La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Legisla con nosotros

Proyecto de ley de puertos de Galicia

Proyecto de ley de puertos de Galicia (10/PL-000005)

Documentos relacionados:

Opiniones

1 - Escrito por Noemi Canabal Caballero el 28/12/2017 13:54

OPININON SOBRE TECNICA NORMATIVA DE ÉL “PROYECTO DE LEY DE PUERTOS DE GALICIA” En él presente comentario se analizará la técnica normativa de él “Proyecto de Ley de puertos de Galicia”. La técnica normativa en base al artículo 9.3 de la Constitución Española, tiene como objetivo constituir un ordenamiento jurídico correctamente estructurado e integrado por normas apropiadamente formuladas para así garantizar él principio de seguridad jurídica. Este texto fue aprobado él día 3 de agosto de 2017 por él Consejo de la Junta remitiéndose posteriormente al Parlamento de Galicia para su tramitación, pasando de ser un “Anteproyecto de Ley” a un “Proyecto de Ley”. De acuerdo con los artículos 148.1. 6º y 149.1. 20º de la Constitución Española, eres una ley formulada dentro de él ámbito de competencias exclusivas que pertenecen la Comunidad Autónoma de Galicia. De acuerdo con la Directrices de técnica normativa, él “Proyecto de Ley de puertos de Galicia” se estructura en la siguientes partes; primero él Título de la disposición, “Proyecto de Ley de puertos de Galicia”, posteriormente tenemos la Parte Expositiva que contiene la exposición de motivos, eres él texto previo la la ley donde se desarrolla brevemente su contenido donde se motiva y se fundamenta. Ulteriormente, esta la parte dispositiva donde esta él articulado, este texto se compone de 147 artículos. Para terminar tenemos la parte final, que consta de 7 disposiciones adicionales, de 8 disposiciones transitorias, de una única disposición derogatoria, y de disposiciones finales. TITULO DE LA DISPOSICION La disposición que se desarrolla en este texto se trata de un Proyecto de Ley. Él nombre de él título eres “Proyecto de Ley de puertos de Galicia” que identifica clara y concisamente él objeto de la disposición y refleja con exactitud y precisión la materia regulada en la misma. PARTE EXPOSITIVA Este apartado recoge la “exposición de motivos”, su disposición en él texto eres correcta de acuerdo con los criterios de técnica normativa ya que al tratarse de una disposición extensa se encuentra posteriormente al índice. La parte expositiva tiene como propósito describir él contenido de la disposición, su objeto y finalidad, sus antecedentes, la competencias y habilitaciones. La exposición de motivos en el suele ser extensa, a menos que debido la la dificultad de su contenido sea necesario. De acuerdo con los criterios de técnica normativa, por un lado, la exposición de motivos esta formulada correctamente, puesto que en el incluye contenidos de la parte dispositiva, y por otro lado la división de la cuatro partes de la exposición de motivos esta representada por números romanos centrados en él texto. En él primer punto de la exposición de motivos, se recoge la regulación de él ámbito competencial de los Puertos de Galicia. En él según apartado se establece que la finalidad de él texto eres dar cumplimiento la la necesidades expuestas y al mandato establecido en él Estatuto de Galicia. Nos encontramos ante un sector de especial relevancia puesto implica directa e indirectamente él 60,70 % de la población de la provincias de Coruña, Pontevedra y Lugo. Los puertos han evolucionado de ser un ámbito exclusivo de pesca a convertirse en complejos industriales. En la actualidad en los puertos de Galicia se llevan a cabo actividades diversas, por todo ello se estima que eres necesario un órgano especifico que se encargue de la Administración Portuaria y asuma la función de regulación de la actividades portuarias. En él punto número tres se expone la estructura de la ley y se analiza brevemente él contenido de él Título preliminar y de los siguientes seis Títulos y de los Capítulos que contiene cada Título. En último apartado, la cuarta exposición de motivos analiza él contenido de la disposiciones adicionales, disposiciones transitorias, disposición derogatoria y la disposiciones finales. PARTE DISPOSITIVA Este apartado se ordena en disposiciones generales, parte sustantiva y parte procedimental. Él articulado de él presente texto se divide en Títulos, Capítulos y Secciones. Él artículo eres la unidad elemental de toda disposición normativa, la división se hará mediante artículos independientemente de la extensión de la parte dispositiva. La información de los artículos se ordena de forma lógica, indicando en él primero la idea central y posteriormente la especificaciones que se estimen oportunas. De acuerdo con la directrices de técnica normativa en la presente ley los artículos se enumeran en cardinales arábigos, todos ellos tienen un título que indica la materia concreta la la que se refiere su contenido. Los artículos en el son excesivamente anchos y contienen un mandato, precepto el regla el más de una sí responden la la misma temática. Cuando los artículos son especialmente complejos, se dividen en números, introduciendo especificaciones respeto de la idea central sobre la que versa él artículo, para así facilitar su comprensión. Él articulado de él “Proyecto de Ley de puertos de Galicia” se divide en él Título Preliminar y en seis Títulos más. Él Título Preliminar, se denomina “Disposiciones Generales”, este Título se divide en tres Capítulos. Él Capítulo I “Objeto y ámbito de aplicación de la Ley” comprende los artículos uno y de los. Luego, él Capítulo II “Puertos e instalaciones portuarias de Galicia”, desde él articulo tres asta él cinco. Finalmente, en este Título tenemos él Capítulo III “Principios generales” que contiene un único artículo, él articulo seis. Él Titulo uno se denomina “Organización portuaria de Galicia”, este Título se divide en de los Capítulos comprende desde él articulo seis asta él treinta y uno. Él primer Capítulo se denomina “entidad pública empresarial puertos de Galicia” que la su vez se divide en seis secciones, Sección primera “Naturaleza y funciones”, Sección segunda “Estructura administrativa, actos de la entidad pública empresarial y recursos y reclamaciones contra estos”, Sección tercera “Normas particulares de gestión y explotación”, Sección cuarta “Hacienda y patrimonio”, Sección quinta “Régimen financiero” y Sección sexta “Personal”. Este Título finaliza con él Capítulo II “Competencias de la administración autonómica”. Él Titulo de los se denomina “Planificación, ordenación, obras, medio ambiente y seguridad”, está compuesto por cuatro capítulos, desde él articulo treinta y de los asta él cuarenta y ocho. Él Capítulo I “Planificación portuaria”, Capitulo II “Ordenación urbanística de puertos”, Capitulo III “Proyectos y obras” y para concluir este Título tenemos él Capítulo IV “Medio ambiente y seguridad” Él Titulo tres se titula “Dominio público portuario”, esta constituido por de los Capítulos, desde él articulo cuarenta y nueve asta él noventa y uno. Él Capítulo I “Naturaleza, extensión y usos de dominio público portuario”, se divide en de los secciones, Sección primera “Naturaleza, extensión y régimen jurídico” y Sección segunda “Zona de servicios y usos portuarios”. Si cierra en Titulo con él Capítulo II “Utilización de él dominio público portuario” compuesto por cinco secciones, Sección primera “Disposiciones generales”, Sección segunda “Autorizaciones”, Sección tercera “Concesiones”, Sección cuarta “Disposiciones comunes a autorizaciones y concesiones” y Sección quinta “contrato de concesión de obras públicas portuarias”. Él Titulo cuarto de denomina “Puertos deportivos y zonas portuarias de uso náutico deportivo”, si compone de cuatro Capítulos, desde él articulo noventa y de los asta él ciento nueve. Él Capítulo I “Disposiciones generales”, él Capítulo II “Concesiones”, él Capítulo III “Regulación de explotación de puertos y de zonas portuarias de uso náutico deportivo” y él Capítulo IV “Régimen aplicable a la autorizaciones temporales de uso de puestos de atraque otorgado por puertos de Galicia” que se divide en tres secciones, Sección primera “Procedimiento de otorgamiento y lista de espera”, Sección segunda “Régimen de la autorizaciones” y Sección tercera “Extinción de la autorizaciones”. Él Titulo quinto se titula “Régimen general de prestación de servicios y de él desenvolvimiento en actividades comerciales, industriales de otra naturaleza en los puertos”, está compuesto por tres Capítulos, desde él articulo ciento diez asta él ciento veinticuatro. Él Capítulo I “Los servicios”, él Capítulo II “Los servicios portuarios” y para finalizar este título está él Capítulo III “La actividades comerciales e industriales”. Él Titulo sexto tiene cómo nombre “Regulación de Explotación y Policía, Potestades de inspección y seguridad y régimen de la sanciones” está compuesto por cuatro Capítulos desde él articulo ciento veinticinco asta él artículo ciento cuarenta y siete. Él Capítulo I “Regulación de explotación y Policía de puertos de Galicia”, él Capítulo II “Potestades de inspección y seguridad”, él Capítulo III “Infracciones” y para finalizar él Capítulo IV “Sanciones y otras medidas”. PARTE FINAL La parte final esta divida en, Siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y de los disposiciones finales. En la disposiciones adicionales regulan, la reglas que en el se pueden situar en él articulado sin perjudicar la coherencia y la unidad interna en él texto. Este Proyecto de Ley consta de siete disposiciones adicionales. Disposición adicional primera “Sociedades mercantiles publicas dependientes de puertos de Galicia”, Disposición adicional segunda “Zona de servicio de puertos gestionado en concesión”, Disposición adicional tercera “Relación de espacios susceptibles de segregación”, Disposición adicional cuarta “Lonjas gestionadas en régimen de monopolio”, Disposición adicional quinta “Estibadores portuarios”, Disposición adicional sexta “Registro de prestadores de servicios” y Disposición adicional séptima “Perspectiva e igualdad de género” Posteriormente encontramos la disposiciones transitorias, su objetivo eres facilitar él tránsito al nuevo régimen jurídico previsto por la ley. Se utilizan con carácter restrictivo y delimitan de forma precisa la aplicación temporal y material. Este texto consta de consta de ocho disposiciones transitorias. Disposición transitoria primera “Concesiones y autorizaciones vigentes la la entrada de la Ley”, Disposición transitoria segunda “Ampliación de él plazo de la concesiones portuarias otorgadas por la Comunidad aroma de Galicia con anterioridad la la entrada en vigor de él Real Decreto Ley 8/2014, de 4 de Julio, de aprobación de medidas urgentes para él crecimiento, competitividad y eficiencia”, Disposición transitoria tercera “Prohibiciones”, Disposición transitoria cuarta “Zona de servicio de puertos”, Disposición transitoria quinta “Régimen transitorio aplicable a Planes de Utilización de Espacios portuarios, Delimitaciones de Espacios y Usos Portuarios y Planes Directores de Estructuras”, Disposición transitoria sexta “Normas urbanísticas de aplicación directa”, Disposición transitoria séptima “Regulación de explotación y policía” y Disposición transitoria octava “Personal laboral fijo de la entidad pública empresarial Puertos de Galicia”. En cuanto la disposición derogatoria, contienen únicamente la cláusulas de derogación de él derecho vigente, indican la normas el partes de ellas que se derogan como la que se mantienen en vigor. Él presente texto consta de una única disposición, mediante la que se derogan la Ley 6/1987, Plan Especial de Puertos de la Comunidad Autónoma de Galicia y la Ley 5/1994, Creación de ente publico de Puertos de Galicia. Por último, tenemos la disposiciones finales que incluyen los preceptos que modifican él derecho vigente cuando la modificación en el sea él objeto principal de la disposición, la cláusulas de salvaguarda de él rango de ciertas disposiciones lo de competencias apenas y la reglas de supletoriedad. Él texto que analizar consta de de los disposiciones finales. La Disposición final primera “Desenvolvimiento reglamentario” y la Disposición final segunda “Disposición final cuarta. Entrada en vigor”. Él Proyecto de Ley analizado, por un lado, está redactado de forma clara, sencilla y precisa, por lo tanto, él contenido de la norma eres comprensible para él ciudadano medio. Por otro lado, la correcta estructuración que se lleva a lo ancho de él texto facilita él acceso directo la la información de los diferentes apartados, por todo ello eres un texto accesible para él ciudadano que requiera información sobre él ámbito que se desarrolla en él texto. Santiago de Compostela, 28 de diciembre de2017 Noemi Canabal Caballero

