La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Legisla con nosotros

Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia (10/PPLC-000002)

Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia

Opiniones

1 - Escrito por Elena Álvarez Martínez el 06/03/2017 19:54

El siguiente trabajo consiste en un comentario u opinión sobre la técnica normativa en la “Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia”. Hay que tener en cuenta que una buena técnica legislativa es sinónimo de seguridad jurídica y coherencia interna del ordenamiento jurídico. Estamos ante una proposición de ley que se va a presentar ante el Congreso de los Diputados, por lo que se trata de un procedimiento legislativo especial regulado en el artículo 163 del Reglamento del Parlamento de Galicia. Asimismo, hay que tener en cuenta que, a pesar de todo, los trámites se llevarán a cabo de acuerdo al procedimiento legislativo común. Para comenzar el análisis de esta norma debemos tener cuenta de su estructura y división; a misma consta del título de la disposición, de la parte expositiva y de la parte dispositiva. Empezaremos por el título de la disposición que se rubrica de la siguiente forma: “Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia”. El título forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita; asimismo, se componen de tres elementos: Identificación de la norma, nombre de la norma y fecha de publicación. En este caso se identifica la disposición como “Proposición de ley”, por lo que se realiza de forma correcta, pues se trata de una iniciativa legislativa que proveen de los grupos parlamentarios. El nombre es “para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia”, lo cual, en mi opinión, identifica con gran claridad el objeto de la disposición. El motivo por lo que no aparece el número y la fecha de publicación, el último de los elementos que compone el título, es que esta proposición de ley aun no fue aprobada por el Pleno. El siguiente elemento que se puede encontrar en una norma es el índice, que debe ir colocado después del título y siempre antes de la parte expositiva. La inclusión de un índice es potestativa y en este caso el legislador optó por no incorporarlo, decisión que me parece acertada, pues se trata de una norma que consta so de dos artículos, por lo que es una disposición especialmente breve. A continuación encontramos la parte expositiva, a cuál no debe titularse al tratarse de una proposición de ley, ya que únicamente se titulan, con la denominación de “exposición de motivos”, los proyectos de ley. A pesar del expuesto, esta norma sí está titulada, pues la encabezan la expresión “exposición de motivos”, lo cual me parece un error desde el punto de vista de la técnica normativa. La parte expositiva tiene como objeto explicar los motivos por los que se realiza la disposición, así como los aspectos más relevantes de la tramitación. En la presente, se elabora una explicación de la motivación que dio lugar a la redacción de esta norma, así como de la estructura de la que consta la proposición de ley, pero no se efectúa ninguna referencia a la tramitación. Pasando aparte dispositiva, la estructura habitual que siguen las norma no se cumplen en la presente, ya que su brevedad permite que el artículo sea la única unidad de división, prescindiendo así de libros, títulos, capítulos, secciones y subseccións. Los artículos deben ir numerados en cardinais arábigos, y este caso no es una excepción. Asimismo, todos los artículos deben llevar un título que indique concisamente el contenido o la materia a la que se refieren; en este caso ambos artículos están titulados correctamente (“Transferencia de la AP-9” y “Traspaso de servicios”). Otra de las reglas relativa a los artículos es que, cuando regulan aspectos que se deban diferenciar, tienen que dividirse en números. Estos números se escribirán con cardinais