La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Legisla con nosotros

Proposición de ley por la que se regula la publicidad sanitaria y sociosanitaria de centros y actividades en la Comunidad Autónoma de Galicia

Proposición de ley por la que se regula la publicidad sanitaria y sociosanitaria de centros y actividades en la Comunidad Autónoma de Galicia. (10/PPL-000024)

Opiniones

1 - Escrito por Manuel Herrera Magariños el 29/11/2018 10:53

Estamos ante una Proposición de ley por la que se regula la publicidad sanitaria y sociosanitaria de centros y actividades en la Comunidad Autónoma de Galicia, de la cual haremos un análisis desde el punto de vista de la técnica normativa que se recoge en el Acuerdo del Consello da Xunta de Galicia de 30 de octubre de 2014 y en el Acuerdo del Consejo de Ministros, de 22 de julio de 2005. Primero tenemos que hacer hincapié en su división y contenido. Las proposiciones de ley deben constar de las siguientes partes: título de la disposición, parte expositiva en la que se incluye la exposición de motivos y parte dispositiva en la que está el articulado, la parte final y los anexos. En primer lugar analizaremos el título de la disposición, que debe ser diferente de los títulos de otras disposiciones en vigor, en este caso el título es “Proposición de ley por la que se regula la publicidad sanitaria y sociosanitaria de centros y actividades en la Comunidad Autónoma de Galicia”. Pero hay que hacer un desmembramento del mismo ya que tiene que concretar el tipo de disposición, el nombre y la fecha de publicación. En cuanto al tipo de disposición su función es ubicarnos sobre qué tipo se está tratando, en este caso describe que estamos ante una “Proposición de ley". En el referente al nombre, los indicarán cuál es el objeto y el contenido esencial de la disposición. A mi modo de ver la denominación empleada no se acomoda de forma completa a lo que se dice en la exposición de motivos ya que el nombre empleado es “por la que se regula la publicidad sanitaria y sociosanitaria de centros y actividades en la Comunidad Autónoma de Galicia”, pero se leemos en la parte expositiva en el primero párrafo menciona que el objetivo es la ampliación y reforzó de la normativa de la publicidad de productos, centros y actividades sanitarias, por lo que se excluyen del nombre a los productos sanitarios. En el referente a la fecha de publicación carece de ella porque no fue aprobada por el Pleno. La resolución del DOG nº 219 de 2014/11/14 la cual regula las directrices de técnica normativa, contempla la posibilidad de incluir un índice entre el título y la parte expositiva. En esta proposición no se encuentra índice ninguno, lo que parece una decisión idónea ya que se trata de una disposición que carece de la extensión y complejidad que lo haría necesario. Entrando de lleno en la parte expositiva primero prestaremos atención a su denominación. Este aspecto aparece recogido en la disposición de forma incorrecta ya que no tiene que llevar la nomenclatura “exposición de motivos” al tratarse de una disposición distinta a un Proyecto de ley. En todo caso, aun siendo necesario el empleo de la expresión, estaría reflictido de forma incorrecta ya que no está centrada. En cuanto al contenido, hace una descripción idónea sobre cal es el objetivo y finalidad de la disposición, que sería ampliar y reforzar el marco legislativo de la publicidades de productos, centros y actividades sanitarias en nuestra Comunidad para proteger a la población de posibles engaños que podrían sufrir en el ámbito sanitario. En general la redacción de esta parte es correcta salvo algún error mecanográfico cómo lo que