2 - Escrito por Mónica Campos Reboredo el 28/12/2017 20:20

En el siguiente trabajo vamos a analizar el Proyecto de Ley de Portos de Galicia para saber sí respeta la técnica normativa. En primer lugar, para introducirnos en este tema, cabe definir lo que se entiende por “técnica normativa” a cuál es una parte del Derecho Parlamentario que tiene como objeto de estudio el conocimiento de los pasos que se adoptan para la elaboración y adecuada reacción de las leyes en general y de las disposiciones normativas parlamentarias, así como para sus reformas o enmenda. Además de proporcionar seguridad jurídica. En este caso, analizaremos estas técnicas, en relación, al Proyecto de Ley de Portos de Galicia. Este Proyecto de ley fue aprobado por el Parlamento de Galicia el día 4 de diciembre de 2017. Este Proyecto de Ley está organizado en cinco títulos, que comprenden 147 artículos, siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derrogatoria y dos disposiciones finales. En cuanto a los anexos, esta disposición contiene un único anexo. Al principio aparece determinado el tipo de disposición, estamos ante un Proyecto de Ley, después aparece el nombre, este indica el objeto de la disposición, por lo que nos hacemos una idea del contenido exacto para cada supuesto. También vemos que la expresión que define el título está colocada de forma centrada y en mayúsculas, por lo que no se aprecia ninguna contradicción con la técnica legislativa. Observamos que este proyecto de ley tiene un índice, este tiene que ir puesto después del título y antes de la parte dispositiva. La parte dispositiva los va a permitir conocer mejor la estructura de la disposición, habida cuenta su extensión. La disposición prosigue con la exposición de motivos. En los anteproyectos de ley, la parte expositiva se denomina «exposición de motivos» y se debe insertar así en el texto correspondiente, colocando la citada expresión centrada en el texto y escritura con letras mayúsculas. Todos los anteproyectos de ley deberán llevar exposición de motivos, además del resto de la documentación o de los antecedentes que su naturaleza particular exija. En las demás disposiciones no se titulará la parte expositiva. La función de la parte expositiva es la de describir el contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes y las competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención al incidente que pueda tener en la normativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. El articulado de esta norma se divide en seis títulos, cada uno de ellos subdividido en capítulos: el título preliminar se refiere a disposiciones generales, se divide en tres capítulos y su vez el capítulo un fragmentase en secciones. El título I se refiere la organización portuaria de Galicia, se divide dos capítulos; el título II trata la planificación, ordenación, obras, medio ambiente y seguridad y se divide en cuatro capítulos; el título III se refiere al dominio público portuario y se encuentra dividido en dos capítulos; el capítulo IV habla sobre los puertos deportivos y las zonas portuarias de uso náutico, estructurándose en cuatro capítulos. El capítulo V habla sobre el régimen general de la prestación de servicios y del desarrollo de actividades comercial, industriales o de otra naturaleza en los puertos y se divide en tres capítulos; el capítulo VI versa sobre lo reglamento de explotación y policía, potestades de inspección y seguridad y régimen de las sanciones dividido en cuatro capítulos. Una vez analizada a parte dispositiva, tenemos que proseguir con el articulado. Está compuesta por ciento cuarenta y siete artículos. Podemos definir al articulado como esa unidad básica de toda disposición normativa, por lo que debe aparecer siempre, cualquier que sea la extensión del texto pudiéndose dividir en libros, título, capítulos, secciones y subseccións. Este articulado está formado por seis títulos, están numerados con números romanos seguidos del nombre correspondiente. Los títulos están compuestos por los capítulos que se estimen convenientes, estos también deben estar numerados con números romanos acompañado de un título. La divisiones en capítulos debe hacerse por razones sistemáticas y en ningún momento en función de la extensión de la disposición. Los artículos que forman esta disposición llevan un título, lo cual, indica precisamente su contenido o la materia a la que se refieren. En la parte inferior del título, a continuación del mismo, aparece en minúsculas el contenido del artículo, exceptuando la mayúscula inicial y las que procedan por las reglas ortográficas, sin subrayado, ni cursiva ni gruesa. La numeración de los artículos y al contrario de la numeración de los títulos, este se realiza mediante números cardinais arábigos, desde lo 1 en este caso 147, sin interrumpir la numeración en ningún caso. Los artículos deberán llevar un título o epígrafe, no puede repetirse el mismo título o epígrafe en distintos artículos de una misma disposición. Este título o epígrafe indica con precisión contenido o la materia a la que se refieren los artículos. Los artículos no deben ser excesivamente largos intentando no superar en más de cuatro los números cardinais arábigos en los que se subdividen los artículos en caso de que su complejidad así lo requiera. En este caso encontramos otra contradicción con la técnica normativa. Unos ejemplos de artículos demasiado extensos serían lo del artículo 118 con catorce números o el artículo 115 integrado por nueve números. Los criterios orientadores básicos en la redacción de un artículo son los siguientes: cada artículo, un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. Esta regla de la técnica legislativa se cumple. La información de los artículos debe se ordenará de forma lógica, esto es, la idea central se indicará en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios para expresar las especificaciones que procedan. Debe procurarse que el artículo constituya una unidad de sentido completa, de manera que para comprenderlo no sea necesario recurrir al artículo anterior ni al posterior. Deben dotarse a los artículos de contenido normativo, obviando motivaciones o explicaciones cuyo lugar acomodado es la parte expositiva de la disposición. Tampoco deben contener deseos, intenciones, declaraciones ni planteamientos innecesarias o carentes de sentido. La parte final de las normas se dividen en las siguientes clases de disposiciones y en esta orden, que se deberá respetar siempre: disposiciones adicionales, disposiciones transitorias, disposiciones derrogatorias, disposiciones últimas. Este requisito se cumple. Está dividida en siete disposición adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derrogatoria y dos disposiciones finales. En la parte final de las leyes sólo se incluirán los preceptos que respondan a los criterios que la definen. La función de las disposiciones adicionales es incorporar aquellas reglas que no puedan incluirse en el articulado sin afectar su coherencia y la unidad interna. La función de las disposiciones transitorias es la de facilitar el tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación. El encargado de redactar la norma tendrá que examinar siempre los problemas de transitoriedade que la entrada en vigor de la disposición pueda originar. Por lo tanto, las disposiciones transitorias deben utilizarse con carácter restrictivo y deberá delimitarse de forma precisa la aplicación temporal y material de la disposición transitoria corresponsal. Las disposiciones derrogatorias contendrán únicamente las cláusulas de derogación del derecho vigente, que deberán ser precisas y expresas, evitando que sobrevivan en el ordenamiento jurídico diversas normas con el mismo ámbito de aplicación. Este proyecto de ley deroga la Ley 6/1987, del 12 de junio, del Plan Especial de Portos de la Comunidad Autónoma de Galicia y la Ley 5/1994, del 29 de noviembre, de Creación de ente público Portos de Galicia. Las dos disposiciones finales tienen por misión contener preceptos que modifican el derecho vigente, cuando la modificación no sea objeto principal de la disposición, las cláusulas de salvaguarda del rango de ciertas disposiciones o de competencias ajenas, las reglas de supletoriedade, etc. Por lo tanto no encontramos ninguna contradicción con la técnica normativa, ya que todas las disposiciones cumplen su función. En este Proyecto de Ley hay un anexo. El anexo de esta disposición no infringe la regla que dispone la técnica normativa de que los anexos deben estar numerados en números romanos ya que so hay uno y por lo tanto no tiene que ir numerado. Está titulado con la denominación “Portos e instalaciones marítimas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia” lo que indica perfectamente el objeto del anexo. En la parte dispositiva de la norma habrá siempre una referencia clara y expresa al anexo. El anexos deberá figurar a continuación de los espacios en blanco correspondientes a la fecha y a la firma o firmas. El contenido de los anexos es: conceptos, reglas, requisitos técnicos, gráficos, planos, tablas, series numéricas y otros elementos que no puedan expresarse mediante la escritura; relaciones de personas, bienes, lugares, etc., respeto de los cuales haya que concretar la aplicación de las disposiciones del texto; acuerdos o convenios que el texto dota de valor normativo; otros documentos que, por su naturaleza y contenido, deban integrarse en la disposición como anexo En conclusión como analizamos anteriormente este Proyecto de Ley cumple con la mayoría de las reglas de técnica legislativa. Encontrando como contradicciones a extensión de varios artículos, anteriormente mencionados y la escritura de algunas expresiones.

3 - Escrito por Araceli Vilar Rebolo el 28/12/2017 22:37

Técnica normativa sobre lo Proyecto de Ley de Portos de Galicia. Araceli Vilar Rebolo Previo el ánalise del proyecto de ley que nos ocupa, es necesario entender qué es la técnica normativa. Se trata de un concepto abierto, que parte del principio fundamental de seguridad jurídica en relación con los principios que enuncia la Carta Magna en el artículo 9.3. Se entiende desde dos perspectivas: la primera, versa sobre los criterios deseables de la construcción general del ordenamiento jurídico; la segunda, sobre una buena redacción de la norma concreta y de una correcta enunciación de los preceptos jurídicos. La técnica normativa incluye la calidad de las leyes, que de forma general se preocupa por la utilización de la lengua y uso de los tenérmelos gramaticales y sintácticos de forma correcta. La ley incluye el título de la disposición, una parte expositiva denominada “Exposición de motivos”, una parte dispositiva en la cual se incluye el articulado y una parte final con las correspondientes disposiciones. El título de la disposición es la “Ley de Portos de Galicia”, diferente la otras disposiciones en vigor e identifica el tipo de disposición. El nombre indica correctamente el contenido y objeto de la disposición, que en este caso es la regulación de los puertos de Galicia. De esta manera, se identifica correctamente y permite hacerse una idea de su contenido de manera clara y precisa, pero sin adelantar importantes aspectos que son objeto de la regulación. La función de la parte expositiva es describir el contenido, objeto y finalidad de la disposición. Debe contener los antecedentes y competencias que permite su elaboración. Comienza enunciando la competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma de Galicia dentro de su ámbito territorial en materia de puertos no calificados de interés general por el Estado, de puertos de refugio y puertos deportivos, así como la competencia para el desarrollo legislativo y ejecución de la legislación estatal para puertos pesqueros. Todo esto de conformidad al establecido en la Constitución española y el Estatuto de Autonomía de Galicia. Por otro lado, se dedica de buena manera a exponer la necesidad de regulación de Portos en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Galicia. A continuación, nos encontramos con la parte dispositiva, formada por un título preliminar con las disposiciones generales y se divide en capítulos (I,II,III). Le siguen los restantes títulos (I,II,III, IV,V,VI) dividos a su vez en capítulos y sus correspondientes secciones. Los títulos van correctamente numerados en números romanos, al igual que los capítulos, mas estos llevan enunciados un título. Las disposiciones generales contienen el objeto de la ley y el ámbito de aplicación, que se encuentran perfectamente planteados y definidos. También la determinación de los puertos de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia y las correspondientes definiciones que facilitan la comprensión de tener que se contienen en la ley y los principios generales que van rexir las actividades reguladas en la presente ley. Todo esto encontrara correctamente ordenado. Continuando con la parte dispositiva, encontramos el articulado que se compone de un total de 148 artículos. ES la unidad básica de la ley, y por eso es importante que los artículos contengan un tema cada uno, ordenado de forma lógica y, de ser necesario, que se componga de varios párrafos enumerados. Tienen contenido normativo, y evitan las epxresións amplias, que conduzcan a la arbitrariedad. Están todos numerados con cardinais arábigos, con sus títulos correspondientes que indican la materia sobre la que versan. Asimismo, no son artículos que resulten largos en exceso. Finalmente, la ley tiene una parte final, dividida en disposiciones que respetan la orden correspondiente: adicionales, transitorias, una disposición derrogatoria y disposiciones últimas. Sobre esta parte rixe un criterio restrictivo, por el cual sólo se incúen preceptos que respondan a los criterios que la definen; aunque las adicionales pueden contener reglas que no puedan situarse en el articulado. Las disposiciones adicionales regulan rexímenes jurídicos especiales que no pueden situarse efectivamente en el articulado, con la orden: territorial, personal, económico y procesal; excepciones a la aplicación de la norma o algún precepto; mandatos y autorizaciones no dirigidos a la producción de normas jurídicas; y preceptos residuales. Las disposiciones transitorias pretenden facilitar el tránsito del régimen jurídico previsto por la nueva regulación. A través de estas ocho disposiciones, se delimita de forma precisa la aplicación temporal y material de cada una de ellas. La disposición derrogatoria única regula de manera precisa y expresa aquellas normas que se ven derogadas dentro del derecho vigente en virtud de la que nos ocupa. Las disposiciones derredeiras incluyen en primer lugar una habilitación al Consejo de Galicia para el desarrollo reglamentario de la ley, y en segundo lugar una cláusula de entrada en vigor en la que se señala que será a los seis meses de su publicación en el “DOGA”. De esta manera, a vacatio legis permite el conocimiento material de la norma. Finalmente hay un anexo en el que se enumeran los puertos e instalación marítimas que son competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia; esto es, la relación de bienes respeto de los cuales hay que concretar la aplicación de las disposiciones de la ley. En cuanto los criterios lingüísticos, hay que tener presente que el destinatario de las normas jurídicas es la ciudadanía, por el cual la redacción debe ser con un lenguaje culto pero accesible al ciudadano medio. Por eso, con una lectura de la ley se puede afirmar que es clara, de fácil comprensión, sencilla y escueta, al tiempo que precisa y con un léxico común; mas empleando tenérmelos técnicos cuando es necesario, para lo cual se puede ayudar con las definiciones de las disposiciones generales. La redacción de la ley procura evitar el uso de extranxeirismos en pro de equivalente de las lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma de Galicia. Mantiene una terminología unitario a lo largo del texto y guardia por tanto una coherencia; con fines de evitar ambigüedades, contradiccións o dudas a través de la claridad expresiva y estructura gramatical correcta y próxima al nivel común. Predominan las frases en sentido positivo, procurando evitar dentro de lo posible las de sentido pasivo y negativo. Se procura cuidar la propiedad lingüística y se evita correctamente la pobreza de expresión, sin que sean muy generales con preferencia de tener precisos y sin redundancias y reiteraciones excesivas. En cuanto a los signos ortográficos, al contribuir de forma decisiva al sentido de las frases, se puede comprobar que se colocan de forma debida y el uso de mayúsculas se restringe en tanto esto es posible, con una buena relación con las minúsculas. También se destaca el buen uso de las normas ortográficas. Hay una buena concordancia de género y número en los diferentes elementos de las oraciones, especialmente entre el sujeto y el verbo. Como reflexión final cabe destacar que a pesar del dispuesto en la exposición de motivos, es posible que se interponga recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional por el dispuesto en el artículo 132 CE sobre la competencia estatal del dominio público portuario.

4 - Escrito por María Bolaño Cabaleiro el 31/12/2017 16:41

Cuando hablamos de técnica normativa estamos hablando de un mecanismo de control de la calidad de la legislación y los textos legales. ES importante, por tanto, analizar los proyectos de ley desde el prisma de la técnica normativa para garantizar el principio de seguridad jurídica de las normas. Para comenzar, cabe hablar de la identificación de la norma. En este caso, la disposición tiene un nombre de carácter general, “proyecto de ley de puertos”, ya que lo se pretende con este texto es realizar una necesaria refundición de la legislación extremadamente dispersa existente sobre una materia tan importante como son los puertos en nuestra comunidad autónoma. ES importante destacar que se trata de una norma específica e idónea a nuestra comunidad autónoma: no se trata de uno mero calco de otras leyes estatales o autonómicas, y atiende a la dispersión característica de los puertos dentro de una comunidad costera como es la nuestra. La mayores, esta iniciativa se refiere exclusivamente a los puertos gallegos, lo que hace acomodado calificarla de “ley de puertos de Galicia”. No obstante, es importante destacar que esta ley no será de aplicación en absolutamente todos los puertos gallegos, ya que esto podría ocasionar problemas de competencia con el estado español de acorde al artículo 149.1.20 de la Constitución Española (ya que tiene la competencia exclusiva de los puertos denominados de interés general), y que además los puertos a los que se aplicará están listados claramente en la ley en un anexo al final de la misma. ES, por tanto, relevante, que en la exposición de motivos de la propia ley se haga referencia explícita la este hecho. También, debido a la existencia de un listado y no un criterio objetivo (como número de usuarios o superficie), quedan fuera los puertos de localidades más pequeñas, características de la configuración geográfica de Galicia. Desde el punto de vista estructural, este Proyecto consta de un índice, un título preliminar, seis títulos divididos en un mínimo de dos capítulos cada uno, siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y dos disposiciones finales. Nos encontramos ante una regulación muy extensa, que en total consta de 147 artículos, ya que, como fue mencionado antes, pretende regular todo el relacionado con los puertos competencia de nuestra comunidad autónoma. Para ayudar a la gestión de todo el relacionado con planificación portuaria y gestión de puertos se crea una entidad pública empresarial denominada Portos de Galicia, y se lista su estructura y sus funciones. ES relevante destacar que en el título I, capítulo IV, se presentan una serie de prohibiciones en materia de vertidos en las instalaciones portuarias, haciéndose referencia, también, a la necesidad de cobertura de costos en caso de que estos se produjeran. En este capítulo debería hacerse referencia a la normativa ambiental relativa a las sanciones o bien listar estas sanciones de forma directa, para aclarar así las posibles consecuencias de estas conductas. Cabe la mayores hablar de la redacción de este texto legal. Como muchos otros textos dentro del marco legislativo gallego, es evidente que gran parte del texto, por no decir todo, fue traducido del castellano, como evidencia la presencia de expresiones como pueden ser “tal calificación jurídica”. ES también importante destacar la presencia de párrafos excesivamente largos que dificultan la comprensión del texto, como por ejemplo, el artículo 98. Estos párrafos largos suelen presentar también problemas en el uso de las comas (qué en este caso podrían sustituirse por una serie de epígrafes para facilitar la comprensión), pero no es un problema exclusivo de éstes, podemos apreciarlo en frases más cortas, como en el art. 138.2: “se podrá acordar la suspensión de la actividad autorizada, por periodos de uno, seis o doce meses, según se trate, respectivamente, de infracciones leves, grabes o muy grabes”. ES necesario utilizar frases más simples y claras, o incluso proceder a una realización de apartados, para facilitar la comprensión a cara descubierta no sólo a cara descubierta a los ciudadanos, sino también los encargados de la aplicación de la ley. También existen varias faltas ortográficas importantes en el Anexo de puertos a los que se aplica a la ley (Quenxe está escrito completamente en mayúsculas), dentro del índice (el título V tiene de los capítulos II) y existen inconsistencias en la forma de capitalización de las leyes mencionadas dentro del texto. ES asimismo relevante destacar a cara descubierta a la publicidad de las normas un defecto en su publicación dentro del Boletín Oficial del Parlamento: al tratarse de un documento escaneado con sus imágenes pegadas en el PDF, es imposible proceder a la realización de búsquedas dentro del propio texto, dificultando su uso. Sin perxuicio de esto, a pesar de los errores mentados, el texto cumple su función pretendida: dotar de una regulación general a los puertos gallegos competencia de nuestra comunidad autónoma.