arábigos y, además, no es conveniente que haya más de cuatro números por artículo, pues esto dificulta su comprensión. Como se puede comprobar, el artículo 1 lo encontramos dividido en 3 apartados, de forma totalmente correcta atendiendo a la explicación que precede. Asimismo, el artículo 1 en su segundo apartado debe subdividirse, para lo cual utiliza de forma correcta las letras minúsculas ordenadas alfabéticamente y prescindiendo de la “ch”. En el relativo a parte final, esta puede constar de disposiciones adicionales, transitorias, derrogatorias y últimas, las cuales tienen que aparecer en esta orden. En esta norma únicamente contamos con tres disposiciones adicionales y una disposición última. En primer lugar encontramos las disposiciones adicionales, las cuales regulan los regímenes jurídicos especiales que no puedan situarse en el articulado. En la presente, esta función se cumplen, pues lo que regulado en tales preceptos no tendría cabida en el articulado. La disposición última también está redactada de forma correcta, esta incluye una cláusula relativa a la entrada en vigor, por lo que no se aplica la regla general de los veinte días desde su publicación, sino que se fija como referencia a fecha de publicación. Esta cláusula es correcta siempre y cuando dicta norma deba entrar en vigor de forma inmediata. Otro de los elementos pertenecientes aparte dispositiva de las normas y con los que puede contar una disposición son los anexos, pero en este caso no se consideró necesario su inclusión debido a las características y al objeto de la norma. En cuanto a los criterios lingüísticos generales que deben seguir las normas, en la presente a redacción es clara, sencilla y precisa, utilizando un lenguaje culto a la par que es accesible para la persona media. Los términos empleados no dejan margen para que se pueda dar lugar a confusión, se da una coherencia terminológica, se presenta una estructura gramatical correcta y, todo esto, guardando un decoro lingüístico sin incurrir en redundancias, reiteraciones o vulgarismos. En el relativo al informe de impacto de género, tal es cómo establece el artículo 7 del Decreto legislativo 2/2015, del 12 de febrero, por lo que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de igualdad, es preceptiva su realización por el Servicio Gallego de Promoción de la Igualdad del Home y de la Mujer. En este caso, dicho trámite se realizó con éxito, estableciendo que esta proposición de ley tendrá un impacto positivo pues puede ayudar a reducir las desigualdades de género. Asimismo, y en cumplimiento de este mismo Decreto legislativo, debe utilizarse un lenguaje no sexista e inclusiva, por lo que esta norma también cumple este requisito de forma positiva, pues no existe ningún término en esta iniciativa legislativa de carácter sexista. Para la realización de una buena cita en una ley, los estatutos de autonomía pueden citarse de forma abreviada con su denominación propia, sin necesidad de incluir la referencia a la ley orgánica por la cual se aprueban. En este caso, se cita el Estatuto de autonomía de Galicia en repetidas ocasiones en la parte expositiva, de forma correcta. En la presente también se realizan dos citas a la Constitución española, adecuadamente, pues no se utilizan sinónimos de la misma como norma suprema” o “carta magna”. A pesar de esto, en mi opinión, la utilización de las siglas CE para referirse nuestra Constitución no es el más recomendable pues, aunque esta abreviación es muy conocida entre los juristas, no lo es tanto por las personas que no están relacionadas con este mundo, por lo que creo que esto complicaría la interpretación al ciudadano medio. Por todo el expuesto, puedo concluir que en general esta proposición de ley se ajusta a la técnica jurídica y normativa que disponen las resoluciones aprobadas al efecto, sin perjuicio de las observaciones y recomendaciones realizadas.

