motivos”) 4. Parte dispositiva (en la cual se incluyen el articulado, la parte final y, en su caso, los anexos) Tener presente a estructura que deben seguir las disposiciones es el primer paso para proceder a realizar un correcto análisis de técnica normativa. De este modo, si nos detenemos en la estructura del presente proyecto de ley, comprobamos que efectivamente sigue a anteriormente citada (la excepción del “índice”, del que hablaremos más adelante): 1. Título 2. Parte expositiva 3. Parte dispositiva (a cuál se encuentra compuesta por: un articulado con un total de 92 artículos, disposiciones adicionales, transitorias, derrogatorias, finales y, por último, dos anexos. Una vez que la estructura queda delimitada, se procede al estudio pormenorizado de cada una de las partes que la componen. Se hará hincapié en el cumplimiento o no de las directrices de técnica normativa en cada una de ellas. Así pues, se procede a exponer detalladamente cada una de las secciones: La primera de estas secciones es el TÍTULO. El título, como ya venimos, forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita. Esta disposición lleva por título “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. En el propio título podemos hacer una diferenciación entre el inicio del mismo, que supone la identificación del tipo de disposición (en este caso “proyecto de ley”) y el final del dicho, que hace referencia al nombre de la disposición como tal, con el que se indica el objeto y contenido esencial de la misma (“de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”). ES preciso destacar que, después de la identificación del tipo de disposición, se dejará en blanco el espacio correspondiente a la fecha. Sin embargo, en el presente, el número y la fecha de publicación no figuran, pues se trata de un proyecto de ley que no cuenta con dicho elemento. La redacción del título debe ser clara y escueta, sin incluirse en él descripciones propias de la parte dispositiva. Asimismo, debe reflejar con exactitud y precisión a materia que se está la regular y, en cuanto al nombre, compre evitar el uso de siglas y abreviaturas. Todos estos criterios se cumplen, a mi parecer, en su totalidad. Hablar de “proyecto de ley”, disposición que en los atangue, implica hacer referencia a los artículos 111 y siguientes del Reglamento del Parlamento de Galicia (RPG, en adelante). Este “proyecto de ley de medidas fiscales y administrativas” fue aprobado por el Consello da Xunta de Galicia el día 2 de diciembre de 2016 y se data en el 3 de diciembre de 2016 su entrada en el Registro del Parlamento de Galicia (nº de registro 1969). La Mesa del Parlamento, oída la Xunta de Portavoces, en la reunión celebrada el día 3 de diciembre de 2016, acordó al amparo del dispuesto en el artículo 111.2 del RPG, la tramitación del proyecto de ley, su asignación a la Comisión 3ª (Economía, Hacienda y Presupuestos) y su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Galicia. La tramitación de dicho proyecto de ley por el Parlamento de Galicia se llevó a cabo por el procedimiento de urgencia, esto implica que, siguiendo la previsión del artículo 111.2º RPG, los plazos tendrán una duración de la mitad de los establecidos con carácter común. La segunda sección a tratar es el ÍNDICE. De incluyera, deberá ir colocado justo después del título y antes de la parte expositiva e incluirá, en su caso, las distintas divisiones del texto con sus respectivas epígrafes. Se trata de un criterio potestativo y que en este proyecto de ley no se contempla. Pese a ser un elemento cuya inclusión queda sometida la elección, es preciso matizar que en el supuesto de disposiciones de gran complejidad y amplitud (como es el caso) resulta idónea su inserción en el texto. Por este motivo, la ausencia del índice en la presente disposición resulta reprochable. Seguidamente, se procede a analizar la tercera de las secciones en que se estructura el proyecto de ley, y que no es otra que la PARTE EXPOSITIVA, que se denominará “EXPOSICIÓN DE MOTIVOS” y será este la manera de insertarla en el texto. La citada expresión, tal y como podemos observar en el proyecto de ley, deberá colocarse de forma centrada y escritura en letras mayúsculas. La función de esta parte expositiva es la de describir el contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, así como también sus antecedentes y las competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta. El contenido de la disposición, además, podrá resumirse sucintamente con fines de lograr una mejor comprensión. En el presente proyecto, este resumen obviara, aunque desde una perspectiva objetiva no estaría demás su inclusión en el texto. La parte expositiva no necesariamente tendrá que ser extensa, salvo que la complejidad del contenido lo solicite. Esta podrá figurar dividida en partes, y cada una de esas partes se diferenciará mediante la su identificación con números romanos centrados en el texto. En el caso que nos compete, distinguimos dos partes, debidamente señaladas mediante ”I e II”. La primera parte (I) hace referencia al objeto y fin de esta disposición. Se trata de una Ley de Acompañamiento, que se configura con el rango de “ley común” y que, como bien precisó el TC, no debe integrarse en las Leyes anuales de Presupuestos Generales sino en Leyes específicas. Este proyecto de ley lo conforman un conjunto de medidas de naturaleza tributaria (así como también otras de carácter y organización administrativa) cuyo fin es su contribución para la consecución de determinados objetivos de orientación plurianual perseguidos por la comunidad a través de la ejecución presupuestaria. Por otra parte, la segunda parte (II) hace mención, de manera resumida y esquemático, de los contenidos abordados y de los diferentes apartados que conforman este proyecto de ley. Seguidamente, y para finalizar con el estudio de esta sección, compre subrayar la ausencia de dos criterios (siendo el primero de ellos potestativo). Así, el primero de estos criterios es el referido a la ausencia de la alusión al dictamen del Consello Consultivo de Galicia (art. 11.5 de la Ley 3/2014, del 24 de abril, del Consello Consultivo de Galicia). El segundo es el relativo al cierre del párrafo, en el que debería figurar, tras una como y en la línea inferior, la palabra “Dispongo” seguida de dos puntos, centrada y con mayúsculas. Tras la parte expositiva, encontramos la PARTE DISPOSITIVA formada por el articulado (en el caso, 92 artículos), la parte final y los anexos y cuyo contenido detallamos a continuación: 1. Título I sobre “medidas fiscales”. Se componen de dos capítulos, relativos el primero a los tributos cedidos y el segundo a los tributos propios. 2. Título II sobre “medidas administrativas”. Consta de nueve capítulos, dedicados, respectivamente, la función pública, medidas financieras, procedimiento administrativo, economía e industria, agricultura, innovación, mar y servicios sociales. 3. Título III sobre”ordenación del sistema de transporte público de viajeros”. Consta de cuatro capítulos dedicados, respectivamente, al objeto y régimen de competencias, transporte público regular de uso general, integración y coordinación de servicios en una red de transporte integrada y al régimen económico y tarifario de los servicios de transporte. 4. Título IV sobre “medidas provisionales de ordenación urbanística”. Está compuesto de dos capítulos: el primero dedicado las disposiciones generales y el segundo al procedimiento de aprobación del instrumento de planificación. 5. Disposiciones adicionales (6) 6. Disposiciones transitorias (2) 7. Disposiciones derrogatorias (3) 8. Disposiciones últimas (5) 9. Anexo I 10. Anexo II Se procede a detallar la primera parte: el ARTICULADO. El articulado puede presentar diversas divisiones (dependiendo de la amplitud y complejidad del texto), pero en el caso concreto, la línea de división a seguir se limita la: títulos, capítulos y secciones. Uno de los criterios exigidos en el “Acuerdo del 30 de octubre de 2014” es que los títulos deberán ir numerados con números romanos y, además, tendrá que figurar el nombre o título en cada uno de ellos (exigencia respetada en su totalidad en el proyecto de ley objeto de análisis). En el relativo a los capítulos, no resulta obligada la división en capítulos, sino que se debe simplemente la una justificación meramente sistemática (pero, de hacerse la dicha división, como es el caso, el procedimiento sigue la misma línea que los títulos: numeración romana y nombre o título). El contenido de los capítulos deberá ser materialmente homogéneo y, como podemos observar en el presente proyecto, cada uno de los capítulos en el que se divide, las materias reguladas cumplen esta exigencia. En el que respeta a las secciones, estas se expresan en mayúsculas seguido del título de cada una. Podemos encontrar algunos ejemplos en el texto, como es el caso del título II, capítulo II, “SECCIÓN PRIMERA Tesoro”. Por último, y con relación a los criterios básicos de redacción de un artículo, debemos tener en cuenta un principio básico: “cada artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea”. Los artículos deben numerarse con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta lo que corresponda, en orden correlativa, sin alterar ni interrumpir la numeración. Además, el título o epígrafe de cada uno de los artículos indicarán, de una manera escueta, el contenido o materia a la que se refieren. Las dichas directrices de técnica normativa, relativas al articulado, se siguen, desde mi punto de vista, en su totalidad. Sin embargo, existen otras recomendaciones, cuya ausencia provoca en el lector cierta dificultad de comprensión; es el caso de los artículos excesivamente largos o aquellos que superen la subdivisión en más de cuatro números. La “regla general”, por decirlo de alguna manera, establece que cada uno de los artículos del que se compone el texto no puede ser excesivamente largo; ya que en el supuesto de que los artículos sean especialmente complejos, estos deberán contener una división en números. Si nos detenemos en el texto, encontramos algunos ejemplos, como es el caso del artículo 3, en el que no se respeta este criterio. El mismo ocurre con la subdivisión de los artículos, no es conveniente que sean más de cuatro números y, en el caso de ser necesarios más, sería adecuada su transformación en nuevos artículos. Con respecto a esto, también destacamos algunos ejemplos en los que no se cumple la regla mencionada, como el artículo 68, que se encuentra compuesto por ocho números. Una vez rematado el articulado, nos detenemos en la PARTE FINAL que, como precisamos con anterioridad, se componen de disposiciones adicionales, transitorias, derrogatorias y últimas. ES de relieve recordar que, en la elaboración de las disposiciones de la parte final se tendrán en cuenta los siguientes criterios: el contenido transitorio debe prevalecer sobre los demás, el contenido derrogatorio prevalece sobre lo final y el adicional y, por último, el contenido final prevalece sobre lo adicional. Las disposiciones adicionales regulan los regímenes jurídicos especiales que no puedan regularse en el articulado, así como también las excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma. Las disposiciones transitorias tienen como finalidad facilitar el tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación y, se deberá en todo caso, evitar fórmulas vagas e imprecisas. Hasta este punto, las disposiciones de la presente norma cumplen su cometido y se encuentran formuladas correctamente. Las disposiciones derrogatorias contendrán únicamente las cláusulas de derogación del derecho vigente de una manera expreso y preciso. En el que respeta la estas últimas disposiciones, compre destacar un matiz relativo a la orden con la que se recogen. La cláusula formulada en la última línea de la primera de las disposiciones derrogatorias “Quedan derogadas las demás disposiciones de igual o superior rango que se opongan al establecido en la presente ley” debería situarse al final a modo de cláusula general y como cierre de la lista. Por último, y para finalizar con la parte final del texto, debemos mencionar las disposiciones últimas. Estas deben incluir, por orden: los preceptos que modifiquen el derecho vigente, las cláusulas de salvaguarda del rango de ciertas disposiciones, las reglas de supletoriedade, incorporación del Derecho Comunitario, las autorizaciones y mandatos dirigidos a la producción de normas jurídicas así como también las reglas sobre la entrada en vigor de la norma. Respetara en su mayoría a dicha orden, aunque con ciertas excepciones, como es el caso de la cláusula de salvaguarda A continuación de la parte final, encontramos los ANEXOS. El presente texto consta, concretamente, de dos. El primero de ellos (anexo I) relativo al régimen de cofinanciación para escuelas infantiles y centros de día gestionados a través del Consorcio Gallego de Servicio de Igualdad y Bienestar. El segundo (Anexo II) relativo a las definiciones y clasificación de los servicios de transporte. Ambos, titulados con la denominación que hace referencia a su contenido respectivo y numerados con números romanos. Cada uno de los anexos se encuentra subdividido en partes y, precisamente en este punto, llama la atención un pequeño detalle que es el siguiente: mientras que en el anexo I las subdivisións aparecen con la numeración romana, en el anexo II se opta por la de ordinales arábigos. Por el que respeta los anexos y ya como broche final, es importante destacar las remisiones normativas, ya que en la parte dispositiva de la norma habrá siempre una referencia clara y expresa al anexo o anexos. En el presente texto se encuentran numerosas referencias, como es el caso del artículo 69 que remite al anexo I, por citar alguno a modo de ejemplo. Como CONCLUSIÓN final de este análisis de técnica normativa del “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”, señalar que, tras todo el expuesto anteriormente, se cumplen en gran medida las directrices previstas en el “Acuerdo del 30 de octubre de 2014”. Además, considerando que será la ciudadanía a destinataria del presente texto normativo, el cuidado del lenguaje es fundamental . En este sentido, la redacción que presenta es clara, sencilla y precisa, mediante el empleo de un lenguaje culto, pero que resulta accesible a la comprensión del ciudadano medio.