5 - Escrito por Ada Iglesias Carballo el 22/01/2018 13:47

Antes de inmiscuirnos en la ánalise de la Ley 6/2017 del, 12 de diciembre, de Portos de Galicia (de aquí en adelante ‘Ley de puertos’) hace falta hacer una breve aproximación al concepto de técnica normativa. Se trata de un concepto amplio que se preocupa de la buena redacción de las normas. Esta disciplina pretende establecer los criterios deseables para la construcción general del ordenamiento jurídico, y en concreto de la correcta redacción de las normas y de los preceptos jurídicos. Se trata de un concepto más amplio que lo de ‘técnica legislativa’ (aunque subsiste cierto problema terminológico). La técnica normativa es indispensable en un Estado de Derecho para garantizar la seguridad jurídica. Los criterios de los que se debe partir para analizar la citada ley están recogidos en el Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia del 30 de octubre de 2014 por el que se aprueban las Directrices de técnica normativa. Son vías para la simplificación y mejora de la calidad normativa, y cuando no son respetados, se crea inseguridad jurídica: el Tribunal Constitucional se puede acabar convertindo en un legislador creativo (en vez de negativo), suplantando a labor del Parlamento y difuminando la separación de poder característica de nuestro Estado. Para comenzar el examen de la Ley de Portos me fijaré en primer lugar en su división. En primer lugar se sitúa el Título de la disposición. Síguelo la Exposición de Motivos (con sus respectivas subdivisións: I, II, III, IV); un Título Preliminar (dividido en tres capítulos), Título I (dividido en dos capítulos y su vez en secciones- el primer capítulo en seis), Título II (dividido en cuatro capítulos), Título III (dividido en dos capítulos- el primero subdividido en dos sección y el segundo en cinco), Título IV (dividido en cinco capítulos- el cuarto dividido en tres secciones), Título V (dividido en dos capítulos), Título VI (dividido en cuatro capítulos). Y para finalizar la parte final de la ley: siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, uhna disposición derogatoria, dos disposiciones últimas y anexos. Esto se ajusta a los parámetros de la técnica legislativa, ya que el contenido está ordenado de una forma lógica y clara y que facilita la identificación de los conceptos. Comencemos por el Título. Está redactado de forma comprensible, clara y escueta, que hace fácil identificar su contenido, y refleja con exactitud a materia regulada. De lo contrario, los ciudadanos pierden seguridad jurídica cómo destinatarios de las normas. A continuación consta la parte expositiva de la norma: la Exposición de Motivos. Con anterioridad a la misma puede constar también un índice, pero en la ley objeto de análisis no es necesario ya que no se trata de una disposición especialmente compleja. La Exposición de Motivos, debido a su extensión, está dividida en cuatro apartados (adecuadamente, con números romanos). Aquí constan los antecedentes y la necesidad de esta ley. Alud a los principios constitucionales que fundamentan su elaboración y menciona también la ley anterior, la Ley 5/1994, del 29 de noviembre, de creación del ente público Portos de Galicia. En el último apartado (III), explica la estructura de la nueva norma, factor que aporta claridad y concreción a la ley. En el Título Preliminar se recogen las Disposición Generales, en las que se recogen el objeto, el ámbito de aplicación y las pertinentes definiciones (‘puerto marítimo’, ‘instalación marítima’, ‘instalaciones portuarias’, etc) de conformidad con que dispone el Acuerdo de 30 de octubre sobre Directrices de Técnica Normativa. A continuación analizamos la parte dispositiva. Aquí, el artículo, como en tantas otras leyes, es la unidad básica. El articulado en este caso se divide en títulos, capítulos y secciones (no constan subseccións ni tampoco libros, ya que esta ley no es tan extensa como para necesitarlo). La división en títulos encuentra justificación en que existen disposiciones con partes claramente diferenciadas: Organización Portuaria de Galicia (Tít I); Planificación, ordenación, obras, ambiente y seguridad (Tít II); De dominio público portuario (Tít III); De puertos deportivos y de zonas portuarias de uso náutico-deportivo (Tít IV); Régimen general de prestación de servicios y del desarrollo de actividades comerciales, industriales y de otra naturaleza de los puertos (Tít V); Reglamento de explotación y policía, potestades de inspección y seguridad y réximen de sanciones (Tít VI). En cuanto a la división en capítulos, aunque no es obligada, se hace por razones sistemáticas. Los capítulos tienen un contenido homogéneo, y deben constar con números romanos seguidos de un título. Las secciones están correctamente numeradas por números arábigos en femenino, seguidas de su correspondiente título. Síguense también los criterios en relación a la redacción de los artículos. Están ordenador de forma lógica, la idea central está en el primero párrafo y a continuación se hacen las especificación procedentes (un ejemplo desto es el art. 127. En su primer apartado establece la atribución de la inspección y vigilancia de las actividades a la entidad Pública Empresarial Portos de Galicia, y en los siguientes determina quien deberá llevar a cabo estas funciones y los deberes de las personas titulares de las concesiones y autorizaciones). Están debidamente enumerados con cardinais arábigos, y siguen una orden correlativa y una serie única sin alteraciones. Quizás sí se puede observar cierto exceso de extensión en alguno (cómo puede ser, por ejemplo, el caso de art. 119, que tiene hasta catorce párrafos) otorgando cierta complejidad. Los artículos están dotados, en general, del necesario contenido normativo, obviando el uso de cláusulas abiertas. Abordamos a continuación la ánalise de la parte final. El criterio en la redacción de esta parte debe ser restrictivo. Para la elaboración de las disposiciones en esta parte hay que tener en cuenta que el contenido transitorio debe prevalecer sobre los demás, que el derogatorio prevalece sobre lo final y el adicional y que el final prevalece sobre lo adicional. En cuanto a las disposiciones adicionales (siete, en este caso) e incluyen, en primer lugar réximenes jurídicos especiales que no pueden estar en el articulado. Implican la creación de normas reguladoras de situaciones jurídicas distintas a las previstas en la parte dispositiva; excepciones, dispensas y reservar a la aplicación de la norma (no existen en este caso); mandatos o autorizaciones no dirigidos a la producción de las normas jurídicas (uso restrictivo, en este caso tampoco constan); y preceptos residuales. Las disposiciones transitorias, en cambio, se refieren la situación jurídicas anteriores y establecen las normas necesarias para facilitar la aplicación de la nueva ley (en este caso son ocho). Para redatalas, se deben examinar los problemas de transitoriedade, y hay que tener en cuenta que su uso es restrictivo. A continuación figuran las disposiciones derrogatorias, en este caso una. Y por último constan las disposiciones últimas, que modifican el derecho vigente. En este caso la primera es una autorización dirigida al Consello da Xunta para la el desarrollo de los pertinentes reglamentos, y la segunda se trata de una regla sobre la entrada en vigor de la ley. Aquí sí que quizás se debe hacer una crítica, ya que en el mencionado acuerdo sobre Directrices de Técnica Legislativa se alude la que la fórmula de que ‘entrará en vigor el día siguiente de su publicación’ se debe reservar para cuando la norma deba entrar en vigor de manera inmediata. Si no, la fórmula correcta es fijar la fecha señalando el día, el mes y el año. El único anexo adxuntado lo está de manera correcta, ya que se hace después de dos espacios en blanco correspondientes a la fecha y a las firmas. En este caso incluye una tabla con el relación de puertos e instalaciones marítimas de la Comunidad Autónoma de Galicia. Por último, se debe hacer alusión a los criterios lingüísticos que se siguieron para elaborar esta ley. Se puede apreciar en general un lenguaje culto, pero a su vez accesible al ciudadano medio. La redacción de los artículos y clara, de fácil comprensión, sencilla, escueta, y precisa pero sin embargo se emplean los términos técnicos pertinentes cuando procede. Estos tenérmelos están adecuadamente recogidos en las definiciones de la Exposición de Motivos. Existe también coherencia terminológica a lo largo del texto y estructura gramatical concreta, sencilla, y directa. No se aprecian aspectos sexistas del uso del lenguaje y los signos ortográficos están utilizados correctamente.

6 - Escrito por Lisa Liu Zhu el 13/03/2018 11:09

En primer lugar, respeto de la división y del contenido de la Ley, es preciso indicar que se cumplen en este proyecto los criterios de técnica normativa que hacen referencia la esta cuestión, ya que los proyectos de ley se estructuran en las siguientes partes: " Título de la disposición "Proyecto de ley de puertos de Galicia" " Parte expositiva, que se denominará siempre "exposición de motivos" " Parte dispositiva, en la cual se incluye el articulado " Parte final " Anexo que hace referencia a los puertos e instalaciónns marítimas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia El contenido de la disposición sigue una orden lógica que otorga claridad al texto y facilita la identificación de cada uno de sus preceptos dentro de la estructura del texto normativo. Así, esta ley se estructura en un título preliminar y en seis títulos más, y en la parte final cuenta con siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derrogatoria y dos disposiciones últimas, regulado así en 147 artículos. El Título preliminar, "Disposiciones generales", regula en tres capítulos el objeto y el ámbito de aplicación de la ley, que abarca la totalidad de los puertos y de las instalaciones portuarias de Galicia. El Título I, bajo la denominación de de "la organización portuaria de Galicia", que se estructura sistemáticamente en dos capítulos. El Título II, bajo la denominación "Planificación, ordenación, obras, ambiente y seguridad", que regula las cuestiónns relativas a las planificación física portuaria y la ejecución de obras, así como las cuestiones relativas al planeamiento territorial y los aspectos sobre lo ambiente y la seguridad, estructurado así en cuatro capítulos. El Título III, "Del dominio público portuario", aborda la regulación de la naturaleza, la extensión y los usos del dominio público portuario y de su utilización y explotación a través de los títulos clásicos de concesiones y autorizaciones, con la inclusión del contrato de concesión de obras públicas portuarias. Está dividido en tres capítulos. El Título IV está dedicado a los puertos deportivos y a las zonas portuarias de uso náutico-deportivo, lo cual está regulado en cinco capítulos. El Título V, "Régimen general de la prestación de servicios y del desarrollo de actividades comerciales, industriales o de otra naturaleza en los puertos", aborda una regulación sistemática de los puertos como espacios físicos que permiten la prestación de servicios portuarios y el desarrollo de actividades comerciales e industriales. Dividido en dos capítulos. El Título VI, de Reglamento "de explotación y policía, potestades de inspección y seguridad y régimen de las sanciones", dividido en cuatro capítulos. Respeto de las disposiciones adicionales es preciso destacar que la entidad pública empresarial puede crear sociedades mercantiles públicas para la gestión empresarial singularizada de determinadas actividades portuarias y la posibilidad de que Portos de Galicia elabore una relación de los espacios pesqueros y los destinados a usos náutico-deportivos Además, la disposición adicional quinta se consagra el principio de libertad de contratación en el ámbito del servicio portuario de manipulación de mercancías, con fines de proteger los derechos laboráis del reducido número de trabajadores afectados. En las disposiciones transitorias se regulan, entre otras materias, el régimen aplicable a las concesiones y autorizaciones vigentes a la entrada en vigor de esta ley y normas urbanísticas de aplicación directa. En las disposiciones últimas se recoge la cláusula de habilitación reglamentaria para el desarrollo de la ley. Por otra parte, fue sometido al preceptivo dictamen del Consejo Económico y Social de Galicia, del que se tomaron en consideración las observaciones. Respeto de la precisión del objeto de ley, en una misma disposición (Título preliminar, Capítulo I, artículo 1) se regula un único objeto; "esta ley tiene por objeto establecer la organización portuaria de Galicia y el régimen jurídico de los puertos y de las instalaciones portuarias que son competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia, que comprende la determinación, planificación, construcción, gestión y utilización del dominio público portuario y la prestación de servicios en los puertos, así como las medidas de policía portuaria y el régimen sancionador". Y también, los aspectos que tengan directa relación con él como puede ser el ámbito de aplicación (artículo 2) y las definiciones (artículo 4). De este modo, se evita la dispersión normativa, que complicaría el ordenamiento, el conocimiento y la localización de la normativa aplicable. En relación con la homoxeneidade del texto, se cumple los criterios de técnica normativa ya que el ámbito de aplicación respétase en el conjunto de la disposición (artículo 2). El título se inicia con la identificación del tipo de disposición "Ley de Portos de Galicia". El nombre indica el objeto de su contenido y diferenciarlo del de cualquiera otra disposición, poidendo hacernos una idea general acerca del que tratará dicha disposición y su redacción es clara y escueta. En cuanto aparte expositiva, la función de esta es la de describir el contenido de la disposición, indicando su objeto y finalidad y sus antecedentes, en este caso, está dividido en números romanos centrados en el texto (I, II, III, IV) debido a la extensión de la misma. Las disposiciones generales fijan el objeto (artículo 1) y el ámbito de aplicación de la norma (artículo 2), que se encuentran definifidos de forma clara y escueta. Sobre la parte dispositiva, ésta se ordena internamente adoptando esta estructura: disposiciones generales, parte substantiva, parte procedimental, parte final y anexo. En cuanto a división de las disposiciones normativas, ésta se divide en seis títulos, ya que tiene partes que son claras que permiten este modo, además, está dividido en capítulos y también en secciones. No cuentan ni de libros ni de subseccións. En relación con los criterios orientadores básicos en la redacción de los artículos, cada artículo contiene un tema; cada párrafo, un enunciado; cada enunciado, una idea. La información de los artículos está ordenada de forma lógica y clara, están dotados de contenido normativo, no contienen deseos, intenciones, declaración ni planteamientos innecesarias. Están numerados con cardinais arábigos, desde lo 1 hasta el 147, sin alterar ni interrumpir la numeración y llevan un título o epígrafe que indica el contenido o materia de la que se trata. En este sentido podemos ver algún artículo complejo y especificaciones respeto a idea central, por lo que están divididos en números A parte final de las normas llevan título y se dividen, en orden genérica: siete disposiciones adicionales, ocho transitorias, una derrogatoria y dos últimas, debiendo prevalecer las disposiciones adicionales, el derrogatorio sobre lo final y adicional y el final sobre lo adicional. En cuanto a las disposiciones adicionales, incluyen regímenes especiales que no pueden estar en el articulado, sin perxudicar su coherencia y unidad interna y las disposiciones transitorias tienen como finalidad facilitar el tránsito al régimen jurídico previsto para esta nueva regulación, regula, entre otras materias, el régimen aplicable a las concesiones y autorizaciones vigentes a la entrada en vigor de esta ley. La disposición derrogatoria única, además de derogar cuantas disposiciones de igual el inferior rango se opongan al establecido en la ley, deroga la Ley 6/1987 y 5/1994, reuniendo en un sólo texto legal a normativa autonómica existente en materia de puertos. Además se recoge la cláusula de habilitación reglamentaria para el desarrollo de la ley. Respeto de las disposiciones últimas, la primera regula el desarrollo reglamentario y la segunda regula la entrada en vigor de la ley (a los seis meses de su publicación en el Diario Oficial de Galicia). Por otra parte, también contiene un Anexo, una tabla sobre los puertos e instalaciones marítimas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia. En cuanto a los criterios lingüísticos generales, la ley está redactada en un lenguaje culto pero accesible a la ciudadanía, a cuál es el destinatario final de la misma, por lo que la redacción del texto es clara, comprensiva, sencilla, escueta, de modo que no deje lugar a dudas en el lector. Se utiliza tener técnicos cuando procede, que están adecuadamente recogidos en la exposición de motivos. A lo largo del texto se mantiene una terminología unitaria y se guarda coherencia terminológica, sin ambigüedades y contradicciones, estando en armonía con el principio de igualdad de sexos. Como conclusión final, señalamos que esta ley se enmarca dentro de las competencias de la Comunidad Autónoma de Galicia y se ajusta al bloque de la constitucionalidad, por lo que el texto es adecuado a la técnica jurídica y normativa.