se observa en el párrafo tercero en el que habría que correxir la palabra “constate” por “constante”. Previamente encontramos los antecedentes, las cales están bien situados ya que deben aparecer dentro de la parte expositiva. En cuanto a su contenido, se limita a citar de manera correcta numerosas leyes relativas al tema en concreto. Entramos ahora en la parte dispositiva, en la que se reconoce la existencia de una división en libros, títulos, capítulos, secciones y subseccións que en este caso no procede dada la corta extensión del artículado. Esta proposición está compuesta por 20 artículos, las cales entraremos a analizar. Hay varios aspectos que son objeto de análisis. Comenzaremos con las formalidades a la hora de su apariencia en el texto. Los artículo están bien numerados con cardinais arábigos que van desde lo 1 al 20, siguiendo la orden y sin interrupciones. Los 20 artículos tienen una titulación idónea, clara y escueta sobre la temática específica que regula cada uno. En cuanto a la composición regulada en el apartado 32 de la resolución sobre Técnica Normativa, este texto no cumple todolos requisitos. Si bien la colocación y el empleo de minúsculas, salvo la primera letra de la palabra artículo, son correctas, hay una grande cantidad de errores que hay que numerar. En primer lugar, tras la palabra “artículo” debe ir el cardinal arábigo seguido de un punto y de un espacio y en este texto en todos los artículos salvo en el decimoprimeiro aparece un guión entre ellos. El segundo error es el empleo de la negrita. El tercero error sería la omisión del empleo de la cursiva en el título del artículo y el último error que se puede observar es la presencia innecesaria del punto y final. Se encuentran a lo largo del texto artículado un error general en el relativo a la división de los artículos. En los artículos que hay una división por apartados (art. 6, 7, 11, 15 y 20) aparecen guiones, las cales no están permitidos. El resto de subdivisións parecen ser acordes a la técnica normativa. En el referente aparte final, aparece dividida en disposición adicional única, disposición final y disposición derogatoria. En este caso no respeta la orden prevista en la norma, teniendo que aparecer la disposición derogatoria antes de la disposición final. En cuanto a la nomenclatura de las disposiciones observara que incurre en varios errores: en primer lugar el título de las disposición está escrito en negrita; en segundo lugar sólo debe escribirse con mayúscula a primera letra de la disposción y en último lugar debe ir sucesivo de un punto y en ningún caso de un guión como ocurre en la disposición. Además en la disposición adicional única debería incluirse un título como "Desarrollo y ejecución” escrito en cursiva y sin punto al final. En cuanto a los anexos hay que decir que su ubicación es la correcta pero su nomenclatura no ya que tiene que estar centrado y sin negrita. Debería añadir un nombre que tendría que ir centrado y en negrita que había aclarado de que habla el anexo. Hablando de la enumeración que hace, hay que decir que es incorrecta ya que debería de hacerse con letras minúsculas ordenadas alfabéticamente seguido del paréntesis cerrado. En el último párrafo se podría correxir la cita que se hace al Real Decreto 1277/2003 en el que se economiza empleando la expresión “RD”. Por lo general esta proposición respeta bastante a la técnica normativa aunque a lo largo del texto podemos encontrar una serie de errores formales que deberían ser correxidos para darle una mayor claridad al texto. En el referente al lenguaje, se hace un uso coherente y adecuado para comprensión por parte de toda la ciudadanía.