2 - Escrito por Laura Herrera de la Silva el 07/03/2017 09:45

En el presente trabajo vamos a analizar la Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia. La Mesa toma conocimiento de la referida iniciativa y, dado que viene presentada en los términos previstos en el artículo 122 del Reglamento de la Cámara, acuerda: 1º. Admitir a trámite a Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia. 2º. Disponer su traslado a la Xunta de Galicia para que emita el informe previsto en el artículo 7 del Decreto legislativo 2/2015, del 12 de febrero, por lo que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de igualdad, y para que manifieste su criterio y su conformidad respeto de su tramitación en los términos previstos en el artículo 123.2 del Reglamento. 3º. Ordenar su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Galicia Esta Proposición de ley se estructura de la siguiente manera: título de la disposición, parte expositiva y parte dispositiva, en la cual se incluyen el articulado y la parte final. En primer lugar, esta disposición tiene por título “Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia”; el título forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita. El título se inicia siempre con la identificación del tipo de disposición, que en este caso es “proposición de ley”. El nombre indica el objeto de la disposición y su contenido esencial, de suerte que permita hacerse una idea de su contenido y diferenciarlo del de cualquiera otra disposición. Su redacción debe ser clara y escueta, sin inclusión de descripciones propias de la parte dispositiva; por el expuesto, considero que el nombre de la presente disposición contiene todos los requisitos ya expresados, y cumple su función de reflejar con exactitud y precisión a materia regulada. En el tocante a la fecha de publicación, no aparece como debería, pues aún no fue aprobado por el Pleno. La iniciativa legislativa para presentar proposiciones de ley, está en dos sujetos legitimados, que son por un lado, la iniciativa parlamentaria de carácter grupal y, por otro, las proposiciones de ley presentadas por un diputado con la firma de otros cuatro miembros de la Cámara. El siguiente elemento que se puede encontrar en una norma es el índice, que debe ir colocado después del título y siempre antes de la parte expositiva. La inclusión de un índice es potestativo y en este caso el legislador optó por no incorporarlo, y en este caso no lo considero necesario, ya que se trata de una norma con un sólo artículo. El siguiente elemento que encontramos es la parte expositiva, al tratarse de una disposición distinta de un proyecto de ley (proposición de ley), no se titula. Aun así, tenemos efectivamente una parte expositiva, mas no identificada, en la se describe el contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes y las competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención al incidente que pueda tener en la normativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. Sobre los antecedentes cabe destacar el Estatuto de Autonomía para Galicia, artículos 27.8 y 27.32.; la Constitución de 1978, artículos 148.1.5 y 150.2; la Ley 9/1972, del 10 de mayo, de construcción, conservación y explotación de autopistas en régimen de concesión; el Decreto 215/1973, del 25 de enero, por lo que se aprueba el pliego de cláusulas generales para la construcción, conservación y explotación de autopistas en régimen de concesión; el Real Decreto 302/1984, del 25 de enero, por lo que se autoriza la creación de la Sociedad Estatal “Empresa Nacional de Autopistas”, entre otros. La parte expositiva comienza explicando que la AP-9 es una autopista de titularidad estatal que abarca una parte muy importante del territorio gallego; es una vía vertebral que conecta toda la franja atlántica y cinco de las siete ciudades gallegas. Con la finalidad de gestionar desde Galicia una de las autopistas más importantes desde el punto de vista social y económico, hace falta actuar para conseguir la titularidad y transferencia de competencias sobre el régimen jurídico de esta autopista, así como el traspaso efectivo de las funciones y servicios sobre la dicta infraestructura. Todo esto, sustentándose