6 - Escrito por Rebeca López Segade el 30/03/2017 16:13

Opinión sobre la técnica normativa del Proyecto de ley de medidas fiscales y administrativas. El presente Proyecto de ley tiene como obxeto las medidas fiscales, administrativas y de ordenación que se formula cómo complementaria a la Ley de presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. Los proyectos de ley estructúraanse en las siguientes partes: título de la disposición, parte expositiva (que se denomina exposición de motivos, en este caso) y parte dispositiva. Concretamente en este Proyecto de ley podemos observar la siguiente estructura: título de la disposición, exposición de motivos, una parte dispositiva compuesta por un total de 92 artículos, disposiciones adiccionais, transitorias, derogatorias y finales y, en último lugar, esta disposición cuenta también con dos anexos. A continuación se procede a analizar concretamente, la estructura del Proyecto de ley. En primer lugar, se tiene que iniciar siempre con la identificación del tipo de disposición y como podemos observar el presente proyecto lleva por título “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación" lo que permite su clara identificación. Asimesmo, el título también nos permite identificar el tipo de disposición de que se trata y, concretamente, estamos ante un proyecto de ley, lo que quiere decir que la iniciativa legislativa le corresponde al Consello da Xunta y, tras la aprobación del texto definitivo por el Consejo el día 2 de diciembre del 2016, se remitió al Parlamento, momento a raíz del cual pasó a ser denominado como proyecto" de ley el 3 de diciembre del 2016. Tras la identificación de la disposición se sitúa el nombre lo cual, formando también parte del título, indicará el objeto de la disposición y su contenido esencial permitiendo hacer una idea de su contenido. Reflejando con exactitud y precisión a materia regulada y evitando que importantes aspectos que son objeto de regulación no tengan reflejo en él. La claridad del nombre de este proyecto de ley es evidente no pudiendo, desde mi punto de vista, subrayar con la misma fuerza su carácter escueto. Mencionar también que al no estar analizando una disposición de gran complejidad y amplitud no es necesario incluir un índice después del título y antes de la parte expositiva, por eso en este proyecto su ausencia no merece reproche alguno. En los proyectos de ley, como mencionamos con anterioridad, su parte expositiva se denomina “exposición de motivos” y se debe insertar así en el texto correspondiente la cual está bien insertada en nuestro texto, de manera centrada y escritura con letras mayúsculas. En este punto, cabe mencionar que no debe confundirse la parte expositiva con la memoria xustificativa pues en la primera se deberán destacar los aspectos más relevantes de la tramitación, mientras que en la memoria debe recoger un análisis más amplio de la regulación normativa. En el presente texto a exposición de motivos se encuentra dividido en dos apartados identificados con numeros romanos. Por un lado, en la primerira parte de la exposición de motivos presenta la disposición ante a cuál nos encontramos, se trata de una ley de acompañamiento que complementa, en este caso, la la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. Por otra parte, la segunda parte, hace referencia a estructura de la norma, las diferentes medidas fiscales, las principales modificaciones introducidas y las disposición con las que cuenta el proyecto de ley. Por último, el párágrafo se cerrará con una como y, on line inferior, colocarse, centrada y con minúsculas, la palabra “DISPONGO”, seguida de de los puntos, pero en este caso no se produce. La parte dispositiva se componen del texto de articulado que en esta propuesta consta de noventa y dos artículos, la parte final y los anexos. El artículo es la unidad básica de toda disposición normativa, por lo que esta división debe aparecer siempre en las disposiciones normativas, cualquier que sea la extensión del texto. El articulado se podrá dividir en: Libros. Títulos. Capítulos. Secciones. Subseccións. De esta manera, este proyecto de ley, emplea la siguiente división: Título I formado por dos capítulos donde se recogen las disposiciones ajustadas al bloque de la constitucionalidad y a las competencias de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de tributos cedidos en virtud de la Ley Orgánica 8/1980 y de la Ley 22/2009. Título II formado por nueve capítulos. En este Título se recogen las previsiones en materia de empleo público. Título III formado por cuatro capítulos, trata de la ordenación del sistema de transporte público regular de viajeros. Título IV formado por dos capítulos que versa sobre medidas provisionales de ordenación urbanística. Respeto a la estructura de los capítulos estos deben ser numerados con números romanos y llevar un título, requisitos que se cumplen de forma correcta. En el relativo las secciones, numéranse con números arábigos en femenino y deberán llevar un título, por lo que en este proyecto de ley está escrito de forma correcta. Siguiendo la orden de divisiones encontramos las subseccións, las cuáles son potestativas, cuando regulen aspectos que admitan unaha clara diferenciación dentro del conxundo y en este caso no contamos con ninguna. Los criterios orientadores básicos en la redacción de un artículo son los siguientes: cada artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. La información de los artículos se ordena de forma lógica, esto es, la idea central se indica en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios para expresar las especificaciones que procedan. Del mismo modo el artículo constituye una unidad de sentido completa, de manera que para comprenderlo no es necesario recurrir al artículo anterior ni al posterior. Se dotan de contenido normativo, obviando motivaciones o explicaciones cuyo lugar acomodado es la parte expositiva de la disposición. Tampoco cuentan deseos, intenciones, declaraciones ni planteamientos innecesarias o carentes de sentido. Los artículos numéranse con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta el 92, en orden correlativa y serie única, sin alterar ni interrumpir la numeración en ningún caso. Los artículos llevan un título o epígrafe que indica concisamente el contenido o la materia a la que se refieren. El contenido del artículo se ponen en la línea inferior a su título, en minúscula, salvo la mayúscula inicial y las que procedan ortograficamente, sin gruesa, ni subrayado ni cursiva. Otra regla es que los artículos no deben ser excesivamente largos; cada artículo debe contener un precepto, un mandato, una instrucción o una regla, o más de un/de una, siempre que respondan a una mesa unidad temática. Sin embargo, esto con carácter general respétase, aunque encontramos ciertas excepciones, como la del artículo 3, que consta de un total de 43 páginas. Del mismo modo, no es conveniente que los artículos tengan más de cuatro números, ya que el exceso de subdivisións dificulta la comprensión; sin embargo, en este proyecto de ley, nos encontramos con varios artículos que no cumplen esta regla, como el artículo 27 o 68, compuesto por siete y ocho números respectivamente. Entrando en la parte final, ésta podrá dividirse en las siguientes clases de disposiciones y en esta orden, que de deberá respetar siempre y que este proyecto de ley respeta. Así, podemos observar que dispone de: Seis disposiciones adicionales. Éstas deberán regular: los regímenes jurídicos especiales que no puedan situarse en el articulado; las excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma lo de alguno de sus preceptos cuando no sea posible o adecuado regular en el articulado; los mandatos y autorizaciones on dirigidos a la producción de normas jurídicas, y finalmente los preceptos residuales. Dos disposiciones transitorias. Tienen como finalidad facilitar al tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación. La primerira indica el momento de entrada en vigor de la norma para lo personal funcionario que ocupe los puestos de letrado en el Consello Consultivo de Galicia y la segunda atribuye a la persona titular de la Consejería de Hacienda las mismas funciones que que al titular de la Conselleria de Presidencia, Administraciones Públicas y Justicia en relación a la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia. Tres disposiciones derrogatorias. Contendrán únicamente las cláusulas de derogación del derecho vigente, que deberán ser precisas y expresas, evitando que sobrevivan en el ordenamiento jurídico diversas normas con el mismo ámbito de aplicación. Así, encontramos recogida a cláusula general que dispone “quedan derogadas las demás disposiciones de igual o inferior rango que se opongan al establecido en esta ley”. Sin embargo creemos que en este punto a cláusula debería estar incluida en una cuarta disposición ya que no guardia relación con párrafos primeros y debe de situarse en último término, a modo de cierre. Cinco disposiciones últimas. Incluyen los preceptos que modifican el derecho vigente cuando la modificación no sea objeto principal de la disposición. En este proyecto de ley que estamos analizando consideramos que es necesario utilizar este mecanismo, dado que las tres primerias disposiciones no tendrían cabida en ninguno de los títulos que conforman la norma, mientras que la Disposición última cuarta tendría que incluirse dentro del Título IV ya que modifica la Ley 2/2016, del 10 de febrero del Suelo de Galicia, tratándose así de una materia relacionada con la ordenación urbanística. Este proyecto de ley también consta de dos anexos, estos habían figurado a continuación de los espacios en blanco correspondientes a la fecha y a la firma e ir numerados con números romanos, así como ir titulados con la denominación que haga referencia a su contenido respectivo como es el caso. Además en la parte dispositiva de la norma habrá siempre una referencia clara y expresa a los anexos, de hecho encontramos tal referencia en el artículo 69 al Anexo I y en el artículo 71 al Anexo II. El Anexo I recoge la cofinanciación de las escuelas infantiles y centros de día y los conceptos incluidos en el mantenemento de los centros, mientras que el Anexo II expone unas definiciones y clasificaciones de los servicios de transporte, por lo que podemos concluir que en relación con el contenido deben integrarse en la disposición como anexos. En este trabajo cabe hacer una referencia a la remisión normativa que se produce cuando una disposición se refiere a otra de modo que el contenido de esta última deba considerarse parte integrante de los preceptos incluidos en la primera. Un claro ejemplo lo podemos encontrar en el artículo 27.6 de este proyecto, lo cual emplea la expresión correcta “sin perjuicio del dispuesto...” haciendo referencia más tarde la ley a que se refiere de forma concreta. Finalmente, destacar que con carácter general se deberá utilizar la cita corta y decreciente, respetando la forma en que esté numerado el artículo, con la siguiente orden: número del artículo, número de la división y, en su caso, la alínea o párrafo de que se trate. En este texto podemos encontrar numerosos ejemplos trayendo la colación el encontrado en el artículo 6 donde se expone “Se modifica la alínea 2 del artículo 96 de la Ley 2/2015, del 29 de abril, del Empleo Público de Galicia...”. De la misma forma a cita debe incluir el título completo de la norma como observamos en el artículo anteriormente citado. Concluio indicando que del examen conjunto de los criterios de técnica normativa recogidos en el Acuerdo del 30 de octubre de 2014, por lo que se aprueban las directrices de técnica normativa, en relación con el presente Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación, considero que en buena medida respétanse las directrices de la misma.

