La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Santalices reivindica el periodismo de calidad como “único antídoto capaz de contrarrestar los efectos nocivos de la desinformación”

 
• El presidente del Parlamento de Galicia inauguró en Pontevedra el XVIII Curso Complementario de Comunicación y Protocolo
 
• Recuerda que diputados y diputadas “fueron elegidos en las urnas para ejercer una alta responsabilidad, no para que dediquen su tiempo a tuitear desde el escaño, porque eso pueden hacerlo en otro momento”
 
• Considera que “política y comunicación son dos realidades indisociables” y apunta la necesidad de apostar por la bidireccionalidade, porque “el viejo esquema de la ciudadanía como espectadora de la vida pública pasó a la historia”

Santiago, 18 de abril de 2018.- El presidente del Parlamento de Galicia aseguró esta mañana que “a pesar de las dificultades a las que se enfrentan los medios de comunicación, existe un consenso generalizado que apunta al periodismo de calidad como único antídoto capaz de contrarrestar los afectos nocivos de la desinformación que campa a sus anchas por Internet”.
 
Santalices Vieira pronunció esta mañana a conferencia inaugural del XVIII Curso Complementario de Comunicación y Protocolo y de las VII Jornadas de Comunicación Institucional e Imagen Pública que se celebran en la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de Pontevedra.
 
Reivindicó el presidente de la Cámara gallega el “papel trascendental  de los periodistas y de los medios de comunicación en las democracias avanzadas cómo la nuestra”.
 
En la misma línea, el titular del Legislativo gallego recordó que el Reglamento de la Cámara otorga un papel “determinante” a los periodistas acreditados, hasta el punto de que ni diputados ni público pueden tomar fotografías de las sesiones.
 
Respetar las normas
 
Por eso, Santalices apuntó que “se queremos y aspiramos a dignificar la labor de los parlamentarios, cuido que es bueno respetar las normas. Que los periodistas hagan su trabajo y los diputados y diputadas ejerzan su labor. Fueron elegidos en las urnas para ejercer una alta responsabilidad, la de representar a las gallegas y gallegos en el poder legislativo, no para que dediquen su tiempo a tuitear desde el escaño, porque eso pueden hacerlo en otro momento”.
 
El conferenciante admitió tener la “impresión personal” de que en ocasiones, desde la tribuna de oradores del Hemiciclo “se cuida tanto o más la imagen, la puesta en escena en la búsqueda de una foto, de un plano pensando en la televisión o nos venidlos de Internet, que la oratoria y la calidad del discurso”.
 
Política y comunicación, realidades indisociables
 
Con todo, Santalices insistió en que “política y comunicación son dos realidades indisociables, más nos nuestros días”, y apostó por la “comunicación en el sentido más amplio, contando con los nuevos medios y con las nuevas demandas sociales”. Apostó por una relación bidireccional, porque “aquel viejo esquema en el que la ciudadanía contemplaba la vida pública cómo espectadora pasó a la historia”.  “Quien no vea esta realidad o se niegue a aceptarla tiene o tendrá serios problemas”, aseveró.
 
Recordó Santalices Viera que para avanzar en esa dirección, se aprobó en 2015 la Ley de iniciativa popular y participación ciudadana en el Parlamento de Galicia, que contempla diferentes posibilidades para que gallegas y gallegos tengan un papel proactivo en el Legislativo autonómico.
 
Entre las cualidades, que  a su juicio, deben reunir diputadas y diputados, el presidente del Parlamento enumeró las siguientes: saber comunicar, capacidad para conectar con la gente, entender los problemas y procurar soluciones; disponibilidad (“un diputado no es un empleado que trabaja de ocho la cuatro”); coherencia, honestidad, credibilidad, proactividade; visión de futuro y capacidad de anticipación.
 
“Mudaron las formas, pero la esencia permanece. La política hecha por las personas y para las personas, dentro de un marco normativo aceptado y respetado por todos. Nada hay inamovible, ni siquiera las leyes. Pero principios como la orden, la cortesía y el respeto, esencias del protocolo a los que muchos de ustedes se dedican, deberán prevalecer siempre que aspiremos a seguir viviendo en democracia, al amparo de la ley y del Estado de Derecho”, afirmó el presidente de la Cámara gallega.
 
Santalices concluyó su ponencia invitando a los participantes a analizar si el protocolo actual contempla para diputadas y diputados un tratamiento acorde con la representación democrática e institucional que las urnas les otorgan.
 
Durante su intervención Santalices Vieira compartió también datos referidos a la historia del Parlamento y a los cambios registrados a lo largo de los 36 años transcurridos desde la sesión constitutiva de la Cámara, que tuvo lugar el 19 de diciembre y 1981 en el Pazo de Xelmírez, cedido por el Arzobispado de Santiago de Compostela.
 
 
 

Saludos, Gabinete de Comunicación del Parlamento de Galicia.

Imágenes relacionadas