en varios artículos del Estatuto de Galicia, entre otros nominados con anterioridad. Pasando aparte dispositiva, los criterios generales y habituales que deben recoger las normas, no se cumplen en la presente, ya que su brevedad prescinde de libros, títulos, capítulos, secciones y subseccións. La proposición de ley orgánica consta de dos artículos, tres disposiciones adicionales y una disposición última. Los criterios básicos en la redacción de un artículo son los siguientes: cada artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. La información de los artículos se ordenará de forma lógica, esto es, la idea central se indicará en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios para expresar las especificaciones que procedan. Debe procurarse que el artículo constituya una unidad de sentido completa, de manera que para comprenderlo no sea necesario recurrir al artículo anterior ni al posterior. Deben dotarse los artículos de contenido normativo, obviando motivaciones o explicaciones cuyo lugar acomodado es la parte expositiva de la disposición. Tampoco deben contener deseos, intenciones, declaraciones ni planteamientos innecesarios o carentes de sentido. Los artículos deben numerarse con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta lo que corresponda; en este caso, sólo hay dos artículos; en el artículo primero se establece la transferencia de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia y se detallan las funciones y servicios que pasan a ser de titularidad autonómica. En el artículo segundo se fijan las condiciones del traspaso de servicios, que deben contar con los medios materiales y presupuestarios necesarios. El contenido del artículo se pondrá en la línea inferior a su título, en minúscula, salvo la mayúscula inicial y las que procedan ortograficamente, sin gruesa, ni subrayado ni cursiva. Los artículos no deben ser excesivamente largos; cada artículo debe contener un precepto, un mandato, una instrucción o una regla, o más de un/de una, siempre que respondan a una mesa unidad temática. En el relativo a parte final, esta puede constar de disposiciones adicionales, transitorias, derrogatorias y últimas. En las disposiciones adicionales primera y segunda se regula la negociación del traspaso efectivo de la AP-9 y la consiguiente baja de esta infraestructura como integrante de la red del Estado. Finalmente, en la disposición adicional tercera se aclara que este traspaso no modifica las funciones y servicios reservados al Estado en el que se refiere al control de las fronteras. La disposición última única establece la entrada en vigor de esta norma en el día siguiente de su Publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Otro de los elementos con los que puede contar una disposición son los anexos, pero en este caso no se consideró necesario su inclusión. En cuanto a los criterios lingüísticos generales que deben seguir las normas, en la presente a redacción es clara, sencilla y precisa, utilizando un lenguaje culto a la par que es accesible para el ciudadano medio. Los términos empleados no dejan margen para que se pueda dar lugar a confusión, se da una coherencia terminológica, se presenta una estructura gramatical correcta y, todo esto, guardando un decoro lingüístico sin incurrir en redundancias, reiteraciones o vulgarismos. En cumplimiento de las previsiones contenidas en el Decreto legislativo 2/2015 en materia de igualdad, se utiliza un lenguaje no sexista e inclusiva, en armonía con el principio de igualdad de sexos, así, se utilizan tenérmelos tal que “gallegos y gallegas”. Tal es cómo establece el artículo 7 del Decreto legislativo 2/2015, es preceptiva la realización de un informe de impacto de género elaborado por el Servicio Gallego de Promoción de la Igualdad del Home y de la Mujer. En este caso, dicho trámite se realizó con éxito, estableciendo que no presenta una repercusión directa en la perspectiva de género. En conclusión, debo decir que esta proposición de ley cumple todos los requisitos recogidos en el manual de técnica normativa, por lo que considero que esta disposición es clara, precisa y compuesta por un léxico fácil para la comprensión de un ciudadano gallego común.