7 - Escrito por Alberto Bien Lago el 06/04/2017 10:44

El siguiente escrito trata de contrastar, partiendo de los cánones de técnica normativa, la adecuación del Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación (10/PL-000002) complementario a la Ley de presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. Casi a modo de prólogo, cabe resaltar los esfuerzos que instituciones como él Parlamento de Galicia están invertir en implantar medidas de transparencia y participación ciudadana tales como el proyecto Legisla con nosotros, englobado en la Ley 7/2015, del 7 de agosto, de iniciativa legislativa popular y participación ciudadana en el Parlamento de Galicia. Tales iniciativas, revisten nuestra democracia de una mayor sinceridad y posibilitan, a través de la publicidad electrónica de las normas, acceder a un feedback que permite ajustar el derecho creado en esta casa a las necesidades de quien al fin al fin y a la postre son soberanos a través de sus representantes, la ciudadanía gallega. Todo en favor de la seguridad jurídica, resaltada como de vital importancia por el Tribunal Constitucional (STC 179/1989 y 151/1994), y fin último que constituye el fondo de esta revisión. Como marco normativo, nos serviremos de la ya aludida Construcción Española, de los principios de buena regulación recogidos en la Ley 39/2015 sobre Procedimiento administrativo común de las Administraciones Públicas (art. 129) y también en el Acuerdo de 30 de octubre de 2014 de la Xunta de Galicia por lo que se aprueban las directrices de técnica normativa. El estudio se realizará desde un punto de vista formal y material imitando la estructura del último texto, en esta orden: estructura general, primera parte (título, índice, exposición de motivos) cuerpo expositivo (articulado) y parte final (disposiciones adicionales, derrogatorias y finales). Sin embargo, es necesario realizar uno aparte para explicar un aspecto de especial impacto en la técnica empleada con esta ley, su naturaleza como ley de Acompañamiento. Con la expresión “Ley de acompañamiento” pretendiera hacer referencia a un conjunto de normas con rango de ley que, con periodicidad anual, son aprobadas en una tramitación parlamentaria en paralelo a la de la ley anual de presupuestos. En su articulado se recogen una serie de medidas referentes a aspectos tributarios, de gestión económica y de acción administrativa especialmente sensibles a las rápidas transformaciones que sufre su ámbito de aplicación. Se trata de una solución para ajustar simultáneamente distintas partes del ordenamiento jurídico la una realidad que cambia muy rápidamente, la del Sector Público. Esta práctica legislativa surgió por consecuencia del endurecimiento de la doctrina constitucional en relación con el dispuesto en el artículo 134 de la constitución, en cuanto a los límites materiales de las leyes anuales de presupuestos generales del Estado. El Tribunal Constitucional en sentencias como la 76/1992, de 14 de mayo declararía inconstitucionales normas que salían del contenido mínimo tasado para la Ley de presupuestos, siendo necesario así realizar estos cambios en una legislación separada. Esto levantó desde lo principio muchas críticas acerca del dudoso respeto que este tipo de normas guardaban hacia seguridad jurídica y la técnica normativa al regular un contenido tan heterogéneo. Como todo en derecho, su figura fue siendo pulida con más y más jurisprudencia, lo cual daños pie para este modesto estudio de su u técnica normativa. En primer lugar deberemos centrarnos en su ESTRUCTURA GLOBAL, tasada por el Acuerdo, a cuál respeta adecuadamente. Título de la disposición, parte expositiva o “exposición de motivos”, parte dispositiva (92 artículos), disposiciones adicionales, transitorias, derrogatorias, finales y dos anexos. El contenido de la disposición deberá tener una orden lógica que otorgue claridad al texto y facilite la identificación de cada uno de sus preceptos, ya que la simplicidade y la orden son las mejores ayudas a la hora de redactar las normas legislativas. Siguiendo estas máximas avanzaremos por cada uno de estos apartados revisando se cumplen o no los principios antes dictados. Incrementando los aumentos sobre la PRIMERA PARTE encontramos Lo TITULO: “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”; lo cual dará paso a múltiples cuestiones. En primer lugar, el título muestra una claridad y concisión adecuada al indicar el objeto de la disposición y su contenido esencial, de suerte que permita hacerse una idea de este, citarlo, y diferenciarlo del de cualquiera otra disposición. El título se inicia siempre con la identificación del tipo de disposición (“Proyecto de Ley”), aludiendo a su especial tramitación . En este caso, el Consello da Xunta tiene la competencia de incoar el proceso legislativo creando un “anteproyecto de ley”, posterior “proyecto de ley” de ser aprobado por el mismo el texto definitivo para su remisión al Parlamento. Allí, será tramitado siguiendo el procedimiento de urgencia, que reduce a la mitad los plazos comunes. En su iter podemos ver que fue aprobado por el Consello da Xunta de Galicia el día 2 de diciembre de 2016, que tuvo entrada en el Registro del Parlamento de Galicia el día 3 de diciembre de 2016 (nº de registro 1969). La Mesa del Parlamento, oída la Xunta de Portavoces, en reunión del día 3 de diciembre de 2016, acordó la tramitación del proyecto de ley, su asignación a la Comisión 3ª, Economía, Facenda e Orzamentos, y el cumplimiento del deber de su publicidad en el Boletín Oficial del Parlamento de Galicia con el titulo que podemos apreciar (artículo 111.2 del Reglamento). Todo correcto. Después de identificar la categoría normativa (PL) vienen dadas las palabras de más carga significativa, las más importantes, aquellas que adensan toda la información de la disposición, en este caso: “medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. Esta es una breve llamada de atención a finalidad de la disposición y su contenido esencial. A continuación, y la qué que no se trata de una mácula, ya que su inclusión no es preceptiva, consideraría recomendable a inclusión de un ÍNDICE. Requerido tanto por la longitud del articulado cómo por la complejidad de su contenido, lo cual no resulta intuitivo para nadie no acostumbrado a la materia, este facilitaría el rápido manejo de la norma facilitando además la cohesión de todos sus preceptos. No se puede tener una visión global si no se brinda un esquema con una mayor perspectiva. Para finalizar con la parte inicial, nos encontramos con la EXPOSICIÓN DE MOTIVOS. En los aspectos formales de técnica normativa, no presenta problema alguno. Su encabezamento está rubricado de forma clara, central y con mayúsculas , mientras que cada uno de sus apartados se ordenan central mente con numeración romana. Dado que se trata de un texto complejo, resultó una decisión acertada la subdivisión temática del mismo. El primer apartado explica la naturaleza de esta disposición, Ley de acompañamiento que completa a la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. El segundo por su parte hace un breve del contenido de cada Capítulo y Sección que seguirán la esta exposición en paralelo a la estructura de la norma, nombrándose los títulos en los que se divide y las principales modificaciones, como podemos apreciar por ejemplo en el título de la sección tercera del capítulo dedicado al procedimiento administrativo “Adecuación normativa”. También se señalan las disposición con las que cuenta el proyecto de ley: seis disposiciones adicionales, tres derrogatorias y cinco finales. Para finalizar, se alude al dictamen del Consello Consultivo de Galicia y a la deliberación previa del Consello da Xunta. Aquí encontramos un error de técnica normativa, ya que cómo introdutor de la parte expositiva de la norma me los debería encontrar la la palabra “DISPONGO”, centrada y con mayúsculas, seguida de dos puntos, cosa que no se cumple en este caso. Pasando al cuerpo expositivo de la norma, comenzamos el examen del articulado con los criterios orientadores básicos en la redacción de un artículo: cada artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. El objetivo con el articulado es conseguir un contenido coherente que se desarrolle de general a particular, de abstracto a concreto, de normal a excepcional, de sustantivo a procesal; de manera paulatina. De este modo, el articulado adopta estructurarse en un bloque normativo, un procesal, parte final y anexos. En este caso, debido a la la naturaleza de la Ley de acompañamiento ento, a cuál se limita a modificar preceptos de leyes heterogéneas más que a aportar nuevo contenido normativo, desprendiera del esquema el apartado procesal. Materialmente, la información de los artículos se ordenará de forma lógica, esto es, la idea central se indicará en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios para expresar las especificaciones, cosa que se respeta a lo largo de toda la norma aunque, como dijimos, la ausencia de un índice dificulta su cohesión. El artículo, como una una unidad de sentido completa, no debe necesitar la lectura del artículo anterior ni del posterior para su comprensión. Deben dotarse de contenido normativo, obviando motivaciones o explicaciones cuyo lugar acomodado es la parte expositiva de la disposición. Así, no contienen, intenciones, declaraciones ni planteamientos innecesarias o carentes de sentido. Ya en la parte puramente formal, los títulos se encuentran correctamente numerados con números romanos y especifican claramente su nombre. La división por capítulos tiene un contenido homogéneo y un aspecto formal correcto, encabezados por un título precedido de numeración romana. En cuanto a las secciones, están numeradas con números arábigos en femenino y llevan un título concreto. Los artículos, por su parte, vienen numerados con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta el 92 , en orden correlativa y serie única, sin alterar ni interrumpir la numeración en ningún caso. Debemos señalar la adición en el texto definitivo de un nuevo artículo, el 18, elevando el número de preceptos a 93. En el referente a la rúbrica, deberán llevar y llevan un título o epígrafe que indique concisamente el contenido o la materia a la que se refieren. No incurriendo el mismo título o epígrafe en distintos artículos de una misma disposición. También es importante a subdivisión de los números, el texto también respeta el principio de descomposición en líneas señaladas con letras minúsculas, ordenadas alfabéticamente a partir del «la» y sucesivas del signo de paréntese posterior. Todo parece correcto, sin embargo existe un ejemplo farragoso de por sí, el artículo número 3, con una extensión más que excesiva. Los artículos no deben ser excesivamente largos. Cada uno debe contener un mandato, una instrucción o una regla, o más, siempre que respondan a una misma unidad temática. En el supuesto de especial complejidad , para regular aspectos que se deban diferenciar con precisión, deben dividirse en números (ejemplo del artículo 26). No es conveniente que los artículos tengan más de cuatro números (ejemplo del artículo 68), ya que el exceso de subdivisións dificulta la comprensión, por lo que resulta más adecuado transformarlas en nuevos artículos. Queda por exponer la situación de la PARTE FINAL DE La NORMA, donde se recogen cuestiones de carácter organizativo, disposiciones que ayudan a la transición entre una norma y otra y la derogación expresa de ciertas normas o de parte de las mismas. De acuerdo con este contenido, se encuentra estructurada de la siguiente manera: seis disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias, tres disposiciones derrogatorias y cinco disposiciones finales. Las disposiciones adicionales regulan, entre otros aspectos, los regímenes jurídicos especiales que no encajen plenamente en el articulado cómo tal, por ejemplo, excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma o de alguno de sus preceptos. Las disposiciones transitorias tienen como finalidad facilitar el tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación, cumpliendo en este caso dicha función. Las disposiciones derrogatorias contienen, como su propio nombre indica, las cláusulas de derogación del derecho vigente, debiendo ser precisas y expresas, evitando choques o superposicións entre normas con el mismo ámbito de aplicación. Las disposiciones últimas, por último vamos, tienen como finalidad modificar el derecho vigente siempre que no sea objeto principal de la disposición. Formalmente estos anexos están adecuadamente posicionados ordenadamente según numeración romana, rubricados y dispuestos tras el espacios en blanco reglamentarios, fecha y firma. En el ámbito material, su contenido se presenta correcto, mas existen detalles mejorables. Táboas como las de los artículos 9 y 10 o contenido como lo del artículo 3, deberían estar en anexos a los que se derivara mediante referencia en el articulado. La colación de estas correcciones y antes de concluir, es importante señalar cómo se sigue el Acuerdo a la hora de citar otros cuerpos normativos, punto crucial en relación con su naturaleza “de acompañamiento”, al tener que lidiar y modificar una gran variedad de textos, a los que hay que hacer referencia. Las citas deben incluir el título completo de la norma como se aprecia por ejemplo y así se repite a lo largo de toda la pieza. Con todo el expuesto, me gustaría concluir que el presente Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación se adecúa las competencias de la Comunidad autónoma de Galicia es ajustado a derecho. Se demostró que partiendo desde lo análisis constitucional y pasando por el tamiz de la técnica normativa, el texto superó los estándares establecidos resultando en una norma asequible para el ciudadano al tiempo que técnica y con un registro adecuado. Animo a los responsables a revisar las recomendación expuestas, en especial las referentes al índice y al contenido del artículo 3, para pulir aun más su correcta compresión y permitir así que poco a poco el proceso legislativo sea perfeccionado entre todos, fuentes y receptores del derecho.