7 - Escrito por Rocío Osuna Méndez el 13/03/2018 14:36

´Para empezar él análisis de la Ley de Puertos tenemos que hacer referencia la su división. En primer lugar, si incluye él Título de la disposición; a continuación la Exposición de Motivos; un Título Preliminar relativo a la Disposiciones Generales, dividido en tres capítulos; un Título I, dividido en de los capítulos y a su vez él primero de ellos subdividido en seis secciones; un Título II, dividido en cuatro capítulos; un Título III, dividido en de los capítulos ambos subdivididos en en de los y cinco secciones respectivamente; un Título IV, dividido en cinco capítulos, él cuarto subdividido en tres secciones; un Título V, dividido en de los capítulos; un Título VI, dividido en cuatro capítulos. Por último, incluye siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria, de los disposiciones finales y anexos. La división se ajusta la la técnica normativa ya que él contenido de la Ley sigue un orden lógico, otorgando claridad al texto y facilitando la identificación de cada uno de los preceptos dentro de la estructura de él texto normativo. A continuación tenemos que referirnos al título de la norma, “Ley de puertos de Galicia”, indica él objeto de la norma y su contenido esencial de modo que permite hacer una idea de su contenido y diferenciarlo de cualquiera otra disposición. La redacción eres clara y precisa y en el incluye descripciones que se tengan que recoger en la parte dispositiva de la norma. En relación al índice, se sitúa después de él título y antes de la parte expositiva. Contiene la divisiones de él texto. La parte expositiva (Exposición de Motivos) describe él contenido de la disposición, expresando su objeto y finalidad y haciendo referencia la la posible influencia de la nueva norma en la vigencia y la aplicación de normas anteriores. En ningún caso puede incluir contenido normativo, pero sí eres posible que resuma él contenido de la norma. En nuestro caso está divida en cuatro apartados y alud a los preceptos de la Constitución Española y de la normas autonómicas en la que se basa la competencia de la Comunidad Autónoma gallega para él desarrollo de esta Ley (I), menciona la Ley 5/1994, de él 29 de noviembre, de creación de él ente público “Portos de Galicia” (ley anterior) (II), explica la estructura de esta nueva norma, lo cual eres correcto por la claridad que aporta (III) y finalmente alude la la parte final (IV). En él Título Preliminar se recogen la disposiciones generales, que son aquellas que determinan él objeto, él ámbito de aplicación de la norma y la definiciones relativas al ámbito de aplicación. Posteriormente tenemos que hacer referencia la la parte dispositiva. En la “Ley de Puertos de Galicia”, como en toda norma, él artículo eres la unidad básica. La su vez, él articulado se divide en títulos, capítulos y secciones, sin embargo, en el se incluyen ni subsecciones ni libros. La división en títulos se justifica en que cada uno de ellos contiene partes claramente diferenciadas. En nuestro caso tenemos los siguientes títulos: organización portuaria de Galicia (Título I), planificación, ordenación, obras, ambiente y seguridad (Título II), de dominio público portuario (Título III), de puertos deportivos y de zonas portuarias de uso naútico-deportivo (Título IV), régimen general de prestación de servicios y de él desarrollo de actividades comerciales, industriales y de otra naturaleza de los puertos (Título V) y reglamento de explotación y policía, potestades de inspección y seguridad y régimen de sanciones (Título VI). De forma correcta, los títulos están numerados con romanos, salvo él Título Preliminar. En cuanto a los capítulos, la división en el eres obligatoria, sino que en ocasiones se hace por razones sistemáticas y en el la causa de la extensión. Deben tener un contenido materialmente homogéneo, numerarse con romanos y deben llevar título. Todo ello si cumple, a título ejemplificativo, él Título I se divide en de los capítulos, uno relativo la la entidad pública empresarial “Portos de Galicia” y otro relativo la la Competencias de la Administración Autonómica. La división de los capítulos en secciones también eres opcional. Si hará en los casos de capítulos muy extensos y con partes que estén claramente diferenciadas. La secciones se numeran con ordinales arábigos en femenino y deben llevar título. Por ejemplo, él Capítulo I, de él Título I, relativo la la entidad pública empresarial se divide en seis secciones que recogen la naturaleza y funciones (Sección 1ª); la estructura administrativa, actos de la entidad pública empresarial y de los recursos y reclamaciones contra estos (Sección 2ª); la normas particulares de gestión y explotación (Sección 3ª); hacienda y patrimonio (Sección 4ª); él régimen financiero (Sección 5ª) y él personal (Sección 6ª). En relación a los artículos, están ordenados de forma lógica. Constituyen una unidad de sentido completa. La lo ancho de él articulado en el se emplean expresiones de posibilidad lo excesivamente amplias que introduzcan incertidumbre a la hora de interpretar y aplicar la norma. Están numerados con con cardinales arábigos, siguiendo una serie única sin alteraciones, de él 1 al 148. Cada uno de ellos lleva un título, escrito en cursiva, que indica él contenido el la materia a la que se refieren, por ejemplo art. 145, medidas provisionales. A continuación tenemos que hacer referencia la la parte final. Sobre ello tenemos que decir que él contenido transitorio debe prevalecer sobre los demás; él contenido derogatorio prevalecerá sobre él final y él adicional; él contenido final prevalecerá sobre él adicional. Cada una de la clases de disposiciones en la que se divide la parte final tiene numeración correlativa propia, con ordinales femeninos en letra. En primer lugar, tenemos siete disposiciones adicionales, incluyen regímenes jurídicos especiales que en el pueden estar en él articulado, también implican la creación de normas reguladoras de situaciones jurídicas distintas la la previstas en la parte dispositiva y preceptos residuales En segundo lugar, tenemos ocho disposiciones transitorias que se refieren la situaciones jurídicas anteriores y establecen normas que son necesarias para facilitar la aplicación de la nueva ley. Para redactarlas, se deben examinar los problemas de transitoriedad y hay que tener en cuenta que su uso eres restrictivo. En tercer lugar, la disposiciones derogatorias, una en nuestro caso. Contienen la cláusulas de derogación de él derecho vigente, siendo precisas y expresas. En cuarto lugar, la disposiciones finales. En nuestro caso suelo introducen una cláusula de habilitación reglamentaria y fijan la entrada en vigor. Concretamente, la primera, una autorización dirigida al “Consello da Xunta” para él desarrollo de los pertinentes reglamentos, y la segunda, una regla sobre la entrada en vigor de la ley. Preferentemente se debe fijar la entrada en vigor señalando él día, mes y cordero en que se deba producir, sin embargo, él tenor literal de la Disposición final segunda eres él siguiente: “La presente ley entrará en vigor a los seis meses de su publicación en él Diario Oficial de Galicia”. Se incorpora un único anexo de forma correcta, sin numerarse, por ser único y con de los espacios en blanco correspondientes la la cierra y la la firma. Además, lleva su respectivo título: “Puertos e instalaciones marítimas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia”. Para concluir tenemos que hacer referencia a los criterios lingüísticos generales que debe seguir la norma. Los destinatarios de la norma jurídica son los ciudadanos. A consecuencia de ello, está redactada en un nivel de lenguaje culto, pero accesible para él ciudadano medio. En este sentido, la redacción de él texto eres clara, eres decir, de fácil compresión; sencilla, escueta; precisa, en el dejando lugar a dudas en él destinatario. La ello cabe añadir que se respeta él orden normal de los elementos de la oración. Finalmente, en el se encuentran aspectos de él uso sexista de él lenguaje.

8 - Escrito por Raquel Pateiro Losada el 23/03/2018 10:16

Para comenzar un análisis sobre la técnica normativa de la presente Ley, en primer lugar, se debe hablar del título, este forma parte del texto y permite su indentificación, interpretación y cita. En este aspecto podemos determinar que cumple la técnica normativa puesto que es diferente de otras disposiciones en vigor, indica el objeto de la misma y su contenido esencial; y se inicia identificando el tipo de la misma. En cuanto a división y contenido de la Ley, le corresponde aparte expositiva la función de indicar su objeto y finalidad, sus antecedentes y las competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención al incidente que pueda tener en la nomativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. En esta disposición nos encontramos con un Título preliminar, “Disposiciones generales”, que regula en tres capítulos el objeto y el ámbito de aplicación de la ley, que abarca la totalidad de los puertos y de las instalaciones portuarias de Galicia. Cumple con la organización exigida para la disposición general puesto que expone el objeto de la ley en el artículo 1, ámbito de aplicación en los artículo 2, competencia en el artículo 3, definiciones y clasificaciones en los artículo 4 y 5 y, finalmente, los principios en el artículo 6. Se destaca que su organización y exposición es correcta y concordante que ténica normativa. A continuación analizamos la parte dispositiva. Aquí, el artículo, como en tantas otras leyes, es la unidad básica y se podrá dividir en libros, títulos, capítulos, secciones y subseccións. No se podrá pasar de una unidad de división a otra omitiendo alguna intermedia como norma general. En este caso, esta ley no consta de subseccións ni libros puesto que no es tan extensa como para neccesitalo. La división en títulos está justificada debido a la existencia de disposiciones con partes claramente diferenciadas: Organización Portuaria de Galicia (Título I); Planificación, ordenación, obras, ambiente y seguridad (Título II); De dominio público portuario (Título III); De puertos deportivos y de zonas portuarias de uso náutico-deportivo (Título IV); Régimen general de prestación de servicios y del desarrollo de actividades comerciales, industriales y de otra naturaleza de los puertos (Título V); Reglamento de explotación y policía, potestades de inspección y seguridad y réximen de sanciones (TítuloVI). Los capítulos tienen un contenido homogéneo, y deben constar con números romanos seguidos de un título. Las secciones están correctamente numeradas por números arábigos en femenino, seguidas de su correspondiente título. Síguense también los criterios en relación a la redacción de los artículos. Están ordenador de forma lógica, la idea central está en el primero párrafo y a continuación se hacen las especificación procedentes. También están debidamente enumerados con cardinais arábigos, y siguen una orden correlativa y una serie única sin alteraciones. Se puede observar cierta complejidad en artículos como el 118 de la presente ley la cual llega a acumular un total de 14 párrafos o el artículo 51 que cuenta con 12. Por lo general cúmplense las exigencias de la técnica normativa en el expuesto previamente. Finalmente, la parte final de las normas podrá dividirse en distintas clases de disposiciones con un orden que tiene que ser respetado. En primer lugar se sitúan las disposiciones adicionales, despóis las transitorias, seguidamente las derrogatorias y, finalmente, las últimas. También es necesario utilizar en su elaboración un cirterio restrictivo, esto es, sólo se incluirán los preceptos que respondan a los criterios que la definen. En la elaboración de las disposiciones de la parte final se tendrán en cuenta tres criterios que son: el contenido transitorio debe prevalecer sobre los demás, lo contigo derrogatorio prevalecerá sobre lo final y el adicional y el contenido final prevalecerá sobre lo adicional. Más en concreto, las disposiciones adicionales deberán regular los regímenes jurídicos especiales que no puedan situarse en el articulado, las excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma o de alguno de sus preceptos, no existente en la ley examinada; los mandatos y autorizaciones no dirigidos a la producción de normas jurídicas, tampoco existentes; y los preceptos residuales. Estas disposiciones incluyen el tránsito de la ley Vieja a la ley nueva, las situaciones jurídicas anteriores y las normas para facilitar la aplicación. Las disposiciones transitorias tienen como finalidad el tránsito al régimen jurídico previste por la nueva regulación. Estas incluirán exclusivamente y ordenadamente cinco preceptos, que son, en primer lugar, los que establezcan una regulación autónoma y diferente de la establecida por las normas nueva y antigua para regular situaciones jurídicas iniciadas antes de la entrada en vigor de la nueva disposiciones, los que declaren la pervivencia o ultraactividade de la norma antigua para regular situaciones jurídicas iniciadas antes de la entrada en vigor de la nueva disposición, los que declaren la aplicación retroactiva o inmediata de la norma nueva para regular situaciones jurídicas iniciadas antes de su entrada en vigor, los que declaren la pervivencia o ultraactividade de la antigua para regular situaciones jurídicas que se produzcan después de la entrada en vigor de la nueva disposición y los que regulen de manera autónoma y provisional situaciones jurídicas que se produzcan después de su entrada en vigor. Para redactarlas, es necesario examinar los problemas de transitoriedade y hay que tener en cuenta que su uso es restrictivo. En cuanto las disposiciones derogatorias contendrán únicamente las cláusulas de derogación del derecho vigente, evitando que sobrevivan en el ordenamiento jurídico diversas normas con el mismo ámbito de aplicación. Así, deberá recogerse una relación cronológica y exhaustiva de todas las disposiciones derogadas y cerrarse la lista Con una cláusula general de salvaguarda que delimitará la materia objeto de derogación y que será, «Asimismo, quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan al dispuesto en…». En este caso se aprecia la presencia de una única disposición. Por último se encuentran las disposiciones últimas, que incluirán, por orden, los preceptos que modifiquen el derecho vigente cuando la modificación no sea obxeto principal de la disposición, las cláusulas de salvaguarda del rango de ciertas disposiciones o de competencias ajenas, las reglas de supletoriedade, la incorporación del Derecho Comunitario, las autorizaciones y mandatos dirigidos a la producción de normas jurídicas y las reglas sobre la entrada en vigor de la norma. En esta ley a primera es una autorización dirigida al Consello da Xunta para el desarrollo de los pertinentes reglamentos mientras que la segunda trata de una precepto sobre la entrada en vigor de la ley. Adicionalmente la disposición puede llevar anexos, estos deberán figurar a continuación de los espacios en Blanco correspondientes a la fecha y a la firma o firmas. Deberán ir enumerados con números romanos si había sido necesario, en este caso, puesto que únicamente cuenta con uno, obviamente no es un requisito necesario. Contendrán conceptos, reglas, requisitos técnicos, gráficos, planos, tablas, series numéricas y otros elementos que no puedan expresarse mediante la escritura; relaciones de personas, bienes, lugares, etc., respeto de los cuales haya que concretar la aplicación de las disposiciones del texto; acuerdos o convenios que el texto dota de valor normativo; y otros documentos que deban integrarse en la disposición como anexo. En la presente ley el anexo es relativo a los puertos e instalaciones marítimas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia. Para finalizar con el presente comentario, compre hacer alusión a los criterios lingüísticos seguidos para su elaboración, se puede determinar que, en general, consta de un lenguaje apropiado al ámbito y, su vez, desde mi punto de vista, es un lenguaje accesible para el ciudadano no familiarizado con tener ténicos. En conclusión, como analizamos anteriormente este Proyecto de Ley cumple con la mayoría de las reglas de técnica legislativa. Encontrando como contradicciones a extensión de varios artículos, anteriormente mencionados y la escritura de algunas expresiones.