3 - Escrito por Ángela González Fernández el 20/03/2017 18:14

Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia Pola presente, vamos a analizar la Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia. La Mesa toma conocimiento de la referida iniciativa y, dado que viene presentada en los términos previstos en el artículo 122 del Reglamento de la Cámara, acuerda: 1º. Admitir a trámite a Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia. 2º. Disponer su traslado a la Xunta de Galicia para que emita el informe previsto en el artículo 7 del Decreto legislativo 2/2015, del 12 de febrero, por lo que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de igualdad, y para que manifieste su criterio y su conformidad respeto de su tramitación en los términos previstos en el artículo 123.2 del Reglamento. 3º. Ordenar su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Galicia Esta Proposición de ley se estructura de la siguiente en: título de la disposición, parte expositiva y parte dispositiva, en la cual se incluyen el articulado y la parte final. En primer lugar, esta disposición tiene por título “Proposición de ley, para presentar ante el Congreso de los Diputados, orgánica de transferencia de la titularidad y de las competencias de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia”; el título forma parte del texto y permite su identificación, interpretación y cita. El título se inicia siempre con la identificación del tipo de disposición, que en este caso es “proposición de ley”. El nombre indica el objeto de la disposición y su contenido esencial, de suerte que permita hacerse una idea de su contenido y diferenciarlo del de cualquiera otra disposición. Su redacción debe ser clara y escueta, sin inclusión de descripciones propias de la parte dispositiva; por el expuesto, considero que el nombre de la presente disposición contiene todos los requisitos ya mencionados y cumple su función de reflejar con exactitud y precisión a materia regulada. En cuanto a la fecha de publicación, no aparece como debería, pues aún no fue aprobado por el Pleno. La iniciativa legislativa para presentar proposiciones de ley, está en dos sujetos legitimados, que son, por un lado, la iniciativa parlamentaria de carácter grupal y, por otro, las proposiciones de ley presentadas por un diputado con la firma de otros cuatro miembros de la Cámara. El siguiente elemento que se puede encontrar en una norma es el índice, que debe ir colocado después del título y siempre antes de la parte expositiva. La inclusión de un índice es potestativo y en este caso el legislador optó por no incorporarlo, y en este caso no lo considero necesario, ya que se trata de una norma con un sólo artículo. Otro elemento que encontramos es la parte expositiva, que al tratarse de una disposición distinta de un proyecto de ley (proposición de ley), no se titula. Aun así, tenemos efectivamente una parte expositiva, mas no identificada, en la se describe el contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes y las competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención al incidente que pueda tener en la normativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. Sobre los antecedentes cabe destacar el Estatuto de Autonomía para Galicia, artículos 27.8 y 27.32.; la Constitución de 1978, artículos 148.1.5 y 150.2; la Ley 9/1972, del 10 de mayo, de construcción, conservación y explotación de autopistas en régimen de concesión; el Decreto 215/1973, del 25 de enero, por lo que se aprueba el pliego de cláusulas generales para la construcción, conservación y explotación de autopistas en régimen de concesión; el Real Decreto 302/1984, del 25 de enero, por lo que se autoriza la creación de la Sociedad Estatal “Empresa Nacional de Autopistas”, entre otros. La parte expositiva comienza explicando que la AP-9 es una autopista de titularidad estatal que abarca una parte muy importante del territorio gallego; es una vía vertebral que conecta toda la franja atlántica y cinco de las siete ciudades gallegas. Con la finalidad de gestionar desde Galicia una de las autopistas más importantes desde el punto de vista social y económico, hace falta actuar para conseguir la titularidad y transferencia de competencias sobre el régimen jurídico de esta