8 - Escrito por Laura Vázquez González el 22/04/2017 12:56

Él objeto de estudio de este trabajo eres la técnica normativa empleada en él proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación (10/PL-000002). La estructura de él proyecto de ley (10/PL-0000001) eres la siguiente: - Título de la disposición - Exposición de motivos - Articulado: Consta de Título I (de los capítulos), título II (tres capítulos), título III (de los capítulos), título IV, título V (de los capítulos), título VI. 92 artículos en total. - 6 disposiciones adicionales - 2 disposiciones transitorias - 3 disposiciones derogatorias - 5 disposiciones finales - 2 anexos Él título de la disposición eres Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación, eres un título claro y preciso que nos vana a permitir, en primer lugar, identificar la norma con facilidad, que se trata en este caso de un Proyecto de ley, por lo que la iniciativa legislativa lee corresponde al Consello da Xunta que, tras la aprobación de él texto definitivo él 2 de diciembre de 2016, lo remitió al Parlamento, donde empezó a denominarse proyecto él 3 de diciembre de 2016.  En segundo lugar, en los dice cuál vana a ser la materia objeto de regulación. La norma tiene una extensión razonable con respecto a la materia objeto de regulación, y por ello él índice en el sería necesario. En segundo lugar, vamos a analizar la exposición de motivos que aparece centrada y en mayúsculas, y cuyo objetivo eres describir él contenido de la disposición, concretando él objeto y finalidad de la misma. Aparece numerada en números romanos, él número I establece que la norma eres una ley de acompañamiento, eres decir, eres un conjunto de normas con rango de ley que son aprobadas anualmente en una tramitación parlamentaria que vana de forma paralela la la ley anual de presupuestos. Te la dice norma trata una serie de medidas fiscales, tributarias y administrativas con él fin de alcanzar los objetivos que pretende la Comunidad mediante la ejecución presupuestaria. Él número II determina la estructura de la disposición, haciendo un breve resumen de él contenido de cada capítulo y sección, mencionando la principales modificaciones introducidas. En último lugar, alude la la deliberación de él Consello da Xunta, y se cierra él párrafo de forma incorrecta, puesto que debería figurar la palabra “dispongo” seguida de de los puntos, y en el se hace en este caso de tal forma. Siguiendo por él articulado, si estructura en cuatro títulos: título I de medidas fiscales, dividido a su vez en de los capítulos, uno de tributos cedidos y él otro de tributos propios. Él Título II de medidas administrativas consta de nueves capítulos: función pública, régimen financiero, procedimiento administrativo, economía e industria, agricultura, innovación, mar y servicios sociales. Él Título III de la ordenación de él sistema de transporte público regular de viajeros, dividido en cuatro capítulos: objeto y régimen de competencias, transporte público regular de uso general, integración y coordinación de servicios en una red de transporte integrada y al régimen económico y tarifario de los servicios de transporte. Él Título IV de medidas provisionales de ordenación urbanística (a pesar de que en la exposición de motivos se habla de normas con vocación de permanencia), formado por de los capítulos: disposiciones generales y procedimiento de aprobación de él instrumento de planificación. Los capítulos se separan de forma numerada, con números romanos y se titulan. Como cada capítulo regula una materia concreta él contenido eres materialmente homogéneo. Los artículos deben recoger él contenido, evitando la motivaciones el explicaciones, para facilitar la comprensión de él mismo. Además, los artículos también tienen un título, para precisar la materia que regulará. Se debe de evitar que él artículo sea excesivamente ancho, a pesar de que pueda darse él caso de que algunos artículos traten materias complejas que requieran mayor extensión, sí bien deben ir ordenados y numerados. Este proyecto contiene algún artículo excesivamente denso, como puede ser él artículo 64. En cuanto a lo que la la disposiciones adicionales respeta, recogen preceptos que tienen un fin organizativo, por lo que están correctamente ubicados. Regulan excepciones, dispensas y reservas, eres decir, regímenes jurídicos especiales. En este caso, la tercera disposición adicional se centra en él ámbito temporal, por lo que quizás debería de estar incluida como disposición transitoria. La disposiciones transitorias regulan los posibles problemas de tránsito que pueda dar la nueva regulación. La disposiciones derogatorias son precisas y expresas, pues deben evitar que existan varias normas con él mismo ámbito de aplicación. Respeto a la cláusula de salvaguarda recogida en la primera, debería de aparecer al final. Además, la disposiciones derogatorias deberían de seguir orden cronológico. Por último, respeto a los anexos, en él Anexo I se utilizan números romanos, mientras que en él Anexo II se utilizan números cardinales arábigos. Deberían recoger la tablas y gráficos que se recogen en él articulado. Por tanto, la leyes de acompañamiento tienen un objeto perfectamente delimitado en él momento de presentación de él proyecto y en este caso se cumple con la técnica normativa.