9 - Escrito por Raquel Ricón Rodríguez el 23/03/2018 10:19

A continuación, comenzaremos a realizar el análese de la Ley de Portos de Galicia (Ley 6/2017 de 12 de diciembre de 2017). En el acuerdo del Consello da Xunta de Galicia del 30 de octubre del 2014 por el que se aprueban las Directrices de técnica normativa se establecen los criterios de los que se debe partir para realizar el análese de la Ley de Portos. También es preciso matizar que esta ley no será de aplicación en absoluto a todos los puertos gallegos ya que se esto fuera así y se generalizara, podría ocasionar problemas de competencia con el Estado Español de acuerdo con el artículo 149.1.20 de la Constitución Española. La Constitución es la que ostenta la competencia exclusiva de los puertos denominados de interés general por eso la ley de Portos no puede invadir competencias exclusivas de esta. Aun así los puertos a los que se aplicará están claramente listados en un anexo final de la ley de Portos de Galicia. Repecto a la división y contenido, es importante señalar que en este proyecto se cumplen los criterios de técnica normativa ya con los proyectos de ley se estructura: “Título de la disposición” “Proyecto de ley de Portos de Galicia” “Parte expositiva (denominada “exposición de motivos”)” “Parte expositiva (incluye articulado)” “Parte final” “Anexo que hace referencia a los puertos e instalaciones marítimas de la competencia de la Comunidades Autónoma de Galicia. El contenido de la disposición debe tener una orden para que de este modo no de margen a errores de comprensión y facilite la identificación de los preceptos en el marco de la estructura del texto normativo. De este modo, la ley que estamos analizando estructurara en un título preliminar y en seis títulos más. El Título preliminar, “Disposiciones Generales”, regula en tres capítulos el objeto y el ámbito de aplicación de la ley que abarca la totalidad de los puertos y de las instalaciones portuarias de Galicia. El Título I (se divide en dos capítulos y su vez en secciones), el Título II (dividido en cuatro capítulos), Título III (dividido en dos capítulos el primero subdividido en dos secciones y el segundo capítulo subdividido en cinco), el Título IV (dividido en cinco capítulos y el capitulo cuarto dividido en tres secciones), el Título V (dividido en dos capítulos) y por último, el Título VI (dividido en cuatro capítulos). En la parte final, cuenta con siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y dos disposiciones últimas, regulado en un total de 147 artículos. Comenzando por los Títulos, nos percatamos de que están redactados de forma clara, sencilla y precisa haciendo fácil la comprensión e identificación del tema. De lo contrario, los ciudadanos que son los destinatarios de las normas, no gozarían de seguridad jurídica, elemento imprescindible a la conseguir por la técnica normativa . En la parte expositiva de la norma encontramos la “Exposición de Motivos”. En ocasiones puede ir precedida de un índice que no resulta preciso en este caso en concreto ya que no estamos ante una disposición compleja. Se encuentra dividida en cuatro apartados por mor de su extensión y que hacen constancia de los antecedentes y la necesidad de la ley de Portos. De sucesivo hablaremos de la parte dispositiva que es la referente al articulado lo cual es la unidad básica. Este se divide en títulos, capítulos y secciones. La división en títulos encuentra su justificación en que existen disposiciones con partes que se encuentran claramente diferenciadas. Los capítulos cuentan con un contenido homogéneo y además deben contar con números romanos seguidos de un título. Las secciones se encuentran en esta ley correctamente ordeadas. El criterio de redacción de la parte final, debe ser restrictivo. El contenido transitorio, debe prevalecer sobre los demáis , el derogatorio prevalece sobre lo final y el adicional y el final prevalece sobre lo adicional. Por último, debe hacerse alusión a los criterios lingüísticos utilizados para la elaboración de la Ley de Portos de Galicia. Apreciamos un lenguaje culto pero accesible para los ciudadanos ya que la comprensión resulta fácil ya que apenas observamos dificultades para su interpretación ni encontramos un léxico excesivamente técnico. A continuación, comentaremos alguno de los errores o dificultades que presenta ley de Portos de Galicia. Estos no son excesivos pero sí pueden causar algún problemas. ES importante destacar la presencia de párrafos excesivamente largos como es el caso del artículo 98 que puede llegar a dificultar la comprensión a los receptores de esta norma. Para conseguir una sencilla y clara comprensión es preciso utilizar frases más cortas, no solo para los receptores que serían los ciudadanos sino también para los encargados de aplicar la ley para realizar una correcta interpretación de ella. Del mismo modo también encontramos párrafos cortos con una compresión muy difícil por la mala colocación de señales ortográficas. Por lo tanto, el problema no versa sólo sobre los párrafos largos sino que también encontramos problemas en los párrafos cortos. Como ya comentamos con anterioridad, y muy importante a sinxelidade de los párrafos para conseguir una excelente comprensión. Podemos encontrar también en la ley de Portos de Galicia mezclas entre lo gallego y el castellano, un error bastamente grabe ya que la hora de redactar una ley debería hacerse una profunda corrección para no dar cabida la este tipo de errores para promover de este modo una defensa de nuestra lengua. Por otra parte, podemos encontrar abundancia de comas que en ocasiones dificultan el entendimiento y la claridad y que se podría solucionar con una serie de epígrafes que facilitaran de este modo su comprensión. También podemos observar como dentro del índice, el Título V tiene dos capítulos II. Advertimos tamèn errores que impiden la realización de búsquedas al ser un archivo PDF dificultando su uso. ES relevante destacar que en el título I, capítulo IV, presentara una serie de prohibiciones en materia de vertidos en las instalaciones portuarias, haciendo referencia también, la necesidad de cobertura de costos se estos se produjeran. Debería hacerse en este capítulo referencia a la normativa ambiental relativa a las sanciones o bien listar estas sanción de forma directa, para aclarar así las posibles consecuencias de estas conductas dejando de esta manera el capítulo un poco incompleto. Las disposiciones últimas que modifican el derecho vigente tratan de una regla sobre la entrada en vigor de la ley. En el acuerdo sobre las directrices hace referencia sobre la fórmula de que entra en vigor el día siguiente de su publicación debe reservarse para cuando la norma deba entrar en vigor de manera inmediata. Sino la formula correcta y fijar la fecha señalando el día, mes y año. Tampoco encontramos aspectos sexistas del uso del lenguaje y la mayoría de las señales ortográficas están usadas correctamente salvo en los casos que concretábamos unos párrafos más arriba. El único anexo adjunto encontrara de manera correcta ya con el hace después de dos espacios en blanco correspondientes a la fecha y a las firmas. El texto cumple la función pretendida que es dotar una regulación de los puertos gallegos competencia de nuestra Comunidad Autónoma. Por lo tanto y con el anterior expuesto, podemos concluir que el texto, aunque con alguna errata, ajustara al contenido de la técnica normativa ya que el texto no de la cabida a grandes confusiones siendo en la mayor parte bastante claro y logra en su gran parte una buena redacción de la norma.

10 - Escrito por Lucía Meiriño Yáñez el 23/03/2018 13:01

comenzaremos el análisis de técnica normativa de la norma – Proyecto de Ley de Portos de Galicia –, y los criterios que deberemos seguir serán los establecidos en el Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia del 30 de octubre de 2014 por el que se aprueban las Directrices de Técnica Normativa. La ley tiene una división muy significativa. Primero el Título – lo cual deberá iniciarse siempre con la identificación del tipo de disposición– de la propia norma que es “Proyecto de Ley de Portos de Galicia”. Identificara claramente el Proyecto de ley, seguido del nombre que indica el objeto de la disposición y su contenido esencial, de suerte que así se poda hacer una idea sobre este contenido y diferenciarlo de cualquiera otra disposición, y en este caso observamos que es sobre puertos de Galicia. Por lo que la técnica normativa analizada en cuanto al título de la disposición es totalmente adecuada y correcta. Seguimos con un índice que deberá ir colocado siempre después del Título de la norma y antes de parte expositiva y este deberá contener la división del texto así como los artículos que la integran, cosa que hace en este caso. Después de esto comenzaríamos con la parte expositiva, con una exposición de motivos y la función de esta es describir el contenido, objeto y finalidad de la disposición, y en ningún caso deberá contener esta parte textos del articulado. En este caso la norma comienza manifestando la competencia que la Constitución Española le de la la Comunidad Autónoma de Galicia para poder legislar en este tema, concretamente hace referencia a los artículos 148.1.6 y 149.1.20, y también el Estatuto de Autonomía, en su artículo 28.6. También se dedica, en buena parte, a exponer la necesidad de una buena regulación de la ley de puertos en Galicia ya que es un territorio que, en su mayoría, se dedica la este tema, además hace un resumen de toda la ley de puertos en su conjunto en general. De sucesivo habrá una parte dispositiva la cual comenzará con unas disposiciones generales, las cuales fijan el objeto y el ámbito de aplicación de la norma, en Galicia, y también recoge las definiciones necesarias para una mejor comprensión de algunos de los tenérmelos empleados en ella, que en este caso serán sobre tema portuario y los principios generales que a misma establece. Esta primera parte dispositiva en la que se encuentran a disposiciones generales, se componen primero de un Título Preliminar, lo cual se divide en tres Capítulos: el primer Capítulo que incluye el artículo 1, lo cual se centra en el objeto de la ley analizada, que en este caso será establecer la organización portuaria de Galicia; y por otra parte el artículo 2, que contiene el ámbito de aplicación de esta ley. Estos de los artículos mencionados son muy importantes y deberán ir siempre al inicio de la ley para así localizar correctamente y se evitaría la difusión de la normativa aplicable. Seguido por el Capitulo II (artículos 3-5) de los puertos e instalaciones portuarias de Galicia; y por último el Capítulo III (artículo 6) los principios generales. La parte dispositiva deberá tener una división obligatoria para cualquier caso. En esta ley la se divide solamente en Títulos y Capítulos – no optando por los Libros, ya que sólo se dan en algunos casos -. En el Título Preliminar es donde aparecen las nociones básicas de la ley por el que me los debería considerarlo una de las partes mas importantes de la ley, ya que nos aporta los primeros conocimientos básicos de la misma, así como el objeto en el que en la ley se vana a centrar y donde se va a aplicar a misma. Continuamos con la parte dispositiva, en la que nos encontramos con la mayoría del texto del articulado, concretamente con 147 (del 1 al 147) artículos que configuran esta ley de puertos de Galicia. Esta es la parte básica de la ley, por eso los artículos deberán ser ordenados de una manera lógica, y la idea central de los mismos deberá indicarse en un primero párrafo seguido de los estrictamente necesarios, además los artículos deberán contener un título donde se especifique de lo que va a tratar el mismo. Debo puntualizar que los artículos que configuran dicha ley, en el son muy extensos y son fácil de comprender, aunque debo apuntar que sí que hay algunos que son mas complejos y largos, pero observo que es necesaria esa extensión para poder explicarlos de manera eficaz. La ley tiene una parte final que está compuesta por disposiciones - adicionales, transitorias, una derrogatoria y últimas -. En esta parte se utiliza un carácter restrictivo en la elaboración de la misma, ya que sólo se incluirán los preceptos que respondan a los criterios que definen. Primero debemos de atender a las siete disposiciones adicionales que en estas se incluyen el tránsito de la ley vieja a la ley nueva, las situaciones jurídicas anteriores y normas para facilitar aplicación. Las ocho disposiciones transitorias tienen la finalidad de tránsito –ya como dice la propia palabra- al régimen jurídico previsto por la nueva regulación. Además estas deberán delimitarse de una forma muy precisa la aplicación temporal y material. Las disposiciones derrogatorias el único que van a contener serán las cláusulas de derogación del derecho vigente, en la ley encontramos sólo una disposición derrogatoria. Y por último las disposiciones últimas, que en este caso son dos: la primera expresa que el consejo de la Xunta podrá citar las normas reglamentarias que estime necesarias para poder desarrollar esta ley sin problema, y la segunda que la ley entrará en vigor a los 6 meses de su publicación en el DOGA. Esto es lo que se llama a vacatio legis, a cuál será muy necesaria para poner en conocimiento a norma y la adopción de medidas necesarias para su aplicación. Si no se había establecido ningún período de vacatio legis se entenderá que la norma entrará en vigor a los 20 días posteriores de su publicación, de acuerdo del que dispone el Código Civil en su artículo 44. Para finalizar hay un anexo en el que se enumeran los diferentes puertos e instalaciones marítimas en las diferentes provincias gallegas de A Coruña, Lugo y Pontevedra, que son competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia. Tras lo análisis de la técnica normativa de esta Ley de Portos de Galicia, como conclusión esta cumple todas las directrices que son necesarias para conseguir una buena técnica normativa, además de cumplir su objetivo que es dotar de una regulación general a los puertos gallegos de los que tiene competencia a Comunidad Autónoma gallega, y también el uso gramático y ortográfico es totalmente el correcto.

11 - Escrito por Carla Davila el 23/03/2018 13:36

En él presente comentario se analizará la técnica normativa de él “Proyecto de Ley de puertos de Galicia”. Este texto fue aprobado él día 3 de agosto de 2017 por él Consejo de la Junta remitiéndose posteriormente al Parlamento de Galicia para su tramitación, pasando de ser un “Anteproyecto de Ley” a un “Proyecto de Ley”. De acuerdo con los artículos 148.1. 6º y 149.1. 20º de la Constitución Española, eres una ley formulada dentro de él ámbito de competencias exclusivas que pertenecen la Comunidad Autónoma de Galicia. De acuerdo con la Directrices de técnica normativa, él “Proyecto de Ley de puertos de Galicia” se estructura en la siguientes partes: primero él Título de la disposición, “Proyecto de Ley de puertos de Galicia”; posteriormente tenemos la Parte Expositiva que contiene la exposición de motivos, eres él texto previo la la ley donde se desarrolla brevemente su contenido donde se motiva y se fundamenta. De forma continua, está la Parte Dispositiva, donde está él articulado, este apartado se compone de 148 artículos. Para terminar tenemos la Parte Final, que consta de 7 disposiciones adicionales, de 8 disposiciones transitorias, de una única disposición derogatoria y de de los disposiciones finales. Además, se adjunta un anexo. TÍTULO DISPOSITIVO Él nombre indica él objeto de la disposición y su contenido esencial, de hecho que permita hacer una idea de su contenido y diferenciarlo de cualquier otra disposición. Está redactado de forma comprensible, clara y escueta, que hace fácil identificar su contenido y refleja con exactitud la materia regulada. Porque sí en el, incumpliría una norma fundamental de la técnica normativa, que eres la seguridad jurídica. Sí los ciudadanos en el pudiesen identificar la ley por medio de su título, este último en el tendría ninguna función. PARTE EXPOSITIVA Este apartado recoge la “exposición de motivos”, que tiene como finalidad con arreglo a la Directrices de Técnica Normativa aprobadas por Resolución de 28 de julio 2005, que de la publicidad al Acuerdo de él Consejo de Ministros de 22 de julio de 2005, la función de describir su contenido, indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes y la competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta. Sí eres preciso, resumirá sucintamente él contenido de la disposición, el fin de lograr una mejor comprensión de él texto, pero en el contendrá partes de él texto de él articulado. Se evitarán la exhortaciones, la declaraciones didácticas el laudatorias u otras análogas. De acuerdo con los criterios de técnica normativa, por un lado, la exposición de motivos está formulada correctamente, puesto que en el incluye contenidos de la parte dispositiva, y por otro lado la división de la cuatro partes de la exposición de motivos está representada por números romanos en negrita. En él primer punto de la exposición de motivos, se recoge la regulación de él ámbito competencial de los Puertos de Galicia. Se nombran la leyes el decretos que regulan la estructura y funcionamiento de la Comisión de Puertos de Galicia. Hace referencia a la revisiones constitucionales y estatutarias de cómo si la produce la transferencia a la Comunidad Autónoma de Galicia te la dice competencia. En él según apartado se establece que la finalidad de él texto eres dar cumplimiento la la necesidades expuestas y al mandato establecido en él Estatuto de Galicia. Además, recuerda la importancia que tiene esta ley en nuestra Comunidad Autónoma y como viene a cubrir la necesidades básicas de funcionamiento de nuestro sistema portuario. En él punto número tres se expone la estructura de la ley, que será la siguiente: un título preliminar y en seis títulos, la parte final cuenta con siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y de los disposiciones finales. Se analiza brevemente él contenido de él Título preliminar y de los siguientes seis Títulos y de los Capítulos que contiene cada Título. En él último apartado, la cuarta exposición de motivos analiza él contenido de la disposiciones adicionales, disposiciones transitorias, disposición derogatoria y la disposiciones finales. Cita varias leyes por la que se créela él ente público de Puertos de Galicia, así como la supresión de los monopolios municipales heredados de él pasado y que recaían sobre sectores económicos pujantes. Por último, si refiere al preceptivo dictamen de él Consejo Económico y Social de Galicia, de él cual se tomaron en consideración en él texto casi todas sus observaciones. PARTE DISPOSITIVA Él contenido de la disposiciones debe tener un orden lógico que otorgue claridad al texto y facilita la identificación de cada uno de sus preceptos dentro de la estructura de él texto normativo. La prescripciones se desarrollarán de una forma jerárquica y ordenada, sin dejar huecos ni lagunas. En la medida de lo posible, en una misma disposición debe regularse un único objeto, pero en todo su contenido y, sí procede, los aspectos que tengan directa relación con él. Con esto se evita la dispersión normativa, pues esta complica él ordenamiento y dificulta él conocimiento y la localización de la normativa aplicable. En este caso él articulado se divide en títulos, capítulos y secciones. La división en títulos encuentra justificación en que existen disposiciones con partes claramente diferenciadas. Están ordenados de forma lógica, dotados de él necesario contenido normativo. La norma reglamentaria incumplirá tal labor cuando se limite a reproducir los designios legales el los desenvuelva en unos términos absolutamente insuficientes, dejando numerosos asuntos sin regular. La homogeneidad debe observarse también en relación con otras disposiciones normativas. La reproducción de preceptos legales en normas reglamentarias suelo eres admisible cuando resulte indispensable para la ajustada comprensión y estructuración de la norma. Los títulos vano enumerado con números romanos, excepto lo dispuesto para la disposiciones generales, tal y cómo exige la norma. Se evita él empleo de expresiones de posibilidad lo excesivamente amplias, lo mediante clausulas abiertas. Él criterio de la reacción eres bastante restrictivo, tal y como debe ser. En el se usan puntos suspensivos, ni guiones, asteriscos ni ningún otro tipo de marcas en él texto de la disposición. Los artículos están bien redactados. PARTE FINAL La parte final se divide en: disposiciones adicionales, disposiciones transitorias, disposiciones derogatorias y disposiciones finales. En primer lugar, la disposiciones adicionales, siete en este caso, incluyen regímenes jurídicos especiales que en el están en él articulado. Implican la creación de normas reguladoras de situaciones jurídicas distintas la la previstas en la parte dispositiva. En cambio, podrán incorporar la reglas que en el puedan situarse en él articulado sin perjudicar su coherencia y unidad interna. Se usa un criterio restrictivo, pues suelo se incluyen preceptos que respondan a criterios que la definen. Se incluyen la excepciones, dispensar y reservas a la aplicación de la norma lo de alguno de sus preceptos. En segundo lugar, la disposiciones transitorias tienen como finalidad facilitar él tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación. Él redactor deberá siempre examinar los problemas de transitoriedad que la entrada en vigor de la disposición pueda originar. Se usa también un criterio restrictivo. Se evitan formulas vagas e imprecisas, de acuerdo también al principio de seguridad jurídica. Él redactor de la ley debe examinar siempre los problemas de transitoriedad que la entrada en vigor de la disposición pueda originar. En esta ley se hace uso de esta regla. Por ejemplo, en la disposición transitoria tercera, relativa a ‘Prohibiciones’, si habla de él perjuicio de él régimen de prohibiciones derivado de la normativa en materia de dominio público marítimo-terrestre. Así también ocurre con la disposición transitoria quinta, relativa a ‘Régimen transitorio aplicable a planes de utilización de espacios portuarios, la delimitaciones de los espacios y usos portuarios y a planes directores de infraestructuras’, dice que estos planes deberán adaptarse a lo dispuesto en los artículos 52 y 53, cuando proceda la su primera modificación. Respecto a la disposiciones derogatorias, contendrán únicamente la cláusulas de derogación de él derecho vigente, que deberán ser precisas y expresas, evitando que sobrevivan en él ordenamiento jurídico diversas normas con él mismo ámbito de aplicación. Esta ley suelo consta de una disposición derogatoria, pues eres única. En ella se aluden a la disposiciones que quedan derogadas, así como la que sean de igual el inferior rango que se opongan a lo estableció en la presenta ley. La regla dice que la disposición derogatoria incluirá en una parte diferenciada una cláusula de vigencias que contendrá una relación cronológica y exhaustiva de todas la disposiciones sobre la materia que continuarán vigentes. En esta ley en el eres necesario incluirlas pues en el constan, suelo la que se derogan. Por último, respecto a la disposiciones finales, estas deben contener los preceptos que modifiquen él derecho vigente cuando la modificación en el sea objeto principal de la disposición, la cláusulas de salvaguardia de él rango de ciertas disposiciones lo de competencias ajenas, la reglas de supletoriedad, la incorporación de Derecho Comunitario, la autorizaciones y mandatos dirigidos la la producción de normas jurídicas y la reglas sobre la entrada en vigor de la norma y, de ser él caso, sobre la finalización de su vigencia. Esta ley dispone de de los disposiciones finales, la primera relativa al desarrollo reglamentario, y la segunda relativa la la entrada en vigor. En esta ley, en concreto, sólo se hace referencia la la entrada en vigor de la norma y la la autorizaciones y mandatos dirigidos la la producción de normas jurídicas, que en este caso la competencia eres de él Consejo de la Xunta de Galicia. Dice la regla general que la entrada en vigor si fijará señalando él día, él mes y él cordero en que se pueda producir. En este caso suelo se dice que entrada en vigor se produce la los seis meses siguientes, en el constando la cierra exacta de forma redactada. La la ley se incorporan anexos a continuación de los espacios en blanco correspondiente la la cierra y firma, como eres él caso. Se dice que estos deberán ir numerados, pero como en este caso suelo hay uno, en el eres necesario. VALORACIÓN De forma general, esta ley está correctamente redactada. Salvo pequeñas incidentes, como la constancia de la cierra exacta en la que entra en vigor, si cumplen de forma rigurosa los parámetros y directrices que se deben seguir para elaborar la normas y disposiciones.