autopista, así como el traspaso efectivo de las funciones y servicios sobre la dicta infraestructura. Todo esto, sustentándose en varios artículos del Estatuto de Galicia, entre otros nominados con anterioridad. Pasando aparte dispositiva, los criterios generales y habituales que deben recoger las normas, no se cumplen en la presente, ya que su brevedad prescinde de libros, títulos, capítulos, secciones y subseccións. La proposición de ley orgánica consta de dos artículos, tres disposiciones adicionales y una disposición última. Los criterios básicos en la redacción de un artículo son los siguientes: cada artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. La información de los artículos se ordenará de forma lógica, esto es, la idea central se indicará en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios para expresar las especificaciones que procedan. Debe procurarse que el artículo constituya una unidad de sentido completa, de manera que para comprenderlo no sea necesario recurrir al artículo anterior ni al posterior. Deben dotarse los artículos de contenido normativo, obviando motivaciones o explicaciones cuyo lugar acomodado es la parte expositiva de la disposición. Tampoco deben contener deseos, intenciones, declaraciones ni planteamientos innecesarios o carentes de sentido. Los artículos deben numerarse con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta lo que corresponda; en este caso, sólo hay dos artículos; en el artículo primero se establece la transferencia de la AP-9 a la Comunidad Autónoma de Galicia y se detallan las funciones y servicios que pasan a ser de titularidad autonómica. En el artículo segundo se fijan las condiciones del traspaso de servicios, que deben contar con los medios materiales y presupuestarios necesarios. El contenido del artículo se pondrá en la línea inferior a su título, en minúscula, salvo la mayúscula inicial y las que procedan ortograficamente, sin gruesa, ni subrayado ni cursiva. Los artículos no deben ser excesivamente largos; cada artículo debe contener un precepto, un mandato, una instrucción o una regla, o más de un/de una, siempre que respondan a una mesa unidad temática. En el relativo a parte final, esta puede constar de disposiciones adicionales, transitorias, derrogatorias y últimas. En las disposiciones adicionales primera y segunda se regula la negociación del traspaso efectivo de la AP-9 y la consiguiente baja de esta infraestructura como integrante de la red del Estado. Finalmente, en la disposición adicional tercera se aclara que este traspaso no modifica las funciones y servicios reservados al Estado en el que se refiere al control de las fronteras. La disposición última única establece la entrada en vigor de esta norma en el día siguiente de su Publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Otro de los elementos con los que puede contar una disposición son los anexos, pero en este caso no se consideró necesaria su inclusión. En cuanto a los criterios lingüísticos generales que deben seguir las normas, en la presente a redacción es clara, sencilla y precisa, utilizando un lenguaje culto a la par que es accesible para el ciudadano medio. Los términos empleados no dejan margen para que se pueda dar lugar a confusión, se da una coherencia terminológica, se presenta una estructura gramatical correcta y, todo esto, guardando un decoro lingüístico sin incurrir en redundancias, reiteraciones o vulgarismos. En cumplimiento de las previsiones contenidas en el Decreto legislativo 2/2015 en materia de igualdad, se utiliza un lenguaje no sexista e inclusiva, en armonía con el principio de igualdad de sexos, así, se utilizan tenérmelos tal que “gallegos y gallegas”. Tal es cómo establece el artículo 7 del Decreto legislativo 2/2015, es preceptiva la realización de un informe de impacto de género elaborado por el Servicio Gallego de Promoción de la Igualdad del Home y de la Mujer. En este caso, dicho trámite se realizó con éxito, estableciendo que no presenta una repercusión directa en la perspectiva de género. Como cierre, debo decir que esta proposición de ley cumple todos los requisitos de técnica normativa, por lo que considero que esta disposición es clara, precisa y compuesta por un léxico fácil para la comprensión de un ciudadano común.