9 - Escrito por Alexandre García Guijo el 26/04/2017 13:19

De nuevo, nos encontramos ante un artículo-opinión que consistirá fundamentalmente en un análisis objetivo de la técnica normativa empleada en él Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación (10/PL-000002) complementario la la Ley de presupuestos generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para él cordero 2017. Antes de comenzar con él anunciado análisis debemos preguntarnos él porqué de la existencia de él presente Proyecto de Ley. Como sabemos, los Presupuestos Generales requieren para su completa aplicación la adopción de diferentes medidas, que son de naturaleza diversa. Por un lado, unas de carácter exclusivamente ejecutiva, mientras que otras tendrán carácter normativo, que por su naturaleza deben adoptar rango de Ley, y que cómo precisó él Tribunal Constitucional, en el deben integrarse en la Leyes anuales de Presupuestos Generales, sino en Leyes específicas. Eres ahí donde me los encontraría la justificación de la existencia de presente Proyecto de Ley. Como viene siendo de forma recurrente, un análisis de técnica normativa en el debe ser realizado únicamente atendiendo a los deseos y arbitrio de él sujeto analista, sino que debe respetar y guiarse por todo aquello dispuesto en Acuerdo de 30 de octubre de 2014, de él Consejo de la Xunta de Galicia, por él que se aprueban la Directrices de técnica normativa. Nuevamente, y como ha ocurrido en anteriores análisis (tanto propios cómo ajenos), resulta imperioso mencionar cuál eres la realidad jurídica y social a la que responde él mentado Acuerdo, en el siendo otra que la importancia que la calidad y claridad de la disposiciones normativas deben tener para su correcta comprensión por la personas destinatarias y para la consecución de un ordenamiento rigurosamente configurado en él orden formal. Retomemos, pues, él puro análisis. En primer lugar, debe recordarse que los Proyectos de Ley tienen que estructurarse en la siguientes partes: título de la disposición, parte expositiva y parte dispositiva, incluyéndose en esta última él articulado, la parte final y, de ser él caso, los anexos correspondientes. En este caso, y tras una lectura y análisis, podemos certificar que él presente Proyecto de Ley cumple los criterios de técnica normativa correspondientes a lo que se ha dispuesto en él Acuerdo de 30 de octubre de 2014, de él Consejo de la Xunta de Galicia, por él que se aprueban la Directrices de técnica normativa. Un primer vistazo al presente Proyecto de Ley en los lleva la concluir que, efectivamente, presenta y respeta lo recientemente mentado. Además, en el sólo recoge él contenido obligatorio, sino que también opta por añadir de los anexos. En el obstante, en el podemos quedarnos en este análisis superficial, sino que habrá que ir más allá, y comprobar que, además de él conjunto, también resulta acorde cada elemento separado y su propio contenido. Detengámonos en él título. Este debe ser de una naturaleza tal que permita la clara identificación de él Proyecto de Ley y en el pueda ser confundido con cualquier otra disposición normativa. Además, este debe establecer de forma clara y escueta ante qué tipo de disposición nos encontramos. La iniciativa legislativa eres atribuida al Consejo de la Junta, al igual que sucedía en él Proyecto de Ley de Presupuestos Generales. Será únicamente cuando él propio Consejo apruebe él texto definitivo él momento en él que se remita al Parlamento de Galicia y sea definitivamente denominado como “Proyecto de Ley”. Como podemos observar, él título de él Proyecto de Ley eres breve y escueto. Generalmente, en el sería necesaria una mayor extensión, ya que, en mi opinión, cumple la función que lee eres encomendada de acuerdo a lo dispuesto en él Acuerdo de 30 de octubre de 2014, de él Consejo de la Xunta de Galicia, por él que se aprueban la Directrices de técnica normativa. Como viene siendo habitual, en el encontramos un índice con posterioridad al título. Frecuentemente se encuentra reservado a disposiciones de grano complejidad y amplitud. Aquí cada sujeto debe interpretar que disposiciones cumplen esos criterios de complejidad y amplitud. Personalmente, me inclino por la opción de que él presente Proyecto de Ley eres de una extensión suficiente para incluir un índice. A posteriori, llegaríamos la la parte expositiva, la cual se encuentra bajo la rúbrica “exposición de motivos” en él caso de los Proyectos de Ley. Eres esencial que se transcriba en letras mayúsculas, con un adecuado centrado. La su vez, esta exposición de motivos vana la encontrara dividida en de los apartados bien diferenciados, que se encuentran numerados a través de él empleo de números romanos. Creo que en la redacción de él presente texto se ha prestado especial atención al hecho de seguir lo contenido en él Acuerdo de 30 de octubre de 2014, de él Consejo de la Xunta de Galicia, por él que se aprueban la Directrices de técnica normativa, y se ha hecho una buena labor en él cumplimiento de la Directrices. En el obstante, él análisis debe proseguir para verificar que la corrección se extiende la la totalidad de él Proyecto de Ley. Debemos realizar una crítica a uno pequeño elemento que se encuentra ausente en él presente Proyecto de Ley. Al finalizar la Exposición de Motivos se debe introducir, de manera centrada, en mayúsculas y seguida de de los puntos, la palabra “dispongo”. Esta eres una ausencia recurrente en los Proyectos de Ley analizados asta él momento, y debería ser subsanado en posteriores textos, sí bien en el reviste una gravedad extrema. Tras ello se finalizaría la redacción de la parte expositiva, iniciándose, ya sí, la parte dispositiva. Como se mencionaba en él análisis de Técnica Normativa en él Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales, la unidad básica toda disposición de carácter normativo que nos encontramos en él Ordenamiento Jurídico español vana a ser él artículo. En el obstante, eres evidente que vana a ser necesaria la inclusión de otras unidades. En él presente caso, serán los Capítulos, los Títulos y la Secciones. La redacción que deben tener todos ellos se ajustan a lo dispuesto en él Acuerdo de 30 de octubre de 2014, de él Consejo de la Xunta de Galicia, por él que se aprueban la Directrices de técnica normativa. Esto se traduce en que los Títulos se encuentran adecuadamente numerados empleando números romanos, los Capítulos de la misma forma y los Artículos usando guarismos árabes. Por otra parte, tras una lectura general de los 92 artículos que conforman él articulado de él presente Proyecto de Ley, podemos constatar que se ajustan la la Directrices de él Acuerdo de 30 de octubre de 2014, con algunas leves excepciones. Prosiguiendo con él análisis, llegamos la la redacción de la parte final de la leyes, la cual se puede dividir en la siguientes clases de disposiciones, respetando él orden dado: disposiciones adicionales, disposiciones transitorias, disposiciones derogatorias y disposiciones finales. En concreto, él Proyecto de Ley objeto de presente la cuatro clases mencionadas. Detengámonos en la funciones que realizan cada una de esas disposiciones: - Disposiciones adicionales: regulan: el regímenes jurídicos especiales que en el puedan situarse en él articulado. el excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma lo de alguno de sus preceptos. el mandatos y autorizaciones dirigidos la la producción de normas jurídicas. el preceptos residuales. - Disposiciones transitorias: facilitar al tránsito al régimen jurídico recogido en. la nueva regulación - Disposiciones derogatorias: serán cláusulas de derogación de él derecho vigente (precisas y expresas), y evitarán que perduren en él ordenamiento jurídico diversas normas con él mismo ámbito de aplicación. De nuevo, y examinando la disposiciones de la cuatro clases presentes en él Proyecto de Ley objeto de análisis, se puede comprobar que la Directrices de él Acuerdo de 30 de octubre de 2014 se cumplen en términos generales. En el obstante, y como se pueden comprobar en otros análisis hechos sobre esta misma materia, hay que destacar una cuestión. SÍ acudimos la la cláusula general la cual establece “Quedan derogadas la demás disposiciones de igual el inferior rango que se opongan al establecido en la presente ley”, en virtud de su naturaleza y redacción debe ser trasladada la la cuarta disposición. Finalmente, debemos referirnos a los Anexos de él presente Proyecto de Ley. La diferencia que ocurría en otros Proyectos de Ley, aquí sí podemos observar que se ha respetado lo dispuesto en él Acuerdo de 30 de octubre de 2014. Concretamente, los Anexos se encuentran adecuadamente numerados mediante él empleo de número romanos. En definitiva, él respeto de la Directrices de técnica normativa eres palpable en él texto objeto de análisis, y salvo menores faltas, se puede afirmar que se ha procurado seguir lo dispuesto en él Acuerdo de 30 de octubre de 2014 de él Consejo de la Xunta de Galicia, por él que se aprueban la Directrices de técnica normativa.

10 - Escrito por Priscila Portela González el 26/04/2017 18:57

ANÁLISIS DE LA TÉCNICA NORMATIVA DE ÉL PROYECTO DE LEY DE MEDIDAS FISCALES Y ADMINISTRATIVAS En este trabajo procederemos al análisis de la técnica normativa empelada por él proyecto de medidas fiscales, administrativas y de orientación (10/PL-000002) complementario la la Ley de presupuestos de generales de la comunidad autónoma de Galicia para él cordero 2017. Se trata de un proyecto de ley, por tanto, establece la normativa de técnica normativa que tendrá de constar de una estructura en la que aparezcan la siguientes partes: titulo de la disposición, parte expositiva que por tratarse de un proyecto de ley recibe él nombre de exposición de motivos, y una parte dispositiva en la que se incluye él articulado, una parte final, y sí los hubiere estarían también los anexos. En el hablamos de un anteproyecto de ley sino de un proyecto de ley, ya que ha sido aprobada por él Consejo de la Junta, fijándose en él texto definitivo y remitido posteriormente al Parlamento. Esta disposición consta en este caso de 92 artículos, 6 disposiciones adicionales, 2 disposiciones transitorias, 3 derogatorias y cuatro finales, y hay que señalar que en este caso se incluyen también 2 anexos. Debemos hacer referencia en primer lugar al título de la disposición, en este caso “proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. Título que forma parte de él texto y permite su identificación e interpretación. Cumpliendo la normas de técnica normativa, si señala en primer lugar él tipo de disposición, como decíamos en este caso un proyecto de ley. Tras la identificación de esta disposición, si procede a indicar él título de la disposición, citado anteriormente, este indicará él objeto de la disposición y su contenido esencial. Este título aparece en mayúsculas y en una página separada de él resto de él texto. Su redacción eres clara y escueta y eres de fácil identificación. Hay que señalar también y, a pesar de que en esta disposición en el aparezca, que normalmente la disposiciones amplias y complejas aparecen dotas de índice. Considero que independientemente de la extensión y complejidad de la materia, un índice facilitaría notablemente, la identificación de preceptos, así como aspectos a destacar de esta disposición. A continuación procederemos al análisis de la parte expositiva, que cómo decíamos en los proyectos de ley se denomina exposición de motivos. Esta aparece en mayúscula y centrada en él texto. Lo que pretende la parte expositiva eres describir él contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, antecedentes y competencias entre otras cosas. Cuando la exposición de motivas tiene una amplia extensión, esta se divide partes con números romanos centrados en él texto. Esto eres lo que hace la disposición analizada que divide la exposición de motivos en de los partes. Así, en él primer apartado de la exposición de motivos se nos hace saber que la naturaleza de esta disposición eres de ley de acompañamiento, ya que cómo decíamos en él encabezado, completa la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para él cordero 2017. Si entiende por ley de acompañamiento, él conjunto de normas con rango de ley que son aprobadas anualmente en una tramitación parlamentaria que vana de forma paralela la la ley anual de presupuestos. En esta primera parte de la disposición se hace referencia también la que en este proyecto de ley, se incluyen un conjunto de medidas fiscales, tributarias y administrativas, que con vocación de permanencia en él tiempo, contribuyen la la consecución de determinados objetivos de orientación plurianual perseguidos por la comunidad autónoma a través de la ejecución presupuestaria. Por su parte, él apartado según lo que hace eres una síntesis de los Capítulos y de la Secciones, así como de la disposiciones de este proyecto de ley, y también se incluye aquí una mención a la principales medidas fiscales que se contiene y la la principales modificaciones introducidas. Por último, y cómo dispone la técnica normativa deberá hacerse referencia la la deliberación de él “Consello da Xunta”, en su reunión y cierra de aprobación, y se cerrará él párrafo con una como, y en la línea inferior, centrado y en mayúsculas, la palabra DISPONGO, seguida de de los puntos. Por tanto, nuestra disposición señalamos en ese caso que en el cumple la técnica normativa relativa la este aspecto. En tercer lugar, tenemos que hacer referencia la la parte dispositiva que consta de cuatro títulos; él primero de medidas fiscales, que la su vez se divide en de los capítulos que versan de los tributos cedidos y de los tributos propios respectivamente. Se establece que este título respeta él bloque de constitucionalidad y la competencias normativas autonómicas en materia de tributos cedidos en virtud de la LO 8/1980 y la ley 22/2009. Por su parte él título segundo relativo a la medidas administrativas consta de nueve capítulos, que tratan por orden de la siguientes materias, función pública, régimen financiero, procedimiento administrativo, economía e industria, agricultura, innovación, mar y servicios sociales. Él título tercero de la ordenación de él sistema de transporte público regular de viajeros, divido en cuatro capítulos que versan respectivamente de él objeto y régimen de competencias, transporte público regular de uso general, integración y coordinación de servicios en una red de transporte integrada y al régimen económico y tarifario de los servicio de transporte. Él título cuarto relativo a medidas provisionales de ordenación urbanística consta de de los capítulos relativos la la disposiciones generales y al procedimiento de aprobación de él instrumento de planificación. Hay que señalar en relación la este último título que en el aparece así mencionado en la exposición de motivo, ya que donde allí se habla de normas con vocación de permanencia, aquí se titula como medidas provisionales. En relación a estos títulos hay que señalar que aparecen encabezados por un título que expresa la materia de la versan, y que por extensión son divididos en capítulos. En caso de los capítulos y cumpliendo también con la técnica normativa, estos aparecen rubricados también, se separan utilizando números romanos. La parte dispositiva se había ordenado internamente y adoptará la siguiente estructura: disposiciones generales, divididas a su vez en objeto, ámbito de aplicación, definiciones y principios; parte substantiva divida en normas substantivas, normas organizativas, normas planificadoras, normas prescriptoras de derechos, obligaciones, prohibiciones y limitaciones e infracciones y sanciones; parte procedimental que consta de normas procedimentales y normas procesales y de garantía; una parte final en la que ese recogen la disposiciones adicionales, transitorias, derogatorias y finales y por último los anexos. Haciendo ya referencia al articulado señalamos que eres la unidad básica de toda disposición normativa y que debe aparecer siempre esta división en la disposiciones cualquiera que sea la extensión de él texto. Él articulado podrá dividirse en: libros, títulos, capítulos, secciones y subsecciones. En cuando la redacción de él articulado se señala que cada artículo debe tener un tema, cada párrafo un enunciado y cada enunciado una idea. Esto significa que la idea central se indicará en un primer párrafo seguido de los necesarios para expresar la especificaciones convenientes. Los artículos deben constituir una unidad de sentido completa, para facilitar la comprensión y que en el sea necesario recurrir a otros artículos anteriores el posteriores. Además deben tener un contenido motivado, dejando a un lado motivaciones el explicaciones, tampoco deseos el intenciones, así como él uso de expresiones de posibilidad lo excesivamente amplias. Si dispone además que los artículos deben numerarse con cardinales arábigos, en orden correlativa y serie única, y así se hace en este caso desde él 1 asta él 92, sin interrumpir la numeración en ningún caso. Él contenido de él artículo irá en la línea inferior al título, en minúscula salvo la inicial, irá además sin cursiva, subrayado, ni negrita. Todas estas especialidades son cumplidas por nuestra disposición. Se establece además que cuando los artículos sean bastante extensos estos se dividirán en números, requisito cumplido por este proyecto de ley. Con lo que en el estamos tan de acuerdo, eres que se establece el mejor te lo dice se recomienda que cuando estén divididos, en el eres conveniente que tengan más de cuatro números. Pero sin embargo, sí en el fijamos en él artículo 27 por ejemplo, está dividido en siete números. Se establece también en relación a los artículos que cuando deba subdividirse un número, si hará en líneas señaladas con letras minúsculas, ordenadas alfabéticamente a partir de él “la” y sucesivas de él signo paréntesis posterior, véase él art. 87. Ya entrando en la parte final, y cómo me los apuntaba al principio esta consta de seis disposiciones adicionales, de los disposiciones transitoria, tres disposiciones derogatorias y cinco disposiciones finales. En estas disposiciones adicionales se podrán incorporar la reglas que en el puedan situarse en él articulado sin perjudicar su coherencia y unidad interna. La disposiciones adicionales regulan jurídico especiales, por ejemplo la excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma lo de alguno de sus preceptos. La disposiciones transitorias, en este caso de los, tienen como finalidad facilitar él tránsito de él régimen jurídico previsto por la nueva regulación, examinando los problemas de transitoriedad que la entrada en vigor de la norma pueda originar. Estas disposiciones deben aplicarse con carácter restrictivo y se delimitará de forma precisa la aplicación temporal y material de cada una de ellas. La disposiciones derogatorias contendrán únicamente la clausulas de derogación él derecho vigente, que deberán ser precisas y expresas, evitando que sobrevivan en él mismo ordenamiento diversas normas con él mismo ámbito de aplicación. Así deberá recoger una redacción cronológica y exhaustiva de todas la disposiciones derogadas y cerrarse con una cláusula general de salvaguarda que delimitará la materia objeto de derogación. Podemos observar en relación la esta clausula de salvaguarda que en este caso aparece en la primera disposición final y en el en él cierre cono establecen la normas de técnica normativa. Por último, la finalidad de la disposiciones finales eres modificar él derecho vigente. Ya para terminar, hay que hacer referencia a los anexos, siete en este caso. Estos deberán ir numerados con números romanos, sí suelo hubiese uno, en el se numerará. Además deberán ir titulados con la denominación que haga referencia a su contenido respectivo. Así podemos observar en nuestra disposición que están situados correctamente y ordenado con números romanos, sin embargo en relación la cómo están divididos los mismos, él en primero se utilizan números romas, mientras que en él según se utilizan cardinales arábigos. La normativa señala también se incluirán gráficos, planos, tablas etc, así considero que en este caso habría que incluir la tablas recogidas a lo ancho de él articulado. Por todo esto, concluyo que él Proyecto de Ley de Medidas Fiscales, Administrativas y de Orientación eres correcto, y a pesar de la extensa redacción de ciertos artículos, eres un proyecto claro, sencillo y preciso.