2 - Escrito por Andrea Gómez Rivas el 09/01/2019 18:54

Las directrices de técnica normativa tienen como objetivo fundamental lograr un mayor grado de acercamiento el principio de seguridad jurídica, mediante la mejora de la calidad técnica y lingüística de las normas de origen gubernamental. Esto se puede lograr mediante el empleo de una depurada técnica jurídica en el proceso de elaboración de las normas. Siguiendo las directrices de técnica normativa que fueron aprobadas el 30 de octubre de 2014 por el Consello da Xunta de Galicia, analizaremos la técnica normativa de la “Proposición de ley por la que se regula la publicidad sanitaria y socio-sanitaria de centros y actividades en la Comunidad Autónoma de Galicia. 10/PPL 000024. Con respecto a competencia sobre la publicidad sanitaria y socio-sanitaria segundo el Estatuto de Autonomía de Galicia aprobado por la Ley orgánica 1/1981, del 6 de abril, se le atribuye a la Comunidad Autónoma de Galicia la competencia exclusiva en materia de publicidad. También, la Ley 14/1986, de 25 del abril, General de sanidad, en los artículos 27 y 30.1 encargo a las Administraciones Públicas el control de la publicidad y propaganda comercial sanitaria para, que se ajuste al criterio de veracidad en el que alcanza a la salud a fin de limitar todo lo que pueda perjudicar a misma y somete la inspección administrativa las actividades de los centros y establecimientos sanitarios. Asimismo, el artículo 41 encargo a las Comunidades Autónomas el ejercicio de las competencias asumidas nos sus estatutos y las transferidas o delegadas por el Estado. En primer lugar, analizaremos la estructura de dicha proposición de ley. Según las directrices de técnica normativa las proposiciones de ley deben dividirse en: un título de la disposición, la parte expositiva, que en este caso, deberá recibir el nombre de “Exposición de motivos” y por último, la parte dispositiva, en la cual se incluye el articulado, la parte final y, en su caso, los anexos. La vista de la expuesto podemos concluir que nuestra proposición de ley cumple con el esquema que toda disposición normativa debe respetar. En segundo lugar, procederemos a analizar el contenido de la disposición. El título de la disposición es correcto ya que comienza con la identificación del tipo de disposición, en este caso, estamos ante una proposición de ley. Además, el nombre del título indica el objeto de la disposición y su contenido esencial de modo que permita hacerse una idea de su contenido y diferenciarlo de cualquiera otra disposición. La exposición de motivos debiera insertar en el texto te correspondí, colocando dicha expresión en el texto y escritura con letras en mayúscula, tiene la función de describir el contenido de la disposición indicando su objeto y finalidad, sus antecedentes y las competencias y habilitaciones en cuyo ejercicio se dicta, haciendo mención a incidente que pueda tener en la normativa en vigor, con especial atención a los aspectos nuevos. En el que alcanza la proposición de ley anteriormente referida, podemos decir, que la expresión “exposición de motivos” no ven centrada en el texto. También cabe decir, que sí establece correctamente el objetivo y la finalidad de la ley, pero por otro lado, no hace mención a incidente que pueda tener en la normativa en vigor. En cuanto los antecedentes que deben incluirse en la exposición de motivos aparecen en un epígrafe independiente, el principio del texto legal. La parte dispositiva cumple la estructura que establece la técnica normativa, ya que consta de articulado, parte final y anexos. Por el que se refiere el articulado, la proposición de ley cuenta con 24 artículos, de los cuales los que contienen las disposiciones generales están ordenados erróneamente según las normas de la técnica normativa ya que establece antes las definiciones al ámbito de aplicación, y además, no sigue un orden sistemático claro y preciso. En el referido aparte final, el texto legal cuenta con una disposición adicional única, una disposición final y una disposición derrogatoria, las cuáles según las normas de la técnica normativa, el tipo de disposición de cada una deberá ir en minúscula, salvo la primera letra de la primera palabra; en este caso no se cumple esta regla ya que las tres disposiciones establecen en mayúscula el tipo de disposición del que se trata. La proposición de ley tiene un anexo, lo cual debe ir centrado, en mayúscula y sin punto, en este caso el anexo está situado en la parte izquierda y no está centrado. Tampoco hay en la parte dispositiva de la proposición de ley una referencia clara y expresa al anexo como establecen las normas de la técnica normativa. Cabe destacar que en el artículo 20 de la proposición de ley que estamos analizando, se cita de manera incorrecta la ley, ya que no aparecen las fechas de las leyes que mencionan y los títulos no van entre comas. También en el anexo citara un real decreto de forma incorrecta, ya que lo citan sin comas tanto en la cierra de disposición como en su nombre. Por último, podemos decir que la proposición de ley en general cuenta con un lenguaje claro, sencilla y precisa, de nivel culto, pero accesible para el ciudadano medio que respeta las normas de uso de los signos ortográficos. Además, es un texto que usa un lenguaje no sexista en cumplimiento de las previsiones contenidas en el artículo 14 de la Ley orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y de los artículos 17 y 18 de la Ley 7/2004, de 16 de julio, gallega para la igualdad de mujeres y hombres. Por todo esto, podemos concluir que se trata de una disposición que cumple las exigencias de la técnica normativa, garantizando así el principio de seguridad jurídica recogido en el artículo 9.3 de la Constitución Española.

Añadir una opinion

Cubra los campos del formulario y presione en el botón enviar.

Los campos con * son obligatorios.

Últimas opiniones