La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

 

Legisla con nosotros

Proposición de ley gallega de reconocimiento y apoyo de las familias monoparentales

05/09/2018 13:03
Proposición de ley gallega de reconocimiento y apoyo de las familias monoparentales. (10/PPL-000022)

Documentos relacionados:

Opiniones

1 - Escrito por Guillermo Juncal Peñas el 05/12/2018 11:29

En este comentario, y siguiendo las directrices de técnica normativa que fueron aprobadas el 30 de octubre de 2014 por el Consello da Xunta de Galicia, procederé al análisis de la técnica normativa de la "PROPOSICIÓN DE LEY GALLEGA DE RECOÑOCEMENTO Y APOYO DE Las FAMILIAS MONOPARENTALES. 10/PLL 000022." En primer lugar, cabe destacar que, el dicho acuerdo a lo que anteriormente hice referencia tiene como objetivo principal conseguir un mayor grado de acercamiento al principio de seguridad jurídica mediante la mejora de la calidad técnica y lingüística de las normas. Para lograr cumplir este objetivo, se hace fundamental una elaboración depurada, coherente y clara de las normas jurídicas puesto que, el contrario, es decir, una redacción obscura y difusa de las normas, dificultaría mucho la aplicación de las mismas y pondría en riesgo el principio constitucional de la seguridad jurídica contemplado en el artículo 9.3 de la Carta Magna. Para proceder a la realización de este comentario de técnica normativa hace falta hacer un análisis pormenorizado y ordeada, de las diferentes partes en las que se divide el texto normativo a analizar. Sobre esto, es importante decir, que una norma o, en este caso, una proposición de ley debe dividirse en las siguientes partes: la) Título de la disposición b) Parte expositiva, que en este caso, deberá recibir el nombre de: "Exposición de motivos". c) Parte final, en la cual se incluya el articulado, la parte final y, en su caso, los anexos. Haciendo una visión genérica de la proposición de ley analizada, podemos decir que, efectivamente, la mesa respeta el esquema básico que toda disposición normativa debe cumplir y, por lo tanto, en este sentido, es una norma, en principio, bien estructurada. Procederé, ahora, a analizar las diferentes partes referidas anteriormente, con el objetivo de conseguir una mejor comprensión de la técnica normativa de esta disposición y de analizar, parte por parte, las diferentes cuestiones que se nos puedan plantear. En cuanto, al título de la disposición, en este caso: "Proposición de ley gallega de reconocimiento y apoyo de las familias monoparentales", se trata de una redacción clara y escueta que refleja con razonable exactitud a materia que se va a regular no contando, además, con siglas o abreviaturas que no son recomendables. En conclusión, esta parte se ajusta perfectamente a las exigencias de las directrices de técnica normativa a las que nos referimos anteriormente. Por otra parte, en relación a la llamada "Exposición de Motivos". Aunque bien separada del título de la disposición con la correspondiente denominación de EXPOSICIÓN "DE MOTIVOS" en mayúsculas, esta debería estar centrada en el texto y no colocada en el margen izquierdo como la encontramos reflejada en la misma. Con todo, se trata de una exposición de motivos bien redactada, sin faltas ortográficas y que sigue una línea coherente perfectamente entendible para cualquiera gracias a suyo lenguaje simple y escueto. A misma hace referencia a diferentes consultas efectuadas, a los principios informes emitidos, etc. Esta información está perfectamente indentificada, en párrafos indpendentes y con unas buenas referencias a los diferentes estudios o institución a los que hace referencia. ES criticable desde el punto de vista de la técnica normativa, la cita que hace, en esta parte a la Ley 3/2011, del 30 de junio, de apoyo a la familia y a la convivencia de Galicia, no tanto por la estruturación de la mesa, que es impecable, sino, en mi opinión por la utilización de Galicia "", en lugar de Galicia "". Considero que la mejor de las formas de citar la dicha ley sería: "Ley 3/2011, del 30 de junio, de apoyo a la familia y a la convivencia de Galicia" puesto que es así como se refleja en el Diario Oficial de Galicia, Núm. 134 del 13 de julio de 2011. Entraremos ahora a analizar la parte dispositiva de la disposición. En primer lugar, se hace una mala redacción del que debería ser el Título Preliminar, que debería enmarcarse bajo el epígrafe "Disposiciones Generales" o algún semejante a Ámbito "y finalidad". En realidad, sí existe el dicho epígrafe pero este está