11 - Escrito por Ainoa Puerto Achicharres el 27/04/2017 14:00

En este trabajo analizaremos el cumplimiento o no de la técnica normativa por el proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación (10/PL-000002). Este proyecto de ley fue aprobado tramitado por el Parlamento de Galicia por el procedimiento de urgencia y aprobado por el Consello da Xunta de Galicia el día 2 de diciembre de 2016 y tuvo entrada en el Registro del Parlamento de Galicia el día 3 de diciembre de 2016 (nº de registro 1969). Consideramos necesario realizar una explicación acerca de la naturaleza de esta disposición como “ley de Acompañamiento”. Con esta expresión se pretende hacer referencia a un conjunto de normas con rango de ley que, con periodicidad anual, son aprobadas en una tramitación parlamentaria en paralelo a la de la ley anual de presupuestos. Se trata de una solución para ajustar simultáneamente distintas partes del ordenamiento jurídico la una realidad que cambia muy rápidamente, la del Sector Público Comenzaremos a analizar cómo se estructura la disposición objeto de estudio, que es la siguiente: 1. Título de la disposición 2. Parte expositiva 3. Parte dispositiva 4. Anexos A parte expositiva en este caso recibe el nombre de exposición de motivos. En la parte dispositiva se recoge el conjunto del articulado, hasta un total de 92 artículos e integrando también las disposiciones adicionales, transitorias, derogatorias y finales. En cuanto a los anexos, esta disposición contiene dos. En primer lugar, el título con el que comienza esta disposición es “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. El título forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita y por otro lado, se diferencia de los títulos de las otras disposiciones en vigor. Deberá comenzar siempre con la identificación del tipo de disposición y el nombre de la misma que en este caso es “de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. La iniciativa legislativa le corresponde al Consello da Xunta y en ese momento el texto se denominará “anteproyecto de ley” y, cuando el Consello da Xunta apruebe el texto definitivo para su remisión al Parlamento, pasará a denominarse “proyecto de ley”. Observamos que la expresión que define el título está colocada de forma centrada y en mayúsculas. Este nombre apunta su contenido esencial, permitiendo al lector conocer con exactitud a materia que en la disposición se va a tratar. También la redacción del título es escueta, sin inclusión de descripciones propias de la parte dispositiva, y de fácil compresión, evitando el uso de siglas y abreviatura . Estos requisitos se recogen en el artículo 24 de la Ley del Gobierno, en la versión dada por la reforma llevada a cabo por la Ley 40/2015 de régimen jurídico del sector público. En relación al índice, apreciamos que el hecho de carecer de él puede complicar la compresión del proyecto de ley debido a su amplitud la a la complejidad de la materia que se trata . Debido a la falta de índice, el texto continúa con la exposición de motivos. Continuando con el esquema de la disposición, procedemos a analizar la parte expositiva. Esta recibe el nombre de “exposición de motivos”, siendo esta una característica propia de los anteproyectos de ley. Dicta expresión está rubricada, colocada y centrada en el texto y escritura con letras mayúsculas. La función mas destacable de esta parte expositiva es la de describir el contenido de la disposición, indicar su objeto, finalidad, antecedentes y competencias y habilidades en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención a incidente que pueda tener en la normativa en vigor. Esta parte expositiva se divide en dos partes, ambas separadas con números romanos centrados en el texto: la primera explica la naturaleza de esta disposición, es decir, que se trata de una Ley de acompañamiento que completa a la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. La segunda parte, por el contrario, hace referencia a los títulos en los que se divide la norma y las principales modificaciones. También se indican las disposición con las que cuenta el proyecto de ley que en este caso son seis disposiciones adicionales, tres derrogatorias y cinco finales. En esta parte encontramos una contradicción con el dispuesto por la técnica normativa: cuando se alude al dictamen del Consello Consultivo y a la deliberación previa del Consello da Xunta no encontramos la palabra “dispongo”. Este término debería estar colocado de forma centrada y con mayúsculas, seguido de dos puntos. En relación aparte dispositiva, no se determina una diferenciación entre la parte substantiva y la procedimental debido la que este proyecto de ley tiene la función de modificar aspectos concretos de otras normas. En esta parte se recoge el conjunto del articulado. Este se divide en cuatro títulos, cada uno de ellos subdividido en capítulos: El título I se refiere a las medidas fiscales y a su vez contiene dos capítulos; el título II trata las medidas administrativas y se divide en nueve capítulos; el título III se refiere a la ordenación del sistema de transporte público regular de pasajeros y se encuentra dividido en cuatro capítulos; el capítulo IV habla sobre las medidas provisionales de ordenación urbanística, estructurándose en dos capítulos. Una vez explicada a parte dispositiva, hace falta analizar el articulado, formado por un total de noventa y dos artículos. El articulado es la unidad básica de toda disposición normativa, por lo que debe aparecer siempre, cualquier que sea la extensión del texto pudiéndose dividir en libros, título, capítulos, secciones y subseccións. En este caso, como dijimos anteriormente, este articulado se estructura en cuatro títulos, numerados con números romanos seguidos del nombre correspondiente y, dentro de cada título, los capítulos que estimaran convenientes, también numerados con números romanos acompañado de un título. Por lo tanto, la división en capítulos es potestativa, debiendo hacerse por razones sistemáticas y no en función de la extensión de la disposición. Todos los artículos que conforman esta disposición llevan un título en el que se indica con exactitud el contenido o materia a la que hacen referencia. A continuación de este título, en la parte inferior del mismo, aparece el contenido del artículo en minúscula, salvo la mayúscula inicial y las que procedan ortograficamente, sin gruesa, ni subrayado ni cursiva. La numeración de los artículos se realiza mediante números cardinais arábigos, desde lo 1 hasta lo que corresponda, en este caso 92, en orden correlativa y serie única, sin alterar ni interrumpir la numeración en ningún caso. Para que la información contenida se ordene de forma lógica es necesario que la idea fundamental se indique en un primero párrafo y a continuación, los demás que se consideren convintes para indicar las especificaciones necesarias. En la amplitud de los artículos también observamos una contradicción con la recomendación de la técnica normativa de que los artículos no sean demasiado extensos, intentando no superar en más de cuatro los números cardinais arábigos en los que se subdividen los artículos en caso de que su complejidad así lo requiera. De este modo, el caso que más destaca es lo del artículo 68 integrado por ocho números. Esto en cuanto a la forma de los artículos, en cuanto al fondo de los mismos, cabe destacar que se cumple la regla de redacción “cada artículo, un tema”. Esto quiere decir que conforma una unidad de sentido completa, de suerte que para su comprensión no sea necesario acudir a los artículos anteriores o posteriores. Por lo tanto, cada artículo tiene un tema, cada párrafo un enunciado y cada enunciado, una idea. Por otro lado, estos artículos también cumplen las reglas básicas de abstenerse de explicaciones, motivaciones, deseos, declaraciones o intenciones dentro de su contenido. Tampoco se emplean expresiones de posibilidad o excesivamente amplias que puedan dar lugar la una incertidumbre a la hora de interpretar y aplicar la norma. La parte final está dividida en seis disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias, tres derrogatorias y cinco y disposiciones finales. Las primeras disposiciones regulan los regímenes jurídicos especiales que no puedan situarse en el articulado cómo tal, por ejemplo, excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma o de alguno de sus preceptos. La finalidad de las disposiciones transitorias es la de facilitar el tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación, habida cuenta los conflictos de transitoriedade que puede dar lugar a entrada en vigor de la misma. Por lo tanto, tienen que delimitar de forma precisa la aplicación temporal y material de la disposición transitoria corresponsal, evitando cláusulas generales. Las disposición derrogatorias contienen cláusulas de derogación del derecho vigente, evitando la supervivencia en el ordenamiento jurídico de ciertas normas con el mismo ámbito de aplicación. Por último, las cinco disposiciones finales, incluyen los preceptos que modifican el derecho vigente. Una vez explicado en qué consiste la finalidad de cada una de las disposiciones podemos afirmar que la parte final de este proyecto de ley cumple todas estas funciones. En esta disposición se contienen dos anexos. Los anexos de esta disposición no infringen la regla que dispone la técnica normativa de que los anexos deben estar numerados en números romanos y titulados con la denominación que haga referencia a su contenido respectivo, además de estar rubricados y dispuestos tras el espacios en blanco reglamentarios, fecha y firma. Nos anexos se deberán recoger conceptos, reglas, requisitos técnicos, gráficos, planos, tablas, series numéricas y otros elementos que no puedan expresarse mediante la escritura; relaciones de personas, bienes, lugares, etc., respeto de los cuales haya que concretar la aplicación de las disposiciones del texto; acuerdos o convenios que el texto dota de valor normativo; otros documentos que, por su naturaleza y contenido, deban integrarse en la disposición como anexo. De este modo, concluimos que las tablas y gráficos que se recogen en el articulado (por ejemplo: artículos 3 y 9) deberían recogerse en esta parte del texto. Como conclusión, la disposición, en general, muestra precisión y claridad tal y como la técnica normativa recomienda, siempre dentro del posible ya que se trata de una materia complicada y pesaje para los ciudadanos que no estén familiarizados con la disciplina. Sin embargo encontramos algunos artículos de excesiva amplitud como el artículo 3 formado por 43 páginas. También cabe destacar la apreciación que fijemos en el párrafo anterior respeto a los anexos, ya que cómo explicamos, entre sus funciones está la de recoger conceptos, reglas, requisitos técnicos, gráficos, planos, tablas, series numéricas y otros elementos que no puedan expresarse mediante la escritura.

