saltar al contenido
La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Pilar Rojo reitera que los caminos de Santiago son “símbolos de europeísmo, de progreso y de solidaridad”

 
• La presidenta del Parlamento ejerce como delegada regia en la Ofrenda de la Traslación, en la que denunció la persecución que sufren algunos cristianos por el hecho de serlo, la discriminación de la mujer y la situación de los refugiados
 
• Frente a amenaza terrorista, la respuesta “debe ser la unidad y el consenso, la construcción de un reflexionado equilibrio entre seguridad y libertad”

Santiago, 30 de diciembre de 2015.- La presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo Noguera, ejerció hoy como delegada regia en la Ofrenda de la Traslación, una celebración que conmemora el traslado de los restos del Apóstol Santiago y que “funde sus raíces en la historia más íntima y esencial de España y de Galicia”.  “Una historia –dijo- que permitió forjar nuestra identidad, nuestras costumbres y nuestras creencias y que, por lo tanto, debemos respetar y honrar”.
 
En la ofrenda presentada en representación de Su Majestad el Rey en el transcurso de una ceremonia celebrada en la Catedral de Santiago, Pilar Rojo subrayó que el templo compostelano “es testigo de la construcción de Europa y de la forja espiritual de millares de peregrinos que vinieron hasta sus muros con devoción”.
 
Deuda con el fenómeno jacobeo
 
Agregó Rojo Noguera que “el Camino, o mejor dicho, los caminos, son símbolos de europeísmo, de progreso y de solidaridad”. “Tenemos, por lo tanto, una deuda con el fenómeno jacobeo, que no hay nunca que olvidar, tampoco por parte de los poderes públicos”.

Refiriéndose a la situación que atraviesa la sociedad actual, la delegada regia afirmó que “vivimos momentos de agitación, donde la oscuridad del radicalismo pugna contra la luz de la libertad”. Señaló que “la libertad religiosa no puede verse vulnerada por interpretaciones violentas de ciertas ideas, interpretaciones que particularmente agreden a los cristianos”.
A su juicio, esta situación “nos hace retroceder diecisiete siglos de nuestra historia  y vulnera las bases más elementales del estado de derecho”.
 
Discriminación de la mujer
 
“De igual forma, es inadmisible que persista la discriminación de la mujer, reducida en ocasiones a mero objeto y privada de individualidad”, afirmó Pilar Rojo, que insistió en que “la titularidad de los derechos no puede supeditarse a la condición del sexo de la persona”. “Esta cuestión los parecen elemental, pero se resiste de manera importante en muchos lugares para vergüenza del género humano”.
 
Refugiados
 
Recordó también la delegada regia en su invocación a los refugiados que fuxen de las zonas de guerra y de conflicto, “personas en una especial situación de vulnerabilidad, objeto deseado por las mafias y el crimen organizado”. Para ellos -y particularmente para los niños y niñas “los más débiles y los más necesitados entre los refugiados- reclamó articular los procedimientos y la ayuda necesarios “desde la generosidad y la solidaridad”.
 
Agradeció, en esta línea, el trabajo que desarrollan las instituciones públicas, pero también entidades del tercero sector y de la sociedad civil. “Su compromiso con las personas resulta reconfortante en medio de tantas tragedias personales y familiares”, afirmó Pilar Rojo.
 
Recordó la presidenta del Parlamento de Galicia que el terrorismo se ha convertido en una lacra del siglo XXI, pero apuntó que la “vieja Europa” ha superado otras versiones del mismo en épocas anteriores “desde lo estado de derecho y desde la unión entre las fuerzas del bien”. Se mostró convencida de que “volveremos a triunfar ante las renovadas agresiones a nuestra forma de convivencia; no nos derrotarán porque la verdad y la razón pertenece a los demócratas”.
 
Unidad y consenso frente al terrorismo
 
La respuesta al terrorismo “debe ser la unidad y el consenso; la construcción de un reflexionado equilibrio entre seguridad y libertad, que ayude a protegernos, pero al mismo tiempo salvaguarde el contenido esencial de nuestros derechos fundamentales”.
 
“Enfrentarnos a los que sólo buscan difundir el terror deber a procurar soluciones eficaces, pero sin abandonar las exigencias de la tolerancia y mostrar, así, nuestra superioridad moral con relación a los asesinos intransigentes”, señaló la titular del Legislativo gallego.
 

Saludos, Gabinete de Comunicación del Parlamento de Galicia

Imágenes relacionadas

saltar al pe de página