mal ubicado. El correcto, según los criterios de técnica normativa, sería encabezar, los primeros cinco artículos bajo el epígade "TÍTULO PRELIMINAR", seguido, también en mayúsculas y centrado, del epígrafe "DISPOSICIONES GENERALES". Luego de esto, me los entraría a redactar el articulado de este título, siguiendo una orden diferente a que se en los reflexa en esta disposición. Esta, refleja la siguiente orden: 1) Objeto y finalidad (artículo 1) 2) Definiciones (artículo 2) 3) Creación de un Registro (artículo 3) 4) Creación de un carné acreditativo (artículo 4) 5) Ámbito de aplicación (artículo 5) El correcto sería que la orden fuera la siguiente: 1) Objeto y finalidad (artículo 1) 2) Ámbito de aplicación (artículo 5, que debería ser el 2) 3) Definiciones (artículo 2, que debería ser el 3) 4) Creaciones de los órganos referidos anteriormente (deberían ser los artículos 4 y 5) En cuanto a redacción de los artículos en esta parte, esta es en su inmensa mayoría buena, en el sentido de que se adhiere de forma correcta a los criterior de técnica normativa, haciendo las divisiones en el propio artículo con numeros cardinais arábigos y, las subdivisións de estas, en ordinais arábigos de forma correcta. El único detalle a tener en cuenta y que debería ser objeto de modificación es el apartado 1 del artículo 4, puesto que el número "1" está escrito en negriña, y debería estarlo con caracteres normales sin destacar. Esta buena redacción del articulado se refleja en toda la disposición. Siguiendo en el análisis de la parte dispositiva, y toda vez que el error en el primero de los epígrafes referente al título preliminar, todos los títulos posteriores están mal enumerados ya que, lo que corresponde el Título II en la disposición debería ser el Título I y, sucesivamente, todos los demás deberían ir correlativos en relación la esta modificación. Ahora bien, además de esto, los Títulos deberían ir centrados y no en el margen como están todos colocados, además de con su respectivo título también centrado en la línea inferior en minúsculas, salvo la primera letra mayúscula y sin punto. Este error de colocación se repite también en la distribución de los capítulos que también deben ir centrados y con título. Eso sí, todos ellos títulos y capítulos, aunque mal colocados, cumplen los requisitos recogidos en las directrices de técnica normativa, al estar todos ellos bien escritos, sin punto al final, en mayúsculas, numerados con números romanos y títulados de forma correcta. Como me los decía todos los artículos están en su inmensa mayoría bien redactadas, la excepción del artículo 4 a lo que hice anteriormente referencia en la disposición preliminar; y la el artículo 6, enmarcado dentro de Capítulo I. En este, el contenido aparece en la misma línea que el título del mismo, cuando debería ir, eres así se refleja en el resto del articulado, en la línea inmediatamente inferior la de su título. ES criticable, del mismo modo, que la distribución de los espacios entre artículos sea irregular, dando una sensación de desorden que, sin duda, dificulta la lectura a disposición. Por lo que respeta al resto de este articulado su lenguaje es en todo caso correcta, y su redacción clara, componiendo uno todo unitario fácilmente entendible y encuadrable. Por lo que respeta aparte final de esta parte dispositiva y que abarca las disposiciones adicionales y derrogatoria, y últimas. Todas ellas bien estructuradas y ordeadas, respetan las normas de técnica normativa a las que nos referimos. En mi opinión, las referencias a la Xunta de Galicia y al Diario Oficial de Galicia, deberían estar realizadas con su denominación oficial "Xunta de Galicia") y Diario "Oficial de Galicia". Por lo que deberían ser objeto de modificación en los términos anteriormente expuestos. Por último, en el campo de la lingüística, se trata de una disposición que hace, en general, un buen uso de la lengua, con una redacción clara, de fácil comprensión, sencilla y precisa. Además todo el texto guardia una coherencia que se mantiene del principio al final de la disposición, respetando las normas de uso de los signos ortográficos, evitando del mismo modo, el uso de las formas pasivas o reflexivas, empleando en su mayor parte oraciones en sentido positivo que son más fácilmente comprensibles. ES un texto que mantiene el decoro lingüístico y que emplea un lenguaje perfectamente inclusiva y no sexista, en cumplimiento de las previsiones contenidas en los artículos 11 y 12 del Decreto legislativo 2/2015 en materia de igualdad.