12 - Escrito por Raquel Ricón Rodríguz el 23/03/2018 12:53

El proyecto de Ley de medidas fiscales y administrativas fue tramitado por el procedimiento de urgencia (los plazos se ven reducidos la mitad de los plazos comunes) por el Parlamento de Galicia, aprobado por el Consello da Xunta de Galicia el día 2 de diciembre de 2016 y finalmente, entra en vigor en el Registro del Parlamento de Galicia el día 3 de diciembre de 2016 (número de registro 1969). Para comenzar, en primer lugar es preciso la realización de una aclaración acerca de la naturaleza de esta disposición como “ley de Acompañamiento”. Dicta expresión pretende hacer referencia a un conjunto de normas (con rango de ley) que, anualmente, son aprobadas paralelamente la ley de presupuestos en una tramitación parlamentaria. Tratara de una solución para ajustar, al mismo tiempo, distintas partes del ordenamiento jurídico la una realidad que cambia rápidamente. Esta realidad se trata del Sector Público. De sucesivo, procederemos a analizar como es la estructura del proyecto de ley a lo que fijemos ya referencia párrafos más arriba. Su estructura es de la siguiente manera: 1. Título de la disposición 2. Parte expositiva 3. Parte dispositiva 4. Anexos. En este caso en concreto, la parte expositiva recibe el nombre de exposición de motivos. Por otra parte, en la parte dispositiva, se recopila el conjunto del articulado, con un total de 92 artículos, integrando también la parte dispositiva las disposiciones adicionales transitorias, derrogatorias y finales. En cuanto los anexos, la disposición que estamos comentando, cuenta con dos en total. En primer lugar, el título con el que comienza esta disposición es “Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. El título forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita. Por otra parte, diferenciamos los títulos de las otras disposición en vigor. Deberá comenzar siempre con la identificación del tipo de disposición y el nombre de la misma que en este caso es de “medidas fiscales, administrativas y de ordenación”. La iniciativa legislativa correspóndele en este caso al Consello da Xunta y en ese momento el texto definitivo para su remisión al Parlamento, pasará a denominarse “proyecto de ley”. Podemos observar como la expresión que define el título se encuentra de forma centrada y en mayúsculas. Este nombre apunta a su contenido esencial, permitiéndole de esta forma al lector conocer con exactitud a materia que en la disposición se va a tratar. Esto lo encontramos recogido en el artículo 24 de la ley del Gobierno, en la versión dada por la reforma llevada a cabo por la ley 40/2015 de régimen jurídico del sector público. A continuación, en relación con el índice, apreciamos que el hecho de carecer de él puede complicar la comprensión del proyecto de ley debido su amplitud y la complejidad de la materia a tratar. Aun así, este no sería obligatorio pero sí que su ausenza puede provocar dificultades. La falta de este, el texto continúa con la exposición de motivos parte que procederemos al suyo análisis a continuación. La función más relevante de esta parte, es la de describir el contenido de la disposición, indicar su objeto, finalidad, antecedentes, competencias y habilidades que se dicta en su ejercicio, haciendo mención a incidentes que pueda tener la normativa en vigor. Se divide en dos partes. Ambas las podemos encontrar separadas con números romanos centrados en el texto. La primera explica la naturaleza de esta disposición, es decir, tratara de una ley de acompañamiento que completa la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia para el año 2017. La segunda parte, hace referencia a los títulos en los que se divide la norma y las principales modificaciones. También se indican las disposiciones con las que cuenta el proyecto de ley que en este caso son seis disposiciones adicionales, tres derrogatorias y cinco finales. Aquí encontramos una alteración con el dispuesto en la técnica normativa. Cuando se alude al dictamen del Consello Consultivo y la deliberación previa del Consello da Xunta no encontramos la palabra “dispongo”, tenérmelo que debería estar colocado de forma centrada y con mayúsculas seguido por último de dos puntos y en este caso, no se comtempla así recogido. En la parte dispositiva, no se determina una diferenciación entre la parte substantiva y la parte procedimental, debido la que este proyecto de ley tiene la función de modificar aspectos concretos de otras normas. En esta parte se escoge el conjunto del articulado, dividiéndose este en cuatro títulos subdivididos en capítulos. El título I se refiere las medidas fiscales y su vez cuenten dos capítulos; El título II se refiere las medidas fiscales, trata de las medidas administrativas y se divide en nueve capítulos; El título III se refiere la ordenación del sistema de transporte público regular de pasajeros y subdivídese en cuatro capítulos; El título IV habla sobre las medidas provisionales de ordenación urbanística subdividíndose en dos capítulos. A continuación, pasaremos a realizar el análisis del articulado. Este está formado por un total de 90 artículos. El articulado constituye la unidad básica de toda disposición normativa, por lo que debe aparecer siempre cualquier que sea su extensión. Como ya dijimos con anterioridad, se divide en cuatro títulos, numerados con números romanos y dentro de cada título, los capítulos que sean necesarios sin ninguna imposición de límites numerados también del mismo modo con los títulos. Por lo tanto la división en capítulos es potestativa, debiendo hacerse esta por razones sistemáticas y no en función de su extensión. Todos los artículos llevan consigo un título en el cual se indica el contenido del que hacen referencia con exactitud. La numeración de los artículos se realiza con números cardinais arábigos, sin alterar ni interrumpir la numeración en ningún caso (es decir, no se puede saltar la numeración). Para que la información se ordee lógicamente, es preciso que la idea principal se indique en un primero párrafo y a continuación, los demáis que sean considerados convincentes precisará indicar las especificaciones necesarias. En la amplitud del articulado también observamos una contradicción. Los dicen que no deben ser demasiado extensos, intentando no superar en más de cuatro números cardinais arábigos. Una extensión mayor, puede dificultar el entendimiento de las normas provocando de este modo un problema a los ciudadanos tanto la hora de su comprensión como su interpretación. Aquí podemos destacar el artículo 68 integrado por un total de ocho números dificultando así que este. Por otra parte compre destacar que se cumple la regla de redacción con el cual cada artículo trata sobre un tema no habiendo en este caso intrusións. Forma una unidad de sentido compreta no teniendo que acudir a artículos anteriores ni posteriores. De este modo cada artículo cuenta con un tema, cada párrafo con un enunciado y cada enunciado con una idea. Tampoco encontramos expresiones que pudieran dar lugar a incertidume al aplicar la norma. Como ya comentamos, la parte final está compuesta por seis disposición adicionales, dos disposiciones transitorias, tres derrogatorias y cinco finales. La finalidad de las disposiciones transitorias es facilitar lo transito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación dado que la entrada en vigor puede dar lugar a conflictos. Tienen que delimitar de forma precisa la aplicación temporal y material de la disposición, evitando cláusulas generales. Para finalizar, las cinco disposiciones finales, incluyen los preceptos que modifican el derecho vigente. La última parte del proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación, cumple con el establecido siendo de este modo clara y escueta. Los anexos, no van en contra del dispuesto en la técnica normativa de que los anexos deben estar numerados en números romanos y titulados con la denominación que hagan referencia a su contenido, además de estar rubricado y también tras los espacio en blanco regramentarios, fecha y firma. Nos percatamos que los anexos deberán recoger conceptos, reglas, requisitos técnicos y gráficos, planos, tablas, series numéricas y otros elementos que no puedan expresarse mediante la escritura; relaciones de personas, bienes, lugares... de los cuales se deba determinar la aplicación de las disposiciones del texto; acuerdos o convenios que el texto dota de valor normativo; documentos varios que por su naturaleza y contenido deban ser ingresados en la disposición como anexo. De este modo, las tablas y gráficos recogidos en el articulado (como el caso del artículo 9) deberían recogerse en esta parte del texto. Como conclusión, la grandes pautas, el proyecto muestra precisión y claridad requisito imprescindible que recomienda la técnica normativa, siempre dentro del marco de sus posibilidades ya que se trata de una materia complicada para los ciudadanos no familiarizados o acomodados con esta materia y por lo tanto no siempre se puede llegar a un nivel excelente de pleno entendimiento. Sin embargo, encontramos algunos artículos de excesiva amplitud como el artículo 3 con un total 43 páginas que podía evitarse ya que el hecho de que sea tan largo puede dar cabida a malas interpretaciones. También y preciso destacar la apreciación que fijemos en el párrafo anterior respeto a los anexos, ya que cómo aclaramos con anterioridad, entre sus funciones está la de recoger conceptos, reglas, requisitos técnicos, gráficos, planos, tablas, series numéricas y otros elementos que no puedan expresarse mediante la escritura.