4 - Escrito por Carla Davila el 23/03/2018 13:38

La Mesa toma conocimiento de la referida iniciativa y, dado que viene presentada en los términos previstos en él artículo 122 de él Reglamento de la Cámara, acuerda: 1. Admitir a trámite a Proposición de ley orgánica de transferencia de titularidad y de la competencias de la AP-9 la la Comunidad Autónoma de Galicia, para presentar ante él Congreso de los Diputado. 2. Disponer su traslado la la Xunta de Galicia para que emita él preceptivo informe previsto en él artículo 7 de él Decreto legislativo 2/2015, de él 12 de febrero, por él que se aprueba él texto refundido de la disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de igualdad, y para que manifieste su criterio y su conformidad respecto a su tramitación en los términos previstos en él artículo 123.2 de él Reglamento. 3. Ordenar su inmediata publicación en él Boletín Oficial de él Parlamento de Galicia. La AP-9 eres una autopista de titularidad estatal que comprende una parte muy importante de él territorio gallego; eres una vía vertebral que conecta toda la franja atlántica y cinco de la siete ciudades gallegas. Por esto, la AP-9 continúa depender de él Gobierno central, que mantiene unos peajes desorbitados que limitan él acceso la esta vía a personas con menos recursos y retrasan él desenvolvimiento de sectores económicos gallegos. Con la finalidad de superar esta situación y de gestionar desde Galicia una de la autopistas más importantes desde él punto de vista social y económico, cumple actuar para lograr la titularidad y transferencias de competencias sobre él régimen jurídico de esta autopista, así como él traspaso efectivo de la funciones y servicios sobre te la dice infraestructura. Así, él Estatuto de autonomía de Galicia establece en su artículo 27 la materias que son competencia exclusiva de él Gobierno gallego y fija en él punto 8 la competencia sobre <>. Finalmente, él artículo 150.2 de la CE habilita al Estado para transferir el delegar a la comunidades autónomas, mediante ley orgánica, facultades correspondientes la materias de titularidad estatal que, por su propia naturaleza, sean susceptibles de transferencia el delegación. Él propio Estatuto de Galicia, en él artículo 27.32, relativo la la competencias exclusivas, establece que puede ampliarse él abanico competencial a través de la transferencia por ley orgánica de él Estado. Para analizar esta norma debemos tener en cuenta su estructura y división. Esta proposición de ley consta de él título de la disposición, de la parte expositiva y de la parte dispositiva. De forma más concreta, la proposición de ley orgánica consta de de los artículos, tres disposiciones adicionales y una disposición final. Él título, que forma parte de él texto y permite su identificación, interpretación y cita, está bien redactado. Lo diferencia de los títulos de otras disposiciones en vigor, algo esencial para respetar él principio de seguridad jurídica. Indica también que eres una proposición de ley, identificando él tipo de disposición. Se lee de la él nombre de proposición de ley porque eres él Consejo de la Junta él que aprueba él texto definitivo remitiéndolo, la su vez, al Parlamento. Acto seguido hace referencia a los antecedentes, redactados con guiones de forma ordenada y en orden cronológico. La parte expositiva se inicia con la exposición de motivos. Esta debería estar expuesta en él centro de él texto y escritura con letras mayúscula en caso de ser un anteproyecto de ley, pero al en el pertenecer la este orden en el eres necesario titular la parte expositiva, pues su función eres la de describir él contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes y la competencias y habilitaciones, haciendo mención a la incidente que pueda tener en la normativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. Eres más, se resume él contenido de esta disposición con él fin de lograr una mejor comprensión de él texto, sin hacer referencia a partes de él texto articulado, simplemente haciendo mención de qué se establece el qué función comprende ese artículo. En cuanto al índice, su inclusión eres potestativa, en el estando presente en este caso al en el ser necesario dado la la poca extensión que tiene. Existe un error en esta norma, y eres que debe hacerse referencia a la deliberación previa de él Consejo de la Junta, en su reunión, de la cierra de aprobación. Él párrafo se debe cerrar con una como y en la línea inferior, centrar y con mayúsculas, la palabra ‘dispongo’, seguida de de los puntos. Siguiendo con la parte dispositiva, los criterios generales y habituales que deben recoger la normas en el se cumplen en esta, debido, como en él punto anterior, a su brevedad, por ello se prescinde de ``libros, títulos, capítulos, secciones y subsecciones´´. En su artículo primero se establece la transferencia de la AP-9 la la Comunidad Autónoma de Galicia y se detallan la funciones y servicios que pasan a ser de titularidad autonómica. En concreto se transfiere la competencias sobre él régimen jurídico de la concesión, así como la funciones y servicios asta ahora ejercidos por la Administración general de él Estado en relación con la AP-9, Autopista de él Atlántico. En él punto 2 de él artículo 1 se hace referencias a la funciones encomendadas a Galicia en virtud de la transferencia. Está redactado según la indicaciones, eres decir, la información se ordena de forma lógica, centrado la ideal principal en un primer párrafo seguido de la explicaciones que procedan. En el contiene deseos, intenciones, declaraciones ni formulaciones innecesarias lo carentes de sentido. Se enumera con cardinal arábico, en orden correlativa la la serie única, sin alterar la numeración. En el consta la designación de artículo único ya que consta de de los artículos. También se indica él título que hace referencia a la materia sobre la que trata, sin repetirse él mismo en él siguiente artículo. En el eres excesivamente ancho, constando de tres números, sin exceder de los cuatro que se recomiendan. Como se subdivide él número, si hace en líneas señaladas con letras minúsculas, ordenadas de forma alfabética a partir de la letra ``a´´ y sucesiva de él signo de paréntesis posteriormente. Respeto la disposiciones adicionales, que consta de tres en total, están bien redactadas. En este epígrafe se sitúan los regímenes especiales que en el pueden acoplarse en otra parte de él articulado, tal como regímenes económicos que, en este caso, se sitúan en la disposición adicional primera, que se refiere al incremento de los créditos el disminución de los ingresos previstos en la ley de reglamentos generales de él Estado en vigor. También se disponen la excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma lo de alguno de sus conceptos. Por último, consta de una única disposición derogatoria, que se refiere, como de costumbre, la la entrada en vigor de esta ley. Estas disposiciones tienen un uso restrictivo y deben precisas su aplicación, tanto material como temporal. Si encuentra en la parte final, como principio general. Resumiendo, esta ley consta de una estructura muy corta y simple, pero acorde a la técnica normativa que se insta, estableciendo de forma directa y práctica la estructura que debe seguir, sin alteraciones.

Añadir una opinion

Cubra los campos del formulario y presione en el botón enviar.

Los campos con * son obligatorios.