12 - Escrito por Laura Tobío Lamoso el 26/03/2018 12:11

En virtud del Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia del 30 de octubre de 2014 procedemos a analizar la técnica normativa del Proyecto de la Ley de Portos. En primer lugar, la Constitución Española reserva al Estado en su artículo 149.1.20 la competencia exclusiva en materia de puertos de interés general. Pero tal y como dispone el artículo 148.6 CE y el Estatuto de Galicia se habilita la Comunidad Autónoma a asumir la competencia en materia de puertos que no sean de interés general, puertos de refugio y puertos deportivos. En primer lugar, estudiaremos su división. Estructúrase de la siguiente forma: el títula de la exposición ( “Ley de Portos”) ; la parte expositiva ( “Exposición de motivos”) ; la parte dispositiva en la que se incluye el articulado y , por último, la parte final y los anexos. Sus disposiciones van del general al particular. Con respeto al título, se permite su identificación y diferenciación de otras disposiciones en vigor. Indica el objeto de la disposición dándonos una idea de su contenido. Su redacción es clara y escueta. La Exposición de Motivos debido su considerable extensión se divide en cuatro apartados. Esta muestra una descripción del contenido indicando el objeto y la finalidad, así como los antecendentes y las competencias. Contiene un resumen del contenido del texto pero no contiene parte de la articulación del mismo. En el que corresponde la parte dispositiva, podemos observar cómo se estructura de la siguiente manera. Un Título Preliminar dividido en tres capítulos. Un Título I ( “De la organización portuaria de Galicia”) dividido en dos capítulos y su vez en secciones . Un Título II ( “Planificación, obras, medio ambiente y seguridad”) dividido en cuatro capítulos. El Título III ( “Del Dominio público portuario”) divida en dos capítulos, el primero de ellos en dos secciones y el segundo en cinco. Un Título IV ( “De los puertos deportivos y de las zonas portuarias de uso náutico deportivo”) dividido en cinco capítulo. Un Título V ( “Régimen general de la prestación de servicios y del desarrollo de actividades comerciales, industriales o de otra naturaleza en los puertos”) divido en dos capítulos. En este Título podemos percibir un error en la redacción puesto que aparecen numerados dos capítulos dos. Los Títulos numéranse con números romanos. La división en capítulos no es obligatoria pero se hace por razones sistemáticas. El articulado está compuesto por un total de 147 artículos. ES la unidad básica de la ley, y por eso es importante que los artículos contengan un tema cada uno, ordenado de forma lógica y, de ser necesario, que se componga de varios párrafos enumerados. Tienen contenido normativo. La numeración de los artículos al contrario de la numeración de los título se realiza mediante números cardinais arábigos. A continuación de cada artículo deberá ir acompañado el título de este en minúscula salvo la mayúscula inicial. Los artículos no son excesivamente largos con caracter general. Pero en ciertos casos, podemos ver como superan el número de apartados te convine ( más de cuatro) como nos art 13, 16 … Por último, la parte final consta de siete disposiciones adicionales tienen caracter restrictivo e incorporan las reglas que no pueden situarse en el articulado sin perxudicar su coherencia o unidad interna. Encontramos ocho disposiciones transitorias que se utilizan con carácter restrictivo y delimitara de forma precisa la aplicación temporal y material de la disposición transitoria corresponsal. Una disposición derogatoria. Esta contiene únicamente las cláusulas de derogación del derecho vigente siendo precisa y expresa, evitando que pervivan en el ordenamiento jurídico diversas normas con el mismo ámbito de aplicación. Se derogan así la Ley 6/1987, del 12 de junio, del Plan Especial de Portos de la Comunidad Autónoma de Galicia y la Ley 5/1994, del 29 de noviembre, de creación del ente público de Portos de Galicia. En cuanto las dos disposición últimas. La primera de ellas recoge una autorización a la Xunta de Galicia de producción de normas xuridicas, en este caso de los regramentos necesarios para el desarrollo de la ley. En la segunda, las reglas de entrada en vigor ( a los seis meses de su publicación en el DOGA). Así como el anexo donde se recogen un listado de los Portos e instalaciones marítimas de competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia Con arreglo a todo el analizado hasta ahora podemos observar como en términos generales cumple con las directrices de Técnica Normativa. El documento guardia cohesión y el lenguaje empleado es solida para los tener sobre los que versa así como accesible para la comprensión de la ciudadanía.

13 - Escrito por Ramón Gerpe López el 26/03/2018 12:24

TÉCNICA NORMATIVA EN El PROYECTO DE LEY DE PORTOS DE GALICIA La norma objeto de análisis de su técnica normativa es el Proyecto de Ley de Portos de Galicia. Para eslabón atenderemos a los criterios recogidos en el Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia, de 30 de octubre de 2014, por lo que se aprueban las Directrices de Técnica Normativa. En este Acuerdo dispónse que los proyectos de ley deben estructurarse en “título de la disposición”, "parte expositiva”, parte dispositiva, parte final y, en su caso, anexos. Para comenzar, debemos indicar que la Constitución Española reserva al Estado la competencia exclusiva en materia de puertos de interés general en el artículo 149.1.20º, habilitando a las Comunidades Autónomas a asumir competencias en materia de puertos de refugio, deportivos y los que no desarrollen actividades comerciales (art. 148.1.6º CE). En virtud de esto, el art. 27.9 del Estatuto de Autonomía de la Galicia le otorga a nuestra nazón a competencia exclusiva en materia de puertos no calificados de interés general por el Estado y los puertos de refugio y deportivos. Además, de acuerdo con el artículo 28.6 del Estatuto de Autonomía, Galicia es competente para el desarrollo legislativo y de la ejecución de la legislación del Estado nos tener que esta establezca en materia de puertos pesqueros. Ahora, entrando a analizar la técnica normativa de la dicha Ley de Portos, esta está organizada en “índice”, “exposición de motivos”, articulado, que se estructura en un título preliminar y seis títulos más y que recoge un total de 147 artículos, siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derrogatoria y dos disposiciones últimas. También cuenta con un único anexo al final de las disposiciones últimas en la que se indican los puertos e instalaciones marítimas que son competencia de la Galicia. En cuanto al contenido, en el Acuerdo mencionado al inicio, se dan unas pautas sobre el contenido y se indica que las disposiciones deben tener una orden lógica que otorgue claridad al texto y facilite la identificación de cada uno de los preceptos,. En particular, la redacción de las disposiciones debe ir del general al particular, del abstracto al concreto y del normal al excepcional. También se recomienda que una disposición regule un único objeto. Otra directriz es la de velar por la homoxeneidade del texto, es decir, que se respete el campo de aplicación de la norma y la coherencia entre derechos y obligaciones que contenga. Entrando más en el análisis de la Ley, el título debe ser diferente al de otras disposiciones en vigor, indicando el tipo de disposición, como en este caso: “Proyecto de Ley de Portos de Galicia”. El Acuerdo recomienda que el nombre indique el objeto de la disposición y su contenido esencial de modo que nos podamos hacer una idea de su contenido. La Ley de Portos cuenta con un índice donde entre el título y la parte expositiva que contiene las distintas divisiones del texto y la referencia de los artículos que integran cada una de las divisiones. En seguida nos encontramos que parte expositiva, la cual describe el contenido de la disposición, indicando el objeto y finalidad, antecedentes, habilitaciones y competencia en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención al incidente que pueda tener en la normativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. La parte expositiva está vedada en cuanto a contenido normativo, lo cual también cumple la Ley de Portos de Galicia. En el caso de esta Ley a parte expositiva es muy larga, por lo que aparece dividida en apartados, que se habían identificado con números romanos centrados en el centro, tal y como recomienda el Acuerdo de 30 de octubre de 2014. La parte dispositiva de la Ley de Portos se ocupa, en primer lugar, de las disposiciones generales en las que se fija el objeto y el campo de aplicación de la norma, que es la organización portuaria de Galicia y el régimen jurídico de los puertos e instalaciones portuarias que son competencia de la Galicia. Estas disposiciones se sitúan en el Título Preliminar, que donde deben figurar las disposiciones generales conforme al Acuerdo de Técnica Normativa. A partir de aquí, la Ley de Portos en el "Título Preliminar” recoge bajo distintos capítulos “definiciones" y “principios”, tal y como ordena el Acuerdo, y comienza el Título I donde se sitúa la parte substantiva de la ley, que recoge la organización portuaria, dividida en diferentes capítulos y secciones. El Título II también se ocupa de la parte substantiva, en este caso de la parte planificadora y de ordenación, dividido en cuatro capítulos. En los siguientes Títulos a ley se trata también de la parte substantiva y así como de la procedimental (que contiene normas de procedimiento, procesales y de garantía). En la parte final de la ley tenemos las disposiciones. Cabe destacar que hay una serie de criterios de prevalencia de unas sobre las otras: Las disposiciones transitorias prevalece sobre todos. Las disposiciones derrogatorias prevalecen sobre las finales y las adicionales. Las disposiciones finales prevalecen sobre las adicionales. En primer lugar, las disposiciones adicionales deben regular los regímenes jurídicos especiales que no se puedan situar en el articulado, excepciones, dispensas, reservas a la aplicación de la norma, mandatos o autorizaciones no dirigidos a la producción de normas jurídicas y preceptos residuales que no tengan acomodo en otra parte del texto. En segundo lugar, las disposiciones transitorias tienen como finalidad facilitar el tránsito al régimen jurídico de la nueva regulación. Estas disposiciones deben utilizarse con carácter restrictivo y deberá delimitarse de forma precisa la aplicación temporal y material de la disposición transitoria corresponsal. En tercero lugar, las disposiciones derrogatorias contendrán únicamente las cláusulas de derogación del derecho vigente, que habían debido ser precisas y expresas, evitando que convivan varias normas en el ordenamiento jurídico con el mismo campo de aplicación. En cuarto y último lugar, las disposiciones últimas incluirán preceptos que modifiquen el derecho vigente, reglas de supletoriedade, incorporación del derecho comunitario, reglas sobre la entrada en vigor de la norma (cómo en la disposición última segunda que se establece que entrará en vigor a los seis mesas de su publicación en el Diario Oficial de Galicia) y, en su caso, finalización de su vigencia, etc. Para finalizar, la Ley de Portos incluye al final un anexo en el que recoge los puertos e instalaciones marítimas que son competencia de la Galicia y que, por lo tanto, si verano vinculados por la regulación de la presente ley. Los anexos figuran a continuación de los espacios en blanco correspondientes a la fecha y firma. Además, deberán ir numerados con romanos, salvo que sólo haya uno, como es en el caso de esta Ley de Portos. Por lo tanto, podemos decir que el texto de la ley enmarcara dentro de las competencias de la Galicia y se ajusta a los requisitos de la técnica normativa recogidos en el Acuerdo de 30 de Octubre.