13 - Escrito por Carlota Gómez Pereira el 24/04/2019 11:58

Procederemos en este trabajo al análisis de él Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación (10/PL-000002), tramitado por él procedimiento de urgencia y aprobado por él Consello da Xunta él día 2 de diciembre de 2016, con entrada en él Registro de él Parlamento de Galicia él día 3 de diciembre, siendo asignada su tramitación a la Comisión 3ª de Economía, Hacienda y Presupuestos en relación con él Acuerdo de él Consejo de la Xunta de Galicia de 30 de octubre de 2014, por él que se aprueban la Directrices de técnica normativa para comprobar sí un Proyecto cómo él mencionado cumple la pautas dispuestas en este acuerdo. La primera cuestión a analizar eres él título, y en relación con este observamos que ha sido un texto previamente aprobado con carácter definitivo por él Consejo de la Junta, ya que se trata de un “Proyecto” y en el de un “Anteproyecto” que eres la denominación que recibe él texto cuando está en la fase de tramitación de expedientes. Eres decir, él título nos permite una identificación de él tipo de disposición de él que se trata. Él acuerdo de la Junta considera que la redacción de él título debe ser diferente de los títulos de la otras disposiciones en vigor. Además, él mismo debe reflejar su contenido esencial y en el debe incluir descripciones propias de la parte dispositiva, así como evitar en la medida de lo posible la introducción de siglas y abreviaturas. Por ello entiendo que en este caso él título cumple con sendos requisitos al ser claro, escueto y al en el incurrir en ninguna de la mencionadas prohibiciones ni recomendaciones de en el incluir. En cuanto a la estructura este proyecto de ley cuenta como ya hemos indicado con su correspondiente título de la disposición; una parte expositiva denominada en este caso como "exposición de motivos"; una parte dispositiva compuesta por un total de 92 artículos, disposiciones adicionales, transitorias, derogatorias y finales y, en último lugar, esta disposición cuenta también con de los anexos. Por otra parte, antes de entrar en la parte expositiva considero que a pesar de restringir él acuerdo de la Junta él índice a aquellas “disposiciones de grano complejidad y amplitud” y en concordancia con lo dispuesto este proyecto en el tiene índice sería interesante que todos los proyectos llevasen un índice orientativo a pesar de él número de sus disposiciones lo de la trascendencia el posible dificultad de la mismas. La parte expositiva aparece denominada como exposición de motivos” y se expresa en mayúscula y centrada en él texto. La finalidad de la misma en el eres otra que descriptiva, incidiendo en los antecedentes, competencias, objeto y finalidad de él proyecto, así como en los aspectos novedosos que pueda tener en relación con la disposiciones relacionadas con la materia en tela de juicio que están en vigor. Cuando esta parte tiene una amplia extensión se divide en partes con números romanos que deben ir centrados en él texto. En él presente proyecto analizado él texto se divide en de los partes. En la primera parte se indica la naturaleza de esta disposición que será una ley de acompañamiento que viene a completar la la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Galicia de él cordero 2017. Por tanto, este proyecto de ley forma parte de él conjunto de normas con rango de ley que son aprobadas con carácter anual en una tramitación parlamentaria que transcurre paralelamente la la ley anual de presupuestos. Te la dice norma trata pues una serie de medidas fiscales, tributarias y administrativas con la finalidad de alcanzar los objeticos plurianuales que pretende nuestra Comunidad Autónoma mediante la ejecución presupuestaria. La segunda parte de la parte expositiva eres una síntesis lo resumen de los capítulos, secciones y disposiciones de él presente proyecto de ley, así como de la principales medidas con la correspondientes modificaciones. Encontramos un error técnico en este apartado de él proyecto ya que de conformidad con la técnica normativa debe hacerse mención de la deliberación de él “Consello da Xunta”, en su reunión y cierra de aprobación, cerrándose él párrafo con una como y en la línea inferior, de manera centrada y en mayúsculas debe aparecer la palabra “DISPONGO” seguida de de los puntos, aspecto que en el se realiza en él proyecto. Una vez analizada la parte expositiva comienza la dispositiva. De conformidad con lo dispuesto en él análisis de técnica normativa de la Ley de los Presupuestos Generales la unidad básica que contempla él ordenamiento jurídico español para la efectiva distribución de esta parte vana a ser él articulado. De todas formas, en numerosas ocasiones y tal y como sucede en este proyecto eres necesaria la inclusión de otras unidades que serán los Capítulos, Títulos y Secciones. Él primero de los títulos versará sobre la medidas fiscales, que aparece subdividido en de los capítulos correspondientes uno a tributos cedidos y otro a tributos propios. Hay que destacar que este título respeta él bloque de constitucionalidad y la competencias normativas autonómicas en materia de tributos cedidos en virtud de la LO 8/1980 y la ley 22/2009. Él Título II relativo a medidas administrativas consta ya de nueve Capítulos que tratan la siguientes materias: función pública, régimen financiero, procedimiento administrativo, economía e industria, agricultura, innovación, mar y servicios sociales. Encontramos aquí una incoherencia en relación a la parte expositiva ya que cuando hace referencia la estructura de él proyecto en el hace mención de él capítulo IV relativo a la vivienda. Él título III relativo a la “ordenación de él sistema de transporte público regular de viajeros”, si encuentra divido la su vez en cuatro capítulos que incluyen; objeto y régimen de competencias; transporte público regular de uso general; integración y coordinación de servicios en una red de transporte integrada y régimen económico y tarifario de los servicios de transporte. Él título IV recoge "medidas provisionales de ordenación urbanística". Consta de de los capítulos, él primero de ellos dedicado a la disposiciones generales y él según al procedimiento de aprobación de él instrumento de planificación. Me llama la atención que volviendo la la parte expositiva este capítulo en el aparece así mencionado cómo tal, ya que donde allí se mencionan la normas con vocación permanente aquí se titulan medidas provisionales. En relación con esta parte analizada constatamos que se cumplen de los exigencias relativas la la capitulación: en primer lugar, cada capítulo regula unas materias en concreto por lo que tienen un contenido materialmente homogéneo y en segundo lugar los capítulos deben separarse mediante él empleo de números romanos y deben llevar título, tal y como ocurre en él caso que estamos analizando. Pasamos a continuación ya al articulado, que eres la unidad básica cómo me los mencionaba anteriormente. Él articulado podrá dividirse en: libros, títulos, capítulos, secciones y subsecciones. Cada artículo cómo tal debe tener un tema, cada párrafo un enunciado y cada enunciad una idea. Esto en los lleva a deducir que la idea central se expresará en un primer párrafo seguido de todos aquellos que precise para la especificaciones que procedan, debiendo cómo tal constituir una unidad de sentido completa para que en el tengamos que recurrir posteriormente a otros artículos anteriores el posteriores. La mayores su contenido debe ser motivado. En este caso en él articulado encontramos artículos que regulan materias con un contenido más complicado y por consecuencia de ello se encuentran divididos en números. Con carácter general esta regla se respeta, pero por poner un ejemplo en algunos artículos cómo él 27 se encuentra dividido en 7 números, superando la recomendación de la técnica normativa que sugiere que los artículos en el contengan más de cuatro números. Bajo mi punto de vista la excepción de este artículo 27 lo de él 68 que está dividido en 8 números tiene cierta justificación ya que eres una materia compleja que se encuentra expuesta de una manera quizás un poco pesada cómo para en el efectuar sucesivas divisiones para facilitar la clarificación. Por último, entramos en la parte final compuesta en este caso por seis disposiciones adicionales, de los transitorias, tres derogatorias y cinco finales. En cuanto a la disposiciones finales hay que recalcar que regulan cuestiones concretas como excepciones, dispensas y reservas de la norma lo de alguno de sus proyectos, así como también recogen cuestiones de carácter organizativo que en el se pueden incluir en la parte de él articulado. La transitorias tienen como objetivo principal regular él tránsito de él régimen anterior al nuevo previsto por la regulación objeto de tal proyecto. Así pues, mediante ellas se delimitará de forma clara y precisa la aplicación temporal y material de cada una de ellas. La derogatorias contienen cláusulas que derogan él derecho vigente que contiene él mismo ámbito de aplicación, para evitar así que coexistan en él mismo ordenamiento. En los percatamos aquí de un fallo en relación con la teoría que recogen la normas de técnica normativa que establecen que “…deberá recoger una redacción cronológica y exhaustiva de todas la disposiciones derogadas y cerrarse con una cláusula general de salvaguarda que delimitará la materia objeto de derogación” y esta cláusula de salvaguarda la encontramos en este proyecto en la primera disposición final y en el en él cierre tal y cómo se debería. La disposiciones finales incluyen aquellos preceptos que modifican él derecho vigente que en el sea objeto principal de la disposición. Tras este análisis exhaustivo de la estructura de este Proyecto sobre medidas fiscales y administrativas y de ordenación he de concluir personalmente con que me parece un proyecto con una relevancia bastante elevada tanto por él número de normas que modifica que son 21 normas como por la adopción de medidas en temas tan destacados para la ciudadanía como cuestiones fiscales y administrativas. Por ello en mi opinión él procedimiento utilizado que ha sido la tramitación de urgencia que recogen los artículos 98 y 99 de él Parlamento de Galicia en el sería él adecuado que presenta un margen y unos plazos más breves tanto para la ciudadanía como para los grupos parlamentarios para estudiar él tema e informarse debidamente. Como fallos estructurales para mi está la carencia de un índice orientativo, en el tanto por la amplitud de la norma sino como expliqué anteriormente por la dificultad de la misma. A pesar de ello en líneas generales considero que este Proyecto de ley de medidas fiscales, administrativas y de ordenación se ajusta al cumplimiento de la directrices de la técnica normativa estudiada.

Añadir una opinion

Cubra los campos del formulario y presione en el botón enviar.

Los campos con * son obligatorios.

Últimas opiniones