saltar al contenido
La versión en castellano es una traducción automática. Si encuentra algún fallo, por favor, envíenoslo a : tradutor@parlamentodegalicia.es

Santalices insiste en “que Galicia tiene una deuda impagable con la emigración” por su dimensión económica, social y cultural

 
• El Parlamento de Galicia entregó hoy su Medalla a la emigración gallega en su conjunto, representada por la Comisión Delegada del Consejo de Comunidades Gallegas
 
• “La emigración gallega se enfrenta ahora al reto de preservar  su legado material y mantener viva su memoria”
 
• El presidente del Parlamento apunta que estas Medallas deben reafirmar “el deber y el compromiso de seguir creando las condiciones para que emigrar sea sólo, ahora o en el futuro, una opción voluntaria, en una un deber”
 
• Anima a seguir alentando el retorno de los descendientes de los emigrantes gallegos, “con los que compartimos valores, cultura, idioma y sentimientos, garantizas de una integración efectiva”

Santiago, 6 de abril de 2019.- Las medallas del Parlamento de Galicia, que este año reconocen al conjunto de la emigración gallega, fueron entregadas este mediodía a las 14 entidades que integran la Comisión Delegada del Consejo de Comunidades Gallegas, como legítimos representantes de la emigración gallega de todos los tiempos.
 
El presidente de la Cámara, Miguel Ángel Santalices Vieira, señaló que “seguramente por vez primera, Galicia entera, la representada en este Parlamento, distingue y galardona  la emigración gallega, la gran epopeya del pueblo gallego”.
 
Recordó Santalices el intenso sentimiento de desarraigo propiciado por la emigración, al igual que la “permanente ansia de retorno” que sólo pudo materializar una minoría.

Fenómeno transversal
 
“La emigración gallega –afirmó Santalices- es un movimiento de dimensiones inconmensurables, protagonizada por no menos de dos millones de paisanos nuestros y sólo superada en magnitud por la irlandesa”, un fenómeno transversal que afectó a todas las clases sociales, aunque su incidente fue “inversamente proporcional al nivel de renta”.
 
En el discurso que dio paso a la entrega de las medallas, el presidente del Parlamento insistió en que “Galicia tiene una deuda impagable con la emigración, con variables en el ámbito económico, en el social, en el cultural y en tantos otros como alcanzar poda nuestra imaginación”.
 
De la dimensión económica de la emigración, Santalices citó el envío de remesas que permitieron redimir foros, comprar tierras e inmuebles, construir o arreglar casas y explotaciones, implantar negocios o mismo ayudar a mecanizar el campo.
 
Recordó que la emigración constató la importancia de la educación y la formación como vía de progreso. En este sentido, y emigración impulsó iniciativas filantrópicas al otro lado y aquén del mar, en forma de entidades asociativas, centros asistenciales y de formación, como los cientos de “escuelas de indianos”  desparramadas por todo el territorio de Galicia. Gracias a las remesas de la emigración, muchas jóvenes y chicos gallegos pudieron cursar sus estudios.
 
En el ámbito cultural, el titular del Legislativo autonómico apuntó que fueron numerosos las figuras de la cultura gallega que pasaron buena parte de sus vidas fuera de la Galicia territorial, donde dieron forma a obras singulares de la literatura o del arte gallega. “Somos deudores –agregó- del impulso el patrocinio que la emigración la prestó a iniciativas como la Real Academia Gallega, el Himno Gallego o la edición de infinidad de libros, por citar sólo tres del que podría ser una infinita estela de ejemplos”.
 
Constató también el orador que la emigración “acogió con los brazos abiertos nuestros exiliados”  y cobijó el nacimiento del Consejo de Galicia.
 
El reto de preservar el legado
 
A juicio de Santalices Vieira, “la emigración gallega se enfrenta ahora la un reto nunca antes conocido: lo de preservar su legado material, mas también lo de conservar y mantener viva su memoria, inmaterial pero igual de valiosa”. “Sirva esta Medalla –insistió- para apoyar y alentar los protagonistas de esa tarea titánica”.
 
El presidente del Parlamento consideró que este homenaje a la emigración gallega propicia “el deber y el compromiso de trabajar sin desmayo y seguir creando las condiciones acaídas para que emigrar sea sólo, ahora o en el futuro, una opción voluntaria, y nunca un deber casi ineludible”.
 
Inmigración
 
En su discurso, Santalices se refirió también a la inmigración, “que trae zumo nuevo la una Europa vieja; inmigración necesaria, pero inmigración ordenada, respetuosa con la ley y siempre integrada en las sociedades de acogida”. En esta línea, animó a “seguir alentando el retorno de los descendientes de nuestros emigrantes, retornados con los que compartimos valores, cultura, idioma y sentimientos, siempre garantizas de una integración efectiva”.
 
El acto dio comienzo con la lectura, a cargo de la secretaria de la Mesa del Parlamento, Raquel Arias, del acuerdo de concesión de la Medalla a la emigración gallega. Los representantes de las 14 entidades que recogieron la distinción firmaron previamente en el Libro de Oro del Parlamento. El acto remató con la intervención del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y la interpretación del Himno Gallego.
 
Saludos, Gabinete de Comunicación.
 
 

Imágenes relacionadas

saltar al pe de página