14 - Escrito por Antonio López Iglesias el 28/03/2018 13:33

Para la realización del comentario sobre el proyecto de Ley de Portos que llevaremos a cabo a continuación, resulta necesario tener como base a resoluciónde de 5 de noviembre de 2014; de la Dirección General de la Asesoría Jurídica General; por la que se ordea la publicación del Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia de 30 de octubre de 2014, por lo que se aprueban las directrices sobre técnica normativa. En primer lugar resulta necesario analizar si nuestra comunidad autónoma tiene competencia en la materia de puertos sobre la que trata este proyecto de ley. De acrodo con el artículo 149.1.20 de la CE son competencias exclusivas del Estado las materias de puertos de interés general. Por lo tanto este proyecto de ley so será extensible la aquellos puertos de Galicia que no tengan la consideración de puertos de interés general. Por lo tanto podemos concluir en este aspeto que la comunidad autónoma de Galicia tiene competencia para legislar sobre los puertos deportivos y de refugio, que son los destinatarios de este proyecto de ley y que por lo tanto cumple con los requisitos de competencias constitucionalmente establecidos. Esta competencia de la comunidad autónoma para materia de puertos que no sea de interés general aparece regulada en el artículo 27.9 de la Ley Orgánica 1/1981 de él 6 de abril. A continuación analizaremos la estructura del proyecto, la cual tiene que crumprir unhos requisitos de estructura con la finalidad de respetar el principio de seguridad jurídica. En cuanto a este proyecto de ley de puertos a estructura cumple estrictamente los requisitos establecidos por el acordó 30 de octubre de técnica normativa. Lo titulo de la ley cumple con la naturaleza del mismo, ya que se titula el proyecto de ley como ¨´ley de puertos¨lo cual permite identificar perfectamente el obxeto del que trata la ley. El proyecto de ley comienza por las disposiciones generales. A continuación producese la gran división en dos partes; la parte expositiva, integrada por la exposición de motivos, la cual cumple estrictamente con las exigencias de técnica normativa, con una clara denominación de dicha parte que permite la sua identificación de forma precisa, así como un contenido adecuado la esta parte del proyecto de ley, y la incorporación en el mismo de consultas e informes, como puede ser el dictamen del Consejo Economico y social de Galicia.Tamen incorpora otras leyes que permiten una mejor interpretación del proyecto de ley .A continuación la parte dispositiva en la cual estableciera la división en títulos que la sua vez subdividesen en capítulos. El primero de los títulos es el preleiminar dividido en tres capítulos, segueo el título I dividido en dos capítulos, el título II con cuatro capítulos, título III con dos capítulos, titulo IV dividido en cuatro, el título V que se divide en tres capítulos, y finalmente remata el titulado con el título VI dividido en cuatro capítulos, haciendo una suma total de 148 artículos. Finalmete a estructura remata con siete disposiciones adicionales, ocho disposicions transitorias y dos disposiciones finales. Esta estructura cumple los requisitos de técnica notmativa, llevando el contenido de proyecto de ley del mas abstrato al mas concretos, dejando en esta estructura un contenido claro y progresivo, empezando por los titulados perfectamente identificando de forma general el contenido y caminando hacia particularidad en el capitulado y concretando mas en el aticulado. ES preciso tamen comentar una errata que no se puede pasar por alto en la capitulación del título V, que consta de tres capítulos, un capítulo I, de dos capítulos II, ya que el tercero de estos capítulos numeraio cómo segundo en lugar de cómo tercero. Por lo tanto el capítulo II sería el corresponsal al de servicios portuarios, y el capítulo de actividades portuarias e industriales teria que capitularse como capítulo III en el lugar de capítulo II. Este error por insignificante que parezca y necesario lo subsanas para evitar a confusiones que puedan producirse al referenciarse a alguno de estos capítulos. Encanto al conjunto del articulado apreciamos la completitude del texto, acabarcando la totitalidade del obxeto a tratar, así como de los aspectos que teñean una especial relaición con dicho obxeto. De esta forma alcanzara un texto completo, algo necesario, ya que es preciso evitar una regulación parcial del tema a tratar.Apreciamos tamen de esta lectura del articulado en líneas generales permite una lectura clara, existiendo una homoxeneidade de cada uno de los artículos respeto al concepto principal del que versa el proyecto de ley, no existiendo artículos que se extralimiten del obxeto principal de dicho proyecto de ley. Por lo tanto podemos decir que este texto consigue la complititude del mismo sin caer en la heterogeneidad. Observamos tamen cómo cada artículo sigue estrictamente la regla del mas xaeral la lo mas particular, con una división numerada y estructurada en párrafos, facilitando la lectura del mismo. Los artículos presenta esta división en párrafos de forma clara, tenemos para este caso el ejemplo del artículo 62, lo cual versa sobre los concursos, puntualizando en el primero párrafo que Portos de Galicia podrá autorizar concursos para la ocupación de dominio público de puertos, en el segundo punto establece que será Portos de Galicia lo que fije a bases del concuerso, sigue por el apartado tres en el que ya podemos apreciar como artículo va caminando hacia el más particular estableciendo que la publicaicon del concurso se hará en el DOGA, así como que el plazo de presentación de la oferta será de 20 las dice hábiles, remantando en su apartado cuatro y cinco diciendo que resolverá el órgano competente y que la oferta se realizará de acordó con la tramitación del anterior artículo. Vemos en este artículo como va redactando de forma clara y escueta el proceso del concurso. Ahora bien, aunque la maroría de los artículos presentan un reacción clara es cierto que en el texto existen algunos artículos demasiado y extensos lo cual puede dificultar la lectura del mismo, uno del ejemplos es el artículo 128 en su punto tercero lo cual a mi criterio resulta demasiado extenso, pudiendo subsanarse ampliando los partados del mismo artículo. Podemos concluir diciendo que la excepción del error en el capitulado y la existencia de algún artículo demasiado extenso, el texto resulta claro y fácilmente comprensible gracias la una buena estructura, la una redacción de los artículos clara, llevando los temas del mas abstrato al mas concreto y con un lenguaje fácilmente compresnible. Además incluese un listado en el mismo proyecto de ley que enumera directamente los puertos a los cuáles será aplicable este proxeto de ley, dejando así saldada cualquier duda interpretativa que pudiera existir sobre a cuáles puertos se había aplicado este proyecto de ley.

15 - Escrito por Sergio Rodríguez Vázquez el 31/03/2018 17:08

En él siguiente comentario voy a analizar la técnica normativa sobre la Ley de Portos de Galicia, lo primero y más importante eres definir qué eres la técnica normativa. Siguiendo la definición de Sainz Moreno la técnica normativa eres él arte de constituir un ordenamiento jurídico bien estructurado en sus principios e integrado por normas correctamente formuladas. La técnica normativa responde la la exigencia de los principios de unidad, continuidad y seguridad jurídica recogidos en él artículo 9.3 de la Constitución Española (CE). Se centra en buscar la calidad técnica de la norma, usar adecuadamente él lenguaje y en la claridad de la expresión. La técnica normativa sigue un conjunto de directrices que busca la claridad, la coherencia, la homogeneidad, la eficacia de la normas... Todo esto debe usar un lenguaje claro y preciso, de nivel culto pero accesible; léxico común y nunca vulgar; evitar los extranjerismos y construcciones lingüísticas inusuales; priorizar la oraciones en sentido positivo al negativo; adecuar la normas gramaticales y ortográficas con los criterios de la RAE. En la leyes, se debe rehuir de él exceso regulador que, por querer prever toda incidente, acaban suscitando más cuestiones problemáticas que la que resuelven. La regulación sobre la técnica normativa podemos encontrarla en él Acuerdo de él Consejo de Ministros de 22 de julio de 2005 y en Galicia en concreto, en él Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia de 30 de octubre de 2014, donde se fijan todas la directrices de la técnica normativa. En él caso de mi comentario sobre él Proyecto de ley de puertos de Galicia, debemos tener en cuenta que este proyecto de ley ya ha sido votado y entrará en vigor cuando transcurra él periodo de vacatio legis. Debemos fijarnos en primer lugar en él deber ser de la división y él contenido de la leyes. Como regla general debe seguir él siguiente orden: Él Título de la disposición, a continuación, una exposición de motivos, donde se fundamenta la necesidad de la regulación; una parte dispositiva con un texto que se divide en 6 títulos y se compone de 147 artículos; y una parte final, en la que se incluyen siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y de los disposiciones finales y finalmente los anexos. En cuanto a la forma de la división de la parte dispositiva esta se puede dividir en libros, títulos, capítulos, secciones y subsecciones. La división por libros eres excepcional, únicamente en anteproyectos de ley el proyectos de decretos legislativo muy extensos y con vocación de codificar un determinado sector de él ordenamiento jurídico. Los títulos deberán ir numerados con romanos. Los capítulos eres la principal división de los títulos, deben tener un contenido materialmente homogéneo, numerados con romanos y un título que indican él contenido. La secciones y subsecciones se trata de una subdivisión opcional de los capítulos. La secciones entran dentro de la técnica normativa sí los capítulos son muy extensos. La secciones se numeran con arábicos en femenino ordinales y deberán llevar también título. Los artículos se escribirán con números arabigos y llevarán un precepto, a modo de entradilla, él cual indica él contenido de él mismo. Los artículos en el deben ser excesivamente anchos. En caso de que sean complejos y convenga su división deberán dividirse en números. En el eres conveniente que los artículos tengan más de cuatro números ya que dificulta la comprensión de él mismo (cosa que sucede en artículos como él 98, él 115 lo él 118 de la presente ley, donde superan ampliamente esta recomendación). Haciendo referencia al primer apartado de la exposición de motivos cabe destacar que la presente ley de puertos puede ocasionar un conflicto de competencias entre la Comunidad Autónoma y él Estado pues acorde él artículo 149.1.20 de la Constitución, él Estado tienen la competencia exclusiva sobre puertos de interés general. Esto implica que esta ley suelo afecta a los puertos de interés en el general cómo dispone la exposición de motivos. En él según apartado de la exposición de motivos en los dice que la finalidad de la presente ley eres dar cumplimiento la la necesidades expuestas y al mandato establecido en él Estatuto de Galicia. Los puertos, lejos de lo que solían ser, han evolucionado de él ámbito exclusivo de la pesca para convertirse en complejos industriales donde se realizan un importante número de actividades y, como consecuencia, crean una gran cantidad de puestos de trabajo tanto directos cómo indirectos. Por todo esto, eres necesario crear un órgano específico que se encargue de la administración portuaria y asuma la función de regulación de la actividades que engloba. En él tercer punto de la exposición de motivos recoge la estructura de la ley y resume brevemente su contenido, este punto eres de los más importantes al tener en cuenta él análisis de la técnica normativa, pues en los ayuda a comparar sí la estructura anteriormente mencionada coincide con él de la ley. En este caso, la propia ley establece lo siguiente: Él Título Preliminar, se denomina "disposiciones generales". Él Título I, recoge él estaturo orgánico de la entidad pública empresarial de Portos de Galicia y la competencias que en materia de puertos corresponden la la administración autonómica (en caso de que exista en él futuro un problema de competencias). Él título II "planificación, ordenación, obras, medio ambiente y seguridad". Él Título III "de él dominio público portuario". Él Título IV "de puertos deportivos y de zonas portuarias de uso náutico- deportivo". Él título V " Régimen general de prestaciones de servicios y de él desenvolvimiento de actividades comerciales, industriales y de otra naturaleza de puertos". Título VI "Reglamento de explotación y policía, potestades de inspección y seguridad y régimen de sanciones". En la parte final, la la hora de analizar la disposiciones debemos clasificarlas en adicionales, que buscan regular regímenes juridicos especiales en el incluidos dentro de él artículado; transitorias, que buscan regular ciertos supuestos de incompatibilidad en la respuestas que puedan dar la ley anterior con respecto a la nueva ley, normalmente se aplica a situaciones jurídicas que nacen antes de la aprobación de la nueva ley pero que despliegan sus efectos durante la vigencia de la nueva; derogatoria, deroga de forma expresa la leyes anteriores que regulaban la Ley de Puertos de Galicia (en concreto la Ley 5/1994 de 29 de Noviembre; y finales, la cuales habilitan al Consejo de Galicia para desarrollar él reglamento de la presente ley y, una cláusula de entrada en vigor con una vacatio legis de seis meses desde la publicación en él DOGA. Existe un anexo en él que registran qué puertos e instalaciones marítimas son competencia de la Comunidad Autónoma de Galicia, y por tanto, que sobre que instalaciones vamos a aplicar la presente ley. Como conclusión y la vista de todo lo anterior podemos decir que él Proyecto de Ley de Portos, ahora aprobada cumple en principio con los estándares de la denominada técnica normativa tomando en consideración los criterios y recomendaciones que, salvo excepciones bastante puntuales, cumple con los criterios que se pueden exigir de él mismo proyecto.

16 - Escrito por Paula Álvarez López el 02/04/2018 22:21

Para comenzar él análisis de la Ley de Puertos eres necesario precisar, que a pesar de que la Constitución Española en su art. 149.1.20 reserva la competencia exclusiva al Estado en materia de puertos de interés general, sin embargo, él art. 27.9 de él Estatuto de Galicia, permite la la Comunidad Autónoma asumir la competencia en materia de puertos que en el se traten de interés general, puertos de refugio y puertos deportivos. Por ello, mediante la Ley 5/1994, de 29 de noviembre, si creó él ente público Puertos de Galicia dotándolo de personalidad jurídica y patrimonios propios. Él propósito de su creación eres desarrollar y gestionar la funciones y servicios, que en materia de puertos de competencia de la Comunidad Autónoma lee son atribuidos por te la dice Ley, tal y como determina él art. 1 de la mencionada Ley. En la exposición de motivos de esta Ley 5/1994, recoge la importancia de él funcionamiento y la evolución de los sistemas portuarios, representando la actividades relacionadas con él mar un factor fundamental en la estructura socioeconómica de nuestra Comunidad Autónoma. Retomando nuestro análisis de él Proyecto de la Ley de Puertos de Galicia, Ley 6/2017. Procederemos a analizar su división. En primer lugar, se sitúa él Título de la disposición: “Proyecto de Ley de Puertos de Galicia”, tras identificar la disposición, se sitúa él nombre que también forma parte de él título. Seguido por un índice que se ubicará después de él título y antes de la parte expositiva. Por lo que cabe constatar que también se cumple. Lee sigue la parte expositiva, esto eres, la Exposición de Motivos que se trata de la parte en el normativa que precede la la Ley donde se explica su contenido y se exponen razones y fundamentos de la misma, haciendo referencia, así mismo, la la posible incidente de la nueva norma en la aplicación así como vigencia de normas anteriores. En segundo lugar, encontramos la parte dispositiva. Encabezada por un Título Preliminar, la la vez subdividido en tres capítulos . Un Título I “De la organización portuaria de Galicia” fraccionado en de los capítulos y a su vez él primero en seis secciones. Él Título II “Planificación, ordenación, obras, medio ambiente y seguridad”, seccionado en cuatro capítulos. Un Título III “De él dominio público portuario” fraccionado en de los capítulos, ambos subdivididos en de los y cinco secciones. Un Título IV “Puertos deportivos y zonas portuarias de uso náutico-deportivo” dividido en cinco capítulos, él cuarto subdivido en tres secciones. Un Título V “Prestación de servicios de desarrollo de actividades comerciales, industriales y de otra naturaleza en los puertos” dividido en de los capítulos. Por último él Título VI “Reglamento de explotación, seguridad y régimen de la sanciones”. Por tanto, esta Ley cumple él requisito de él Acuerdo, ya que establece él artículo como unidad básica de toda disposición normativa. Así mismo opta por la división de él articulado, en Títulos, Capítulos y Secciones, sin recurrir a los Libros, ya que se trata de una división excepcional. En los títulos se agruparán de forma sistemática los capítulos, además estos deberán ir numerados en números romanos. Requisito que podemos constatar que se cumple. La división en capítulos en el eres obligatoria, sino que se hace por razones sistemáticas, deberán de tener un contenido materialmente homogéneo y una numeración con números romanos así como contar con un Título. Condición que también observamos que se acata. En cuanto a la subdivisión en secciones de los capítulos también se trata de algo opcional, estas se numerarán con ordinales arábigos en femenino y deberán llevar título, en consonancia con él Acuerdo, de nuevo, condición respetada por él presente proyecto. En relación a los artículos, los criterios de redacción básicos hacen alusión a que cada artículo tratará un tema; cada párrafo, un enunciado y cada enunciado, una idea. La información de los artículos, podemos observar que están ordenados de forma lógica, de manera que la idea central se indica en uno primer párrafo, al que lee siguen los necesarios para expresar especificaciones. Por otra parte, constituyen una unidad de sentido completa, en el siendo necesario para comprenderlo acudir al articulo anterior el posterior. Se dota a los mismos de contenido normativo, evitando él empleo de expresiones de posibilidad lo excesivamente amplias que produzcan incertidumbre. Asimismo se numeran con cardinales arábigos, siguiendo una serie única sin alteraciones ni interrupciones, de él 1 al 148. Cada uno lleva un título en cursiva, que indica él contenido el la materia a la que se refieren. Proseguimos la hacer referencia la la parte final. Si estructura en siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una única disposición derogatoria y de los disposiciones finales, cumpliendo con la posibilidad que otorga él Acuerdo. Se establecen unos criterios de prevalencia para elaborar la disposiciones de la misma, de manera que él contenido transitorio debe prevalecer sobre los demás; él contenido derogatorio prevalecerá sobre él final y él adicional y él contenido final prevalecerá sobre él adicional. Sobre la disposiciones en que se divide la parte final si hace referencia la que tendrán que tener una numeración correlativa propia, con ordinales femeninos en letra, y en él caso de haber una única disposición se denominará “única” y además deberán de llevar título. En cuanto a la disposiciones adicionales, estas deberán regular regímenes jurídicos especiales que en el puedan situarse en él articulado, asimismo implican la creación de normas reguladoras de situaciones jurídicas distintas la la previstas en la parte dispositiva; excepciones, dispensas y reservas a la aplicación de la norma el alguno de sus preceptos; mandatos y autorizaciones en el dirigidos la la producción de normas jurídicas y preceptos residuales. Por lo que respeta a la disposiciones transitorias, la mismas tienen como fin facilitar él tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva regulación. Él redactor tiene encomendada la labor de examinar los problemas de transitoriedad que la entrada en vigor de la disposición pueda originar. Estas incluirán exclusivamente y por él siguiente orden los preceptos para regular situaciones jurídicas iniciadas antes de la entrada en vigor de la nueva disposición: los que establezcan una regulación autónoma y diferente de la establecida por la normas nueva y antigua, los que declaren la pervivencia el ultraactividad de la norma nueva, entre otras. En relación a la disposiciones derogatorias, estas contendrán únicamente clausulas de derogación de él derecho vigente, que deberán ser precisas y expresas. En nuestro caso suelo contamos con una única disposición derogatoria. En último lugar, la disposiciones finales, que incluirán entre otros elementos, de acuerdo con un orden: preceptos que modifiquen él derecho vigente, cuando la modificación en el sea objeto principal de la disposición; clausulas de salvaguardia de rango; reglas de supletoriedad; incorporación de derecho comunitario. Conviene destacar que igualmente podrán incluir autorizaciones y mandatos dirigidos la la producción de normas jurídicas, tal y como sucede en él Proyecto de Ley él cual eres objeto de análisis en él presente trabajo, una autorización dirigida al Consejo de la Xunta de Galicia para él dictar cuantas normas reglamentarias sean necesarias para él desarrollo de la Ley. Y por otra parte también podrán incluir reglas sobre la entrada en vigor de la norma, y en su caso, sobre la finalización de su vigencia. Que se realizará fijando preferentemente señalando día, mes y cordero en que haya de tener lugar. En el obstante, podemos observar que en este caso si hace referencia la la entrada en vigor “a los seis meses de su publicación en él Diario Oficial de Galicia. Los anexos deberán figurar a continuación de los espacios en blanco correspondientes la la cierra y la la firma lo firmas, así como titulados. En nuestro caso se incorpora uno, de manera correcta. Bajo la rúbrica “Puertos e instalaciones marítimas de competencia de la comunidad autónoma de Galicia”. Para concluir, sobre los criterios lingüísticos empleados, él texto se encuentra redactado de manera comprensible y asequible. Con un nivel culto perfectamente accesible por todos los ciudadanos. En el obstante, en algunos casos se dificulta la comprensión de él texto por la omisión de signos de puntuación. En el se deja lugar a dudas, tal precisión por ejemplo la podemos encontrar en él ámbito de la aplicación de la misma, ya que un listado de puertos al final de él texto nos indica la cuales se aplica y la cuales en el. Por lo que podemos garantizar que se cumplen los propósitos contenidos de él Acuerdo por él que se aprueban la Directrices de Técnica Normativa, que ponen de relieve la importancia de la calidad y claridad de la disposiciones normativas para su comprensión por la personas destinatarias, ajustándose la la circunstancias de la realidad sobre la que actúan e integrándose en un ordenamiento jurídico ya existente.

17 - Escrito por Jesús Sánchez García el 06/04/2018 11:51

COMENTARIO TÉCNICA NORMATIVA PROYECTO DE LEY DE PORTOS DE GALCIA. Cumpliendo con el principio de seguridad jurídica y sabiendo que Galicia como Comunidad Autónoma tiene competencia para legislar en este ámbito segundo a la Constitución Española en su artículo 149.1.20ª CE, si reserva al Estado la competencia exclusiva en materia de marina "mercante y ... puertos de interés general..." y habilita a las CCAA a asumir competencias en materia de puertos "de refugio, ... deportivos y, en general, las que no deselvolvan actividades comerciales" (artículo 148.1.6ª CE). De acuerdo con el artículo 27.9 del Estatuto de Autonomía de Galicia corresponde a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva en materia de puertos no calificados de interés general por el Estado así como los puertos de refugio y puertos deportivos. Y segundo el 28.6 del Estatuto de Autonomía es competencia de la Comunidad Autónoma gallega el desarrollo legislativo y la ejecución de la legislación del Estado nos tener que la mesa establezca, en materia de puertos pesqueros. En cuanto a técnica normativa, todas las leyes tendrán que cumplir con los requisitos establecidos en el Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia del 30 de Octubre de 2014, por lo que se aprueban las Directrices de técnica normativa. El proyecto de ley del que hablamos en este análisis consta de una exposición de motivos sucedida de un título preliminar y seis títulos más cas sus respectivas subdivisións en sección y capítulos. En la parte última del proyecto de ley tenemos siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria, dos disposiciones últimas y anexos. Una regulación extensa que consta de 147 artículos. Esta distribución estructural se ajusta al citado acordó de 2014 ya que el contenido está ordenado de forma lógica y clara en la que se facilita la identificación de los conceptos. En cuanto a titulación del proyecto de ley, esta es acorde con los preceptos relativos a la técnica normativa ya que permite tanto su interpretación como su cita e interpretación. El mismo tiempo es diferente de los títulos de otras disposiciones en vigor como pueden ser la Ley 6/1987 del 12 de junio, del Plan especial de puertos de la Comunidad Autónoma de Galicia o la Ley 5/1994 del 29 de Noviembre de creación del ente público Portos de Galicia (leyes que fueron derogadas por la aprobación del proyecto que estamos comentando). Hablando de la exposición de motivos, esta tiene como propósito describir el contenido de la disposición, su objeto y finalidad, antecedentes y competencias. En el primero punto de la exposición de motivos se acredita la competencia que tiene Galicia para regular dicha materia. En el segundo punto se habla del por qué de la ley y como se pretende dar respuesta las necesidades expuestas y el mandato establecido en el Estatuto de Galicia. En los dos últimos puntos de la exposición de motivos se hace una breve descripción de los títulos y disposiciones recogidas en la ley. Como ya dijimos la parte dispositiva ven dividida por títulos que son; el “título preliminar” donde vienen recogidas las disposiciones generales (objeto de ley, ámbito de aplicación, definiciones…etc); el título I “De la organización portuaria en Galicia”; el título II “Planificación, Ordenación, Obras, Medio Ambiente y Seguridad”; el título III “Dominio Público Portuario”; el título IV “Portos Deportivos y Zonas Portuarias de Uso Náutico-Deportivo”; el título V “Régimen General de la Prestación de Servicios del Desarrollo de actividades Comerciales, industriales y de otra naturaleza en los puertos”; y por último el título VI “Reglamento de Explotación y Policía, potestades de inspección y seguridad y régimen de las sanciones”. Todos estos títulos su vez están divididos en capítulos secciones y artículos. La división en capítulos no es obligada senon que se hace por razones sistemáticas. Los capítulos del proyecto de ley están correctamente numerados en romanos y con su correspondiente título. El articulado permite una comprensión correcta y coherente gracias la homoxeneidade del texto, yendo del general el particular, del abstracto al concreto, del normal al excepcional y del sustantivo al procesal. Esta homoxeneidade también existe respeto otras disposiciones normativas. Relativo los criterios lingüísticos el texto está redactado de forma sencilla y comprensible, con un nivel culto pero accesible, donde podríamos exceptuar algún artículo como por ejemplo en el título II del capítulo cuarto donde el apartado segundo del artículo 46 consta de frases de 11 líneas sin puntuación, lo cual dificulta la comprensión del texto. Otro ejemplo que me los podría traer la colación sería el artículo 54 en su apartado tercero. Por último pasaremos a comentar las distintas clases de disposiciones. La finalidad de las disposiciones adicionales es la de incorporar aquellas reglas que no puedan incluirse en el articulado sin afectar su coherencia y unidad interna. La finalidad de las disposiciones transitorias es la de facilitar la transición al régimen jurídico previsto por una nueva regulación. Las disposiciones derogatorias contendrán solamente cláusulas de derogación del derecho vigente que deberán ser precisas y expresas evitando que existan en el ordenamiento jurídico diversas normas con el mismo ámbito de aplicación. Estas disposiciones siguen la composición, numeración y titulación establecida en el acuerdo interpretativo de 2014. En las disposiciones del texto se regula de forma adecuada los reximes jurídicos especiales que no tienen cabida en el articulado. También ven recogido al final del texto un listado de puertos a los que le será aplicada la presente normativa dejando así no lugar a dudas el ámbito de aplicación de la misma.

18 - Escrito por Ángel Cabanelas Osorio el 08/04/2018 12:50

Los criterios que se deben utilizar para analizar la Ley de Portos se encuentran recogidos en el Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia de 30 de octubre de 2014, por lo que se aprueban las Directrices de técnica normativa. El primer aspecto en el que nos vamos a centrar para el análisis de la Ley de Portos es su división: .- Primero se sitúa el Título de la disposición. .- En segundo lugar a Exposición de Motivos con sus respectivas divisiones (I, II, III, IV). .- Un título Preliminar (dividido en tres capítulos), Título I (dividido en dos capítulos y su vez en secciones), Título II (dividido en cato capítulos), Título III(dividido en dos capítulos- el primero subdividido en dos secciones y el segundo en cinco-), Título IV (dividido en cinco capítulos - el cuarto dividido en tres secciones -), Título V (dividido en dos capítulos), Título VI (dividido en cuatro capítulos). .- Por último, la parte final de la ley, con siete disposiciones adicionales, ocho disposiciones transitorias, una disposición derogatoria, dos disposiciones últimas y anexos. De esta división de la Ley, podemos decir que se ajusta a los criterios de la técnica normativa. Y una orden lógica que otorga claridad al texto y facilita la identificación de cada uno de sus preceptos dentro de la estructura del texto normativo. Comenzando por el Título de la disposición, es facil identificar su contenido y refleja de manera precisa la materia regulada, ya que está redactado de forma clara, escueta y comprensible. Ahora hablaremos de la Exposición de Motivos, que está dividida en cuatro apartados. En estos, se hace referencia a los antecedentes y necesidades de esta ley, además de aludir a los principios constitucionales que fundametan su elaboración. Hay que destacar que un factor que aporta claridad y concrección a la ley es que en el último apartado se explica la estructura de la nueva norma. De conformidad con el que se establcece en el Acuerdo de 30 de octubre sobre directrices de técnicas normatvas, en el Título Preliminar se recogen las disposiciones Generales, en las que se recogen el obxeto, las pertinentes definiciones y el ámbito de aplicación. En este caso, el articulado estructúrase en títulos, capítulos y secciones. La división en títulos se justifica en que existen disposiciones con partes claramente diferenciadas, como: Organización Portuaria de Galicia (Tít I); Planificación, ordenación, obras, ambiente y seguridad (Tít II); De dominio público portuario (tít III); De puertos deportivos y de zonas portuarias de uso nautico-deportivo (Tít IV); Régimen general de prestación de servicios y del desarrollo de actividades comerciales, industriales y de otra naturaleza de los puertos (Tít V); Reglamento de la explotación y policía, potestades de inspección y seguridad y reximen de sanciones (Tít VI). Hay que destacar que la división en capítulos (los cuales deben tener un contenido homxéneo y constar con números romanos seguidos de un título) no es obligatoria, pero se realiza por razones sistemáticas. Las secciones también están redactadas de forma correcta, numeradas con números arábigos en femenino, seguidas de su correspondiente título. Por el que respeta a la redacción de los artículos, éstos están ordenados de forma lógica, la idea central desarróllase en el primero párrafo y en los siguientes se hacen las especificaciones necesarias (un claro ejemplo se observa en el artículo 127, ya que en su primer apartado se establece la atribución de la inspección y vigilancia de las actividades a la entidad Pública Empresarial de Portos de Galicia, mientras que en los siguientes apartados determina quien deberá llevar a cabo esas funciones y los deberes de las personas titulares de las concesiones y autorizaciones) . En esa enumeración se sigue una serie única sin alteración y con una orden correlativa. Sin embargo, un aspecto que me los podría criticar de la redacción de los artículos es que hay alguno de ellos demasiado extenso, lo que dificultaría su compresión, como el art 119, que tiene catorce párrafos. Ahora, debemos centrarnos en el análisis de la parte final. El primer aspecto a destacar es que para la redacción de las disposiciones de esta parte hay que tener en cuenta que: .- El contenido transitorio prevalece sobre los demáis. .- El contenido derogatorio prevalece sobre lo final y el adicional. .- El contenido final prevalece sobre lo adicional. Por el que respeta las disposiciones adicionales (en este caso son siete), incluén rexímenes jurídicos especiales que no pueden estar en el articulado; implican una creación de normas reguladoras de situaciones jurídicas distintas a las previstas en la parte dispositiva; excepciones, dispensas, y reservas a la aplicación de la norma; mandatos o autorizaciones no dirigidos a la producción de normas jurídicas y preceptos residuales. Las diposicións transitorias por su parte se refieren a las situaciones jurídicas anteriores y establecen las normas necesarias para facilitar la aplicación de la nueva ley (ocho en este caso). A La hora de redactar esas normas, se deben examinar los problemas de transitoriedade y hay que tener en cuenta que su uso es restrictivo. A continuación, figura en este caso una sola disposición derogatoria. Por último, constan las disposiciones últimas que modifican el derecho vigente. La primera de las disposiciones últimas es una autorización dirigida al Consello da Xunta para lo desenvolvemeto de los reglamentos pertinentes y la segunda establece una regla sobre la entrada en vigor de la ley. Respeto a esto, en el acuerdo sobre Directrices de Técnicas Legislativa se alude a la fórmula de que entrará en vigor el día siguiente de su publicación, se debe reservar para cuando la norma debe entrar en vigor de manera inmediata. En caso contrario, el correcto es fijar la fecha señalando el día, el mes y el año. Con respeto el anexo, este adxúnatse de manera correcta, ya que se adjunta después de dos espacios en blanco correspondientes a la fecha y la firma. Incluye una tabla con la relación de puertos e instalaciones marítimas de la Comunidad Autónoma de Galicia. ES necesario hacer alusión a los criterios linguisticos que se utilizaron para llevar a cabo a redacción de esta ley, Podemos decir que se utilizó un lenguaje culto, pero accesible al ciudadano medio. La redacción de los artículos y clara, de fácil comprensión, sencilla y escueta (con la excepción de algún artículo más largo, como se mencionó previamente). Además se emplean tener técnicos cuando es necesario (debidamente recogidos en las definiciones de la Exposición de Motivos). También hay que destacar que a lo largo de todo el texto apreciara la coherencia terminológica, además de una estructura gramatical concreta, sencilla y directa. Por último, pero no por eso menos importante, hay que mencionar que los signos ortográficos están utilizados correctamente a lo largo de todo el texto.

Añadir una opinion

Cubra los campos del formulario y presione en el botón enviar.

Los campos con * son obligatorios.

Últimas opiniones