saltar al contenido
La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Pilar Rojo reitera que “las asambleas legislativas estamos obligadas a dar ejemplo de austeridad al conjunto de los ciudadanos”


La presidenta del Parlamento de Galicia participó en Había pescado (Italia) en un seminario sobre los desafíos de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE)
 
• Explica que Galicia fue pionera en la aplicación de medidas  de austeridad “con el máximo rigor” que luego fueron tomadas cómo “referencia en otros territorios del Estado”
 
• Apuesta por un “esfuerzo pedagógico para explicar qué son y para qué sirven los parlamentos, dada la incomprensión y el desconocimiento que generalmente nos rodea”
 
• Anima a afondar en la aplicación del principio de subsidiariedade a través de los parlamentos regionales
 
Santiago, 9 de diciembre de 2010.- En la actual etapa de “profunda crisis económica, pero también de crisis de valores y de credibilidad de las instituciones, con independencia de las necesarias medidas de ajuste, cuyo diseño e implantación corresponde al poder ejecutivo, las asambleas legislativas estamos obligadas a dar ejemplo de austeridad ante el conjunto de los ciudadanos”, afirmó esta tarde a presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, durante su intervención en un seminario internacional que se celebra en Había pescado (Italia).
 
Rojo Noguera recordó que “en Galicia hemos aplicado esta filosofía con el máximo rigor” a través de un “programa de austeridad en todos los ámbitos, que fue tomado cómo referente en otros territorios del Estado”.
 
En el ámbito específico del Parlamento de Galicia, la titular de la Cámara recordó que nada más asumir esta responsabilidad  implantó un plan de ajuste que permitió recortar  el presupuesto de la institución cerca de un 10%, con recortes en áreas “no vitales”, como personal de confianza, reducción del gasto corriente, supresión de obras superfluas y actos sociales. 
 
Todo eso, acompañado de una reducción salarial del 5% para el personal de la Cámara, de un 10% para diputados, del 12% para portavoces de los grupos parlamentarios y miembros de la Mesa, y del 15% para la presidenta.
 
Necesidad de un esfuerzo pedagógico
 
Con todo, y más allá de los recortes enumerados,
“absolutamente esenciales se aspiramos a ser y actuar cómo auténticos representantes de los ciudadanos”, la presidenta del Parlamento de Galicia también estima preciso un “esfuerzo pedagógico para explicar qué son y para qué sirven los parlamentos, dada la incomprensión y el desconocimiento  que generalmente nos rodea”.
 
Por eso, “al igual que en nuestro entorno se implantan estrategias de alfabetización digital para entrenar las destrezas  de las personas en el uso de las tecnologías de la información, sería conveniente desarrollar medidas de alfabetización institucional  encaminadas a dar a conocer  el funcionamiento del sistema democrático sobre lo que se sustentan nuestras sociedades”.
 
Vigencia de los valores europeos
 
Durante su intervención en el seminario sobre los desafíos de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE), a lo que fue invitada por el presidente del Consejo Regional de los Abruzzos y actual presidente de la CALRE, Nazario Pagano, la presidenta de la Cámara gallega raclamou a vigencia de los valores europeos, “fundamentales para salir de la crisis”.
 
En su opinión, “es el momento de reafirmar el parlamentarismo, el valor de la asambleas legislativas como instrumento para el debate, la transacción y, en definitiva, la lexitimación de la toma de decisiones en la resolución de los asuntos públicos”.
 
Subsidiariedade desde los parlamentos regionales
Además, la cercanía de los parlamentos regionales a las personas que representan supone, a juicio de Rojo Noguera, una oportunidad para la aplicación del principio de subsidiariedade, que aboga por garantizar que la toma de decisiones se afectúe en los ámbitos más próximos a los ciudadanos.
 
La titular del Legislativo gallego considera que “la CALRE debe reafirmar su papel como foro de comunicación y debate para parlamentos hermanos que viven y enriquecen sus democracias nacionales y, por supuesto, para posibilitar el intercambio de criterios y experiencias”. Tátase de lograr “que los trabajos de las cámaras parlamentarias autonómicas sean positivos en el proceso de implementación del principio de subsidiariedade en relación con el trámite de aprobación de la normativa de la Unión Europea”.
 
Afondando en esta idea, Pilar Rojo afirmó que “la CALRE es el escenario acomodado para ejercer el papel de guardián de los poder regionales y del valor de la descentralización política, que son la esencia de la diversidad histórica y participativa de la Unión Europea desde su creación a mediados del siglo pasado”.

Saludos, Gabinete de Comunicación.

 

Imágenes relacionadas